James Bond, ¿tú a quién quieres más, a John Barry o a Shirley Bassey?

Por Ana Rodríguez, @mmetafetan

 

Está claro que estoy hecha una hater de Sam Smith en toda regla. Nada más saber que será el intérprete de la canción de la nueva película de James Bond he pensando si no había nadie mejor. En julio, al poco de publicarse el trailer de Spectre, se rumoreó que podría ser Radiohead, lo cual hubiera sido curioso, y meses antes, Noel Gallagher se había propuesto a sí mismo (qué sencillo es este chico). Pero no: tenemos triste para largo.
Alguno se preguntará qué importancia tiene el intérprete del tema de James Bond y yo le diré que mucha: es lo que tiene haberse criado con sus películas. Aunque probablemente nadie la elegirá como su saga favorita y parezca que ves la misma película una y otra vez (villanos extravagantes, cachivaches, un martini agitado, chicas estupendas…), los de mi generación reconocerán que hay dos elementos indispensables en nuestra educación «artística»: el diseño de los créditos iniciales, toda una seña de identidad que suele resumir la esencia y el clima de la película, y la canción principal.
53 años y un montón de temas míticos que están en la memoria de muchos. Ahí va un repaso de los que yo creo que son los más destacables.

1962 – James Bond Theme, Monty Norman
Antes que John Barry, el principal compositor de sus bandas sonoras, estuvo Monty Norman, que compuso para la primera película, James Bond contra el Doctor No, un tema principal que se convirtió en el emblema de la serie, el que marcó el estilo y los leitmotivs de las composiciones posteriores. ¿Quién no piensa en ella cuando se menciona al superespía?

 

1964 – Goldfinger, Shirley Bassey
Desde Rusia con amor nos dejó un tema olvidable. Pero no pasa nada porque con la tercera película de James Bond llega primer tema interpretado por la mítica cantante que todos identificamos con el superagente y que marcó el estilo de las canciones posteriores: la gran Shirley Bassey. Años después cantó Diamonds Are Forever (1971) y Moonraker (1979), ligando así su nombre a la saga. Propellerheads aprovecharon esta vinculación a finales de los 90, en su canción History Repeting.

 

1969 – On Her Majesty’s Secret Service, John Barry
En la novena película, 007 al servicio de su majestad, se produjeron dos peculiaridades: el tema principal no lo interpretó ningún cantante, y Sean Connery se dio un descanso, cediéndole el papel a George Lazenby, un modelo australiano que decidió no repetir en la siguiente entrega.
Propellerheads hicieron su segundo homenaje a la saga, reinterpretando el tema. ¿Por qué nadie les dio una oportunidad en la pelis de Pierce Brosnan?

 

1973 – Live and Let Die, Paul McCartney & Wings
Además de Shirley Bassey, en películas anteriores también se recurrió a artistas que despuntaron en los años 60, como es el caso del vozarrón de Tom Jones en Thunderball (1965) y de la olvidada Nancy Sinatra en You Only Live Twice (1967).
Con el paso a los 70 y aprovechando los guiños al blaxploitation, el tema principal se tornó psicodélico de la mano de Paul McCartney, que acababa de iniciar su carrera en solitario junto a su mujer, tras la separación de The Beatles. Resultado: un tema con una evolución de tempos y una parte instrumental que es para hacerle la ola.

 

Tras este experimento, volvieron a cauces estilísticos menos arriesgados como el pop ye-yé de Lulu en The Man with The Golden Gun (1974) o la balada pura y dura de Carly Simon para The Spy Who Loved Me (1977), Nobody Does It Better.

1985 – A View to Kill, Duran Duran
Pese a lo que digan los nostálgicos, los años 80 son una década muy dura en algunos aspectos musicales, sobre todo por culpa de ese maldito saxofón que te acecha. Tras los intentos pastelosos de Sheena Easton con For Your Eyes Only (1981) y Rita Coolidge con el tema de Octopussy (1983), All Time High, el nuevo romanticismo salvo esa caída en picado con Duran Duran, sus sintetizadores y sin el instrumento de metal del demonio. Un tema que no traiciona a ninguno de los implicados: ni a James Bond, ni a Duran Duran.

a-ha repitió fórmula, con un resultado decente, en The Living Daylight (1987), y Glady Knight deshizo lo conseguido con esa ful que es Licence to Kill (1989)

2002 – Die Another Day, Madonna
La etapa Pierce Brosnan no tuvo decepciones a nivel musical en cuanto a la elección de las intérpretes: Tina Turner en Goldeneye (1995), Sheryl Crow en Tomorrow Never Dies (1997) y Garbage en The World Is Not Enough (1999) convencen, más o menos en función de los gustos musicales de cada uno.
La colaboración de Madonna en la última de ellas destacó siempre, porque elegir a la reina del pop siempre llama la atención: por su controlada controversia, su capacidad para crear hitazos… De las capacidades musicales de Madonna yo siempre dudo pero de su olfato para elegir productores no. En aquella época era Mirwais su mago: así cualquiera.

2008 – Another Way to Die, Jack White y Alicia Keys
Tras la olvidable canción de Chris Cornell, You Know My Name (Casino Royale, 2006), llegó la que es, para mi gusto, la apuesta más arriesgada (sobre todo por la elección de Jack White). Era difícil que saliera un truño, la verdad. Ambos consiguen uno de los mejores temas gracias a que contagian a la canción de su carácter. Su virtuosismo instrumental (ella al piano y él a la guitarra y a la batería) y las vibrantes solos instrumentales hacen el resto.

2012 – Skyfall, Adele
El último temazo compuesto para las aventuras de James Bond, en el que Adele (casi casi) conseguía ponerse a la altura de Shirley Bassey. Es además la única canción de la serie que ha conseguido un Oscar, que coincidió con el 50º aniversario de 007.

La manera perfecta de abrir y cerrar las canciones de James Bond. A saber qué nos depara la próxima.


2 Responses to “James Bond, ¿tú a quién quieres más, a John Barry o a Shirley Bassey?”

  1. No sé por qué las que más recuerdo son Licence to kill de Gladys Knight o Goldeneye de Tina Turner

    • Yo creo que por edad Licence to kill es de las películas que más podemos recordar, aunque las otras las hayan puesto tropecientas veces en la tele.
      La de Goldeneye es un temón, que una es muy devota de Tina Turner, pero es que la de Madonna, con sus toques electrónicos, el que sea la reina del pop, la posibilidad de meterme un poco con ella (lo reconozco XD) me parecía un poco más reseñable

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies