Thanos / Infinito: por amor a la muerte

Por Scott Burton

Detrás del odio suele estar el amor, o mejor dicho: la persecución sin éxito del mismo. Tras el odio y la ira suele haber ignorancia, prejuicios, frustraciones y, en definitiva, una búsqueda insatisfactoria de realización. Algo así debió pensar Jason Aaron (uno de los mejores escritores jóvenes de Marvel) cuando hace un año decidió re-explicar con todo lujo de detalles la historia de Thanos, uno de los villanos más poderosos del universo Marvel y, además, uno de los más respetados y populares gracias a la próxima entrega de Los Vengadores en pantalla grande.
Creado por Jim Starlin durante su época universitaria y, tras una primera época donde el personaje pasó sin pena ni gloria, el autor lo resucitó para “El guantelete del infinito” y sus tres secuelas. A partir de ahí la figura empezó a tener cierta importancia, lo cual desembocó en serie propia. Ya dedicamos un extenso artículo a las estrechas relaciones creativas entre el LSD, Marvel y el trabajo realizado por Jim Starlin como heredero y gran defensor del trabajo cósmico de Jack Kirby. Podéis leerlo aqui. También hay que decir que la historia de Thanos como personaje ha sido bastante irregular, desempolvandolo de vez en cuando hasta llegar a esta rebautización y revalorización a la que asistimos. Curioso es saber que durante veinte años el personaje únicamente estuvo en manos de Starlin, padre e hijo unidos en la creación artística.

CIBASS Jim Starlin y una figura de su legendaria creación Thanos

Jim Starlin y una figura de su legendaria creación Thanos

Con dibujo y entintado de Simone Bianchi, Jason Aaron intenta indagar en Thanos / Infinito en el nacimiento y desarrollo de Thanos como personaje. Repudiado en un principio por su propia madre, el villano pronto es también marginado por gran parte de sus compañeros debido a su intelecto superior al del resto de semejantes, así como por su extraño aspecto mutado.
El sentimiento de incomprendido hace que Thanos pronto empiece a buscar preguntas en la ciencia, cazando y matando pequeños animales para saciar su sed de conocimiento, apetito que empieza a crecer hasta convertirse en un asesino de todo tipo de especies, incluidos sus semejantes. Siendo apenas un adolescente, Thanos pone su particular broche de oro de cacerías y matanzas asesinando a su propia madre.
Tras este terrible acto, Thanos viaja durante años por toda la galaxia, acostándose con mujeres de todas las especies galácticas, procreando y aniquilando seres por placer. De este modo intenta llenar el vacío interior del que adolece desde casi su niñez, cuando su padre lo ignoraba por estar siempre ocupado en su laboratorio y cuando sus compañeros se mofaban por su extraño aspecto y su intelecto fuera de lo común. Como era de esperar, Thanos no es capaz de tapar los agujeros de su alma con matanzas y con sexo, con lo que su furia se hará cada vez más grande, así como su distanciamiento con el resto de criaturas medias del universo.

CIBASS Portada de Thanos infinito

Portada de Thanos: Infinito

Aaron empuña el lapiz de guionista con un ritmo ágil pero sin escatimar en detalles, haciéndonos casi participes de la creación del mayor asesino de la galaxia. Hábilmente razona y explica como una “persona” puede convertirse en un salvaje sediento de sangre siempre que el contexto sea el adecuado, si como en este caso, se trata de alguien tan peculiar como el personaje de Thanos las consecuencias pueden ser tenebrosas. El guionista intenta meterse en la mente de un asesino de calibre galáctico para explicarnos la psicología de un super villano, en unas páginas lo consigue con éxito y en otras no tanto.
Aaron obvia al catálogo de personajes secundarios de Thanos que creó Jim Starlin, bien para centrarse en los traumas y frustraciones del villano o bien para alejarse y dar un toque actual a tan clásico personaje.

Sobresaliente es el calificativo que pondríamos al trabajo de Simone Bianchi, mezclando tinta y edición por ordenador con unos resultados completamente espectaculares. Consigue Bianchi encajar las diferentes etapas de Thanos (bebé, niño, adolescente u adulto) con una coherencia gráfica pasmosa y el italiano acaba por convertirse en una de las principales razones para hacernos con este tomo de Marvel.

CIBASS Representación clásica de Thanos

Representación clásica de Thanos, el titán loco

Como suele ocurrir con personajes tan exageradamente poderosos, si bien el cómic ahonda en la vida del súper vilano galáctico, esta indagación o investigación hace que las partes más oscuras del personaje, aquellas que no se definían y que sólo formaban parte de la imaginación de cada lector acaben explicándose en vez de sugiriéndose. Estas descripciones detalladas de la vida y las motivaciones de Thanos resultan curiosas y entretenidas, pero a la vez matan el morbo del personaje y aunque no hay sobre explicaciones quizás era mejor pensar que Thanos es un asesino por naturaleza, debido a no sé qué razón sin explicar, más allá de darle un tratamiento de matón de colegio venido a más. Al final la lectura es siempre la misma en cualquier galaxia lejana o en la tierra: si eres un marginado puedes acabar obsesionado con el gimnasio, las artes marciales o aniquilando galaxias. Al menos la opción que hoy nos cuentan Aaron y Bianchi es gráficamente aventajada y placentera como lectura.

puntuacion flash


Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies