Get a Life (Chris Elliott tiene una idea)

Por Dani Bargalló, @elleondelametro

“Sharon, no subiría al mismo escenario que tú por todo el dinero del océano”

 

Corría el año 1992. Canal Plus era un canal que acababa de empezar y molaba mucho, molaba tanto que parte de la programación estaba codificada siendo posible su visionado previo pago mensual. Afortunadamente aún había ciertas joyas que estaban al alcance del común de los mortales, uno de estos diamantes en bruto era Búscate la vida (Get a life)
Yo tenía unos 10 añitos, cuando una buena mañana me da por ojear el nuevo canal molón y me encuentro con el episodio 2×11: “Vomitón y yo”.
Recuerdo contemplar el capítulo absolutamente flipado. Era una serie de humor, con sus risas enlatadas y todo. Pero yo jamás había visto un tipo de humor así. Aquello era como ver un cómic de Mortadelo con actores de carne y hueso. Golpes, caídas, líquidos asquerosos, momentos rematadamente absurdos y un protagonista rematadamente tonto.
Desgraciadamente, un par de capítulos después la serie terminó (con un final igual de absurdo). Pero esos tres capítulos me dejaron lo suficientemente marcado como para no olvidarla jamás. Bueno, lo cierto es que el nombre de la serie se me olvidó, pero no así sus personajes y sus situaciones. Y en cuanto tuve el poder de la red a mi alcance me dediqué salvajemente a buscarla, investigarla y revisionarla. Este artículo es fruto de esa salvaje búsqueda.

CIBASS Get a Life - Anuncio de la Fox

“Un ñu, una mofeta, un dingo…qué más da, son de la familia del perro”

Chris Elliott es un comediante que lleva en activo desde mediados de los años 80. Comenzó en el Late-Night de David Letterman, como guionista y actor del famoso show. Básicamente, cogía varios personajes diferentes e iba interviniendo en diversos momentos del programa. La fórmula nos suena ¿no?
Pues bien, en 1990, el bueno de Chris se unió a otro de los guionistas de Letterman, Adam Resnick y a David Mirkin, que más tarde sería productor ejecutivo de Los Simpson, para dar vida a una serie única y diferente a todo lo visto hasta entonces en la televisión: Get a life (Búscate la vida en español).
El argumento era bastante sencillo: Chris Elliott interpretaba a Chris Peterson, un treintañero que aún vive con sus padres y que trabaja como repartidor de periódicos a lomos de su infatigable bici.
A eso había que sumarle que Chris Peterson era profundamente imbécil, lo que hacía que no sólo fuera un inadaptado, sino que era un peligro andante para cualquier persona que cayese cerca de su órbita. No en vano, Elliott declaró que veía a su personaje como una versión adulta de Daniel el travieso, de ahí los polos y camisetas de rayas, cuyo fin era ir por ahí fastidiando las vidas de los demás.
Hay algo que hacía entrañable a Chris Peterson, su extrema idiotez. A veces era un bufón, otras veces un payaso, pero en general el comportamiento de Peterson es profundamente infantil e inmaduro. Las veces que intenta hacer algo con maldad, sus intenciones son tan evidentes y ridículas que fácilmente se empatiza con él.

“Estaba deprimido, pensando en el suicidio, y lo más importante: Tenía sed”

Sin embargo, lo que de verdad sorprendía en esta serie era el uso constante de un humor absurdo nunca visto en una serie de televisión, y menos en una sitcom. En el primer capítulo, Chris y su amigo Larry se quedan colgados boca abajo en una montaña rusa. El nombre del capítulo era: Terror en el looping 2000. Y aquí empiezan las cosas raras, en 9 de los 35 capítulos que componen la serie se añade el número 2000 al lado del título del mismo: El sirviente del 2000, La acampada del 2000, Neptuno 2000, Inspector de sanidad 2000, Novia 2000… Así, porque sí. Sin justificación alguna.

CIBASS Get a Life Chris Peterson y sus padres

Básicamente, cada capítulo comenzaba por la mañana. Chris se levantaba con una idea genial en la cabeza (una soberana tontería) y bajaba a contársela a sus padres, que trataban de aceptar a duras penas que su hijo no tenía arreglo. En relación a sus padres hay algunos datos interesantes: Siempre están en bata. De hecho sólo aparecen con otras ropas en un par de capítulos. Y normalmente suelen estar en la mesa de la cocina haciendo cosas triviales como limpiar armas de fuego o taxidermizar animales. Lo normal, vamos.
A ello hay que sumar como detalle, que el actor que interpretaba al padre de Chris, es el padre de Chris en la vida real. El también cómico Bob Elliott.
Chris Peterson también tiene un personaje antagonista, se trata de Sharon, la controladora y dominatrix mujer del mejor amigo de Chris, Larry. O al menos eso es lo que se observa en la primera temporada, porque a medida que la serie va avanzando, te das cuenta de que el antagonista de Chris es el propio universo. O mejor dicho, Chris es un antagonista para el mundo. El fallo en el sistema, la ecuación que intenta balancearse a sí misma, el elegido…para liarla parda.

“-Mary, en la vida hay cuestiones que no tienen respuesta, como de donde procede la carne, como respiran los peces, o la raíz cuadrada de nueve
-Es tres
-¡Tú no eres de este mundo!”

¿Y que va ocurriendo en la serie? Bueno pues para eso, podéis utilizar Youtube porque algún desaprensivo ha decidido colgarla entera en un acto de maldad suprema. Pero para que vayáis abriendo boca os diré que Chris es llamado idiota una media de 6 veces por episodio, es salvajemente golpeado incontables veces y también muere en unos 11 capítulos, de algunas formas maravillosamente surrealistas. Algo que también nos suena, ¿verdad Kenny?
¿Y qué decir de ese despliegue de efectos especiales? “Vamos a mostrar que Chris hace un largo viaje a pie poniéndolo a caminar delante de un croma”, o bien “vamos a enseñar la estancia de Chris en la Gran Ciudad, poniendo un croma…de Nueva York en los años 40, y ya que estamos que todos los actores que hagan de ciudadanos de esa ciudad, también vayan vestidos como en los años 40
Algunos de los capítulos inolvidables de la primera temporada son: “La mejor semana de mi vida” “Los obreros de la construcción” “Ciudad capital” (la historia de como Chris se convierte en el afamado ‘Chico Cartera’) y “Animales de zoo sobre ruedas
Estaba claro que con premisas semejantes la serie iba a dar que hablar entre los directivos de la FOX, que era el canal de emisión. Así que se decidió cancelar la serie pero no sin antes rodar 13 últimos capítulos que corresponderían con la segunda temporada. David Mirkin ha comentado que los problemas con los ejecutivos eran una constante. Básicamente ellos querían que el personaje de Elliott fuese avanzando y madurando poco a poco. (Oh sí, eso sí que hace mucha risa señores ejecutivos. ¡¡Gestionen y dejen a los artistas crear hombre ya!!)
Quizás cualquiera hubiera intentado volver a un humor más convencional que resultase del agrado de los chicos de la FOX, pero ¡eh! Soy Chris Elliott y estoy muy loco: Volvamos la serie aún más absurda si cabe.

“Tú eres la mujer más hermosa que he visto en toda mi vida… con la posible excepción de Charles Bronson”

Dicho y hecho, en esta segunda temporada Chris se va de casa de sus padres y se queda a vivir en el garaje de un ex-policía alcohólico y con graves problemas de sociabilización: Gus. Interpretado por Brian Doyle-Murray (que ya aparece en un capítulo de la primera temporada como profesor de la escuela de modelos ‘El Guapo’, y que resulta ser el hermano de Bill Murray en la vida real)

Por lo visto, más que por presión de la cadena, esta mudanza se produce porque el padre de Elliott empezaba a estar cansado de las largas sesiones de rodaje debido a su edad. Así que sacando al hijo díscolo de los Peterson de la casa, se pudieron grabar todas las escenas de los padres de Chris en sólo una semana y con horarios más cómodos para todos.
Y las locuras no paran de sucederse, se produce una evolución del personaje, pero hacia abajo. Las tramas se vuelven más absurdas y el comportamiento de nuestro protagonista es digno de los mejores manicomios. Con argumentos tales como toda una relación vital de pareja en un solo día, un empleo de inspector de sanidad en el que es sobornado por cinco dólares, un trabajo como gigoló, un capítulo en el que viaja atrás en el tiempo bebiendo un zumo…y por supuesto: Vomitón y yo.

CIBASS Get a Life - Vomitón

“Le llamaré VOMITON, ¿Entiendes? Son las iniciales de Visitante de Otro Mundo que Impacta en la Tierra…Errr… Ocho Nabos… bueno, ya lo entenderás”

Ese capítulo en concreto (2×11) es para mi gusto uno de los más salvajes y reviantacerebros que hay. Fue el capítulo que los ejecutivos de la FOX no quisieron aceptar, y que finalmente permitieron al sacarse Mirkin de la manga que la parte supuestamente “pertubardora” del capítulo estaba inspirada en Jesucristo (LOL) No os cuento para que lo veáis y juzguéis.
Al terminar la segunda temporada, la serie dejó de emitirse dejando a un buen puñado de personas en el mundo con el culo muy torcido sobre lo que acababan de ver. Sin embargo Elliott no ha estado parado. Nada más salir de la serie hizo una película titulada The Cabin Boy, cuyo protagonista central es prácticamente una versión de Chris Peterson, y que cosechó unas críticas malísimas. Pero como yo sé que si seguías “Búscate la vida” la opinión de los críticos te la trae al pairo, aquí te dejo lo último que ha hecho nuestro querido Chris Elliott: Eagleheart. Si eres fan de lo absurder, esta serie te va a encantar.

Han pasado ya dos décadas desde que dejamos de conocer las aventuras de uno de los mejores idiotas de la tele, pero esa conexión no se ha perdido. Los fans de Chris Peterson nos reconocemos así: ¿Tú veías Búscate la vida? Si la respuesta es afirmativa, ya sabes que esa persona es interesante y si no…
¡Pues que Vomitón te enseñe a amar!


3 Responses to “Get a Life (Chris Elliott tiene una idea)”

  1. […] de conectar bien”, y ha terminado por recomendárnosla. También llegamos a destacar  Get a Life, y David nos decía que “este ha sido el año de revisitar esta extraña y surrealista serie […]

  2. Carlos says:

    Lo de vomitón te deja marcado para toda la vida. Yo sigo viendo el episodio de cuando en cuando porque es el epítome del humor surrealista.

  3. […] junto con Portlandia- y habría que considerarla casi en serie de culto y recordando por momentos a Búscate la vida (Get a Life), los mejores episodios están protagonizados por la hermana del protagonista, consiguiendo que […]

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies