From Hell, de Alan Moore y Eddie Campbell

Por David Rodríguez, @davidjguru

“Quien con monstruos lucha cuide de no convertirse a su vez en monstruo. Cuando te asomas al interior de un abismo, el abismo se asoma también a tu interior”.

Friedrich Nietzsche, Más allá del bien y del mal

 

Primera dimensión

En el otoño de 1988 un guionista de cómics busca el gran relato, el gran ejercicio de construir una historia solvente, rica y que no necesite una solución concreta. Piensa mientras está delante de la televisión: la reina de Inglaterra ofrece un soporífero discurso. A partir de los eventos del centenario del caso de Jack el Destripador encuentra un libro de referencia sobre el tema: Jack the Ripper, The Final Solution de Stephen Knight, un joven periodista del East London Advertiser. La vida del propio periodista parece una continuación del acontecimiento: traiciones, golpes, delaciones, tumores cerebrales sobrevenidos, retractaciones sorpresa de algunos participantes y censura. La realidad parece danzar en torno al asunto.

Se decide a investigar. Sin tener como objetivo la búsqueda de una solución, simplemente considerando que los asesinatos no son como en los libros, apenas una consecuencia, una coordinación de significado y forma, abstraidos sobre cualquier resolución cierta.

Camina, lee, entrevista, se documenta.

Alan_Moore

 

 

Segunda dimensión

Un príncipe inglés llamado Alberto Víctor, de gustos un tanto complejos, deja embarazada a una compañera de juegos. Nacerá una hija prohibida, secreta, imposible. La implacable reina Victoria es informada. Ordena inmediatamente separar a la pareja y encerrar a la madre. La hija quedará en manos de un pintor amigo de la familia real.

Un grupo de prostitutas se propone chantajear al pintor: redactan una torpe carta donde le exponen su propuesta: dinero a cambio de guardar silencio. La misiva llega hasta las manos de la gran reina, que convoca al principal médico de la corona: Sir William Withey Gull.

La gran reina lleva muchos años trabajando en la construcción de una gran red familiar que domine Europa a través de matrimonios de sus hijos y nietos con otras casas reales y no quiere ningún impedimento en su gran plan. La instrucción es sencilla: todo aquel que tenga relación con el intento de chantaje, debe desaparecer.

Victoria001

 

Tercera dimensión

Desde el principio, el mundo fue eminentemente matriarcal. Mujeres que reinaban, mujeres que comandaban ejércitos, que gobernaban y administraban justicia. Pero en la historia de los reinos y los imperios se fue produciendo un desplazamiento: los hombres querían expulsar a la mujer del centro de todas las cosas. El sol deseaba prevalecer sobre la luna y las diosas de la fertilidad fueron expulsadas de los panteones.

Cuando la reina Boudica, jefa guerrera de los icenos, propone a los romanos una nueva alianza en base a la futura sucesión de sus hijas en el trono, estos se burlan de ella e intentan poner sus condiciones: el reino solo podrá heredarse en hombres. Ante la negativa de la reina, los romanos la azotaron y violaron a sus hijas. La reina lideró un movimiento insurgente que devoró legiones romanas enteras, arraso varias ciudades (entre ellas la Londres de entonces) y conmocionó la mitad de la isla.

En el museo de Londres existe una roca que muestra los diferentes estratos del suelo y subsuelo de la ciudad. Una capa de color negro de casi dos centímetros presenta la marca de la destrucción de la ciudad en tiempos de la guerra de exterminio decretada por la reina Boudica.

Solo un ejemplo de los movimientos entre géneros para expulsar, consolidar y recuperar el poder a lo largo de milenios y de diferentes culturas. Dos mundos diferentes, dos hemisferios cerebrales, lo apolíneo y lo dionisíaco. Y una suerte de edificios de extrañas formas a lo largo de una gran ciudad llena de símbolos y tragedias, de capas de dolor superpuestas.

La única posibilidad de intelectualizar la abyecta misión, de darle un sentido trascendente.

gull

Cuarta Dimensión

Charles Howard Hinton, hijo de un amigo íntimo del doctor William W. Gull prepara una obra donde reflexiona: ¿Y si existiese una realidad más allá de la nuestra? ¿una construcción de cuatro dimensiones? Debería ser entonces el tiempo solo una percepción de los seres tridimensionales, fuera de cuyo espacio el tiempo no sería más que una sucesión de eventos convergentes e incluso solapados, que vuelven y vuelven a repetirse, como diferentes capas geológicas. Capas de dolor y de guerras, de muerte y de destrucción.

¿Te suena este discurso? Es una de las explicaciones que da el ex-agente Rust Cohle (Matthew McConaughey) a sus interrogadores durante el capítulo cinco de esa primera temporada tan absoluta. (Solo el audio, al parecer la HBO no permite que se reproduzcan vídeos relacionados con True Detective desde otras webs :-/)

 

La primera víctima de Jack el Destripador aparece a finales de agosto de 1888. En agosto de 1888 en Braunau, Austria, una pareja concibe sin saberlo y entre pesadillas a un futuro hijo al que llamarán Adolf.

 

¿Quinta dimensión?

Una obra en blanco y negro, sin color alguno. Sin vida, de maneras toscas. Y tosca y sin color alguno como el Londres de la época, un verdadero infierno. Una cultura podrida que llamaba “mujeres de vida alegre” a mujeres esclavizadas y humilladas que solo encontraban la posibilidad de la prostitución como salida. Una demonización de la clase obrera décadas antes de que el Tatcherismo marcase el odio contra los “Chavs”.

Desde la primera reina de Europa hasta la última de las prostitutas del East End londinense. Un infierno recreado en una obra magna, de la cual recomiendo especialmente su edición blanca con más material, más anexos y una inmejorable traducción por parte de José Torralba, médico de formación, lo que hace que la traducción y la terminología clínica sean mucho más exactas.

Y tú, ¿que dices? ¿no hay ayuda para el hijo de la viuda?

 rust_cohle

From Hell como una de las referencias de True Detective: http://www.zonanegativa.com/true-detective/

Post scriptum: Gracias a Javier Baena, por mostrármelo.

 


2 Responses to “From Hell, de Alan Moore y Eddie Campbell”

  1. Black&white says:

    Muy trabajado y muy bien escrito. Sin duda uno de los mejores cómics de la historia junto a Watchmen, también de Moore.
    Muchas gracias por escribirlo.

  2. […] en cine y series sí hubo muchas repeticiones, en cómics y libros sólo ha habido una: “From Hell“, de Alan Moore y Eddie Campbell. Daniel y davidjguru nos la recomendaban, y es que esta obra […]

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies