‘Días del futuro pasado': Singer, los mutantes y el producto redondo

Hijos de la edad del átomo, seres superiores destinados a heredar la tierra como especie dominante sobre su antecesor el homo sapiens. Niños nacidos con un cambio en el genoma que pertenecen a una nueva estirpe: Los mutantes. Ya sabemos como empieza todo esto. Así que me honra y me llena de alegría volver a posar mis manos sobre la última gran obra mutante, la adaptación de una de las más clásicas historias (y breve -apenas dos números de ‘Uncanny X-Men‘ 141 y 142-)  de la saga como es ‘Días del futuro pasado‘. Era una etapa de esplendor en la franquicia mutante, los días de vino y rosas de Chris Claremont y John Byrne (1981) y que dieron lugar a este relato en forma de futuro distópico donde los centinelas habían heredado la tierra y se dedicaban a cazar mutantes para impedir la expansión del homo-superior. Y he aquí que de repente tengo en mis manos la adaptación de Bryan Singer de la mítica historia. Por fin puedo disfrutarla.

CIBASS Días del futuro pasado Hank McCoy vs Lobezno

 

Tras un tiempo apartado de la saga a la que hizo grande, Singer vuelve a coger el timón de X-Men. Atrás quedaron dos filmes rodados tras su marcha: una entretenida pero simplona tercera parte (con el entretenido pero simplón Brett Ratner) y una refrescante cuarta parte titulada ‘Primera generación‘, donde el joven pero sobradamente preparado Matthew Vaughn nos demostraba que se podía sacar mucho jugo a una saga que en cualquier otra franquicia empezaría a oler.
Once años después de su última incursión en la cinematografía de los mutantes el hombre tras la genial ‘Sospechosos habituales‘ nos entrega ‘X-men, días del futuro pasado‘. Blu-ray introducido en mi reproductor Samsung me dispongo a adentrarme en el maravilloso mundo de los mutantes de la Marvel en perfecto HD. Más vale tarde que nunca.

En esta quinta película (qué rápido pasa el tiempo, aun recuerdo cuando alquilé la primera) los personajes de la trilogía cinematográfica mutante se unen a los de ‘Primera generación’ -ellos mismos en el pasado- para intentar cambiar juntos un importante acontecimiento histórico. Una historia que a priori resulta muy atractiva y que en manos de este director (junto al clásico elenco de actores que ha puesto cara a los X-Men en la gran pantalla) resulta más que interesante.

CIBASS Días del futuro pasado con Mercurio

Con un ruidoso comienzo que excitaría a unos, pero que a mi me descoloca un poco, me doy cuenta de que estamos en 2014 y de que los efectos especiales de esta película son sobresalientes, Singer quiere coger al espectador medio por los huevos y nada mejor que hacerlo con una buena entrada. Pero ‘Dias del futuro pasado’ no es los ‘Transformers’ de Bay, estos mutantes tienen unos diálogos pausados y con enjundia, característica que vimos en las anteriores películas (al menos en las de Singer y la de Vaughn) y que aquí se vuelve a constatar.

Singer coloca (y mueve) la cámara como un virtuoso, comparable en momentos al maestro Fincher (David), en unos decorados maravillosos tanto en el futuro, como cuando los mutantes de la casa de las ideas se encuentran en plenos años setenta. La película se vuelve hipnótica por momentos en escenas como la cámara lenta en el pentágono, la tensión sexual entre Fassbender y Lawrence o la escena del campo de béisbol cayendo sobre la Casa Blanca con los centinelas alrededor. Los nerds han debido esperar a ver a los centinelas en un cine durante milenios.

Viendo la última entrega uno se da cuenta de la distancia con el resto, una obra muchísimo más ambiciosa narrativamente que en las otras entregas y no sólo por situarse en el futuro cercano y en 1973, sino por los recursos empleados por el director en cada momento concreto y de acordes a la exigencia de lo que se quiere contar, exprimiendo la magia del cine a máximos, tanto que lo único que le puedo echar en falta a la película es no haberla visto en el cine y esperarme al blu ray. Quiero ver a esos centinelas en pantalla grande y parece que tendré que esperarme a la próxima entrega, en 2016.

CIBASS Días del futuro pasado y los Centinelas

Otra de las grandes bazas del filme es la de los actores, que parecen nacidos para representar a estos personajes. Desde Hugh Jackman (inseparable de por vida de su papel de lobezno, lo que Christopher Reeve fue a Superman) a James McAvoy, Michael Fassbender, Jennifer Lawrence, Ian McKellen, Patrick Stewart, Halle Berry o Ellen Page en unos de los castings más pretenciosos (en el buen sentido) de la historia de las películas basadas en cómics e incluso del Hollyood moderno. No sólo por el peso del nombres, sino por como encajan en los personajes.

Días del futuro pasado‘ se perfila como un fascinante producto de gran consumo, al igual que pasaba con ‘El amanecer del planeta de los simios‘, un ambicioso filme con suspense, ritmo, que profundiza en las emociones de cada mutante y sus personalidades y que -por si fuera poco- es un soberbio entretenimiento ejecutado con la precisión de un reloj suizo. Pocas veces un cómic adaptado a la gran pantalla fue tratado con tanto respeto y pocas veces el resultado ha sido de este nivel. De todos los mutantes de Marvel, Singer es nuestro favorito.

 

Scott Burton

 

CIBASS Puntuación CIBASS Cuatro puntos

 

 


Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies