Cinco mil palabras de un verdadero fan para describir Star Wars VII

Por Alejandro Romo Ruiz, @Aerel18

 

Hacer una película de Star Wars nunca fue fácil, no lo fue en sus inicios allá por finales de los 70, tampoco lo fue en los años 2000, y menos aún lo ha sido en el 2015. Tras el éxito de A new Hope, el resto de las películas vinieron solas. La dificultad aquí residió en crear desde cero -con muchas referencias, sí- todo un Universo en el que desarrollar una historia deliciosamente simple acerca del bien contra el mal y a la vez con un par de giros que terminarían por enamorar a toda una generación y desde ésta al resto…Un juggernaut cinematográfico que se convirtió en algo tan inmenso que hoy en día forma parte del acervo cultural de la raza humana, o al menos de una gran parte de esta.

Las precuelas allá por el 2000 tuvieron cierta dificultad a la hora de tener que contarnos la historia de la creación del mejor “malo” que ha dado el cine, Darth Vader, en lo que sin duda era una misión imposible y la crónica de una muerte anunciada. Sólo el Tío Lucas podía meterse en tal fregado y solamente Lucas podía alzarse en esta contienda, pero ni siquiera el amante de la velocidad de Modesto pudo vencer en tamaña proeza. Su intento -por momentos- fue bueno, por algunos instantes cortos fue épico, pero en su gran mayoría fue un intento flojo, con una historia bien pensada pero muy mal desarrollada en pantalla, orientado quizás a un público nuevo, y sin duda con la peor elección de casting que uno pueda recordar, salvándose los que ya sabemos, porque no podía haber habido un Anakin Skywalker más malo que Hayden Christensen.

La dificultad en esta década para hacer Star Wars es obvia, su propio padre echándose a un lado ¡Su propio padre! tras haber fracasado en su concepción de la historia de uno de los personajes más icónicos del cine, vendiendo los derechos de su Universo, del nuestro, a la todopoderosa e infantil Disney… Desde miles de kilómetros esto empezaba a oler a chamusquina o al menos a algo no muy diferente de las precuelas.
Y es aquí donde aparece una foto que cambiará la historia de la franquicia, ya veremos si para bien o para mal. El mérito que si hay que atribuirle a esta imagen es el de hacer latir los corazones de millones de fans de la saga; se estaba cociendo algo muy grande, quizás no estaba aún todo perdido.

CIBASS Star Wars 7

Saga herida de muerte
Y es que Star Wars era, ¿es?, una saga herida de muerte, una saga que en el juicio de la inmensa mayoría de consumidores había caído en un pozo tan profundo, más por el hecho de tener que aceptar que hasta Lucas estaba agotado en todos los sentidos, que difícilmente iba a poder ser rescatable. Pero claro, Disney tenía otros planes, para nada una inversión gigantesca como la realizada en la compra de Lucasfilm y el conglomerado de empresas que pertenecen a la familia Star Wars iba a caer en saco roto.
El plan era arriesgado, JJ Abrams, reconocido realizador, odiado y amado a partes iguales, sería el encargado de dar vida al siguiente capítulo de la saga Skywalker (si, por favor, no nos olvidemos de que Star Wars es la historia de esta poderosa familia en la Fuerza). Empezó a rodearse de un equipo impresionante, Arndt, que se largó después, Kasdan, Williams, el consejo de un clásico en estas lides, Spielberg, etc… Incluso Lucas en un primer momento seguía como consultor creativo y daba su beneplácito a este nuevo proyecto. Después de todo es posible que hubiera una oportunidad de estar a la altura.

¿Cómo comenzar una nueva trilogía?
El guión comenzaba a tomar forma, treinta años tras la batalla de Endor, una nueva generación de héroes guiados por la vieja guardia, un imperio caído, o al menos en parte, una rebelión triunfante, en parte también, todo un entramado de preguntas y respuestas desde años antes de estrenarse la película… El Universo expandido (podríamos hablar de sí ha sido un acierto o un fracaso en si mismo) fue despachado de un plumazo, se necesitaba el menor encorsetamiento posible. Millones de fans exigiendo no hacer esto o lo otro, millones de fans demandando no caer en errores del pasado, tanto de la saga como del propio realizador, millones de mensajes, de reacciones, de fervor, de odio, de emociones, de lamentos y de risas…
Sinceramente, ¿Qué habríais hecho vosotros?
Os respondo primero yo: Yo habría hecho The Force Awakens.

Impresión general
La película tiene la esencia de Star Wars, terminé de verla por primera vez y mi sensación fue la de haber estado en esa Galaxia tan lejana. Mi primera impresión fue un poco tramposa, puesto que iba con la casi totalidad de la película aprendida tras horas y horas de búsquedas y de documentarme por Internet. Aún sabiendo lo que iba a ver, salí con una gran satisfacción y con una enorme sonrisa. Para mi es una digna sucesora de la trilogía original, y por encima de las precuelas.

CIBASS Star Wars 7 Snoke

Esquema general de la película
Opening clásico que nos cuenta que Luke ha desaparecido y que Leia está haciendo lo posible por encontrarlo, mandando para ello a su mejor piloto a una misión peligrosa que podría indicar el paradero del Jedi. Tras esto la película empieza a mostrar sus cartas, la primera imagen es un Destructor al trasluz tapando un planeta, queda clara la apuesta, desde el principio, por hacer un producto visualmente impactante.
El Mcguffin de la película, y digo Mc Guffin porque realmente creo que es algo que se ha querido hacer encubiertamente con el “pen”, es un objeto que contiene parte de un mapa para encontrar a Luke Skywalker, que parece transformarse en la última esperanza de la resistencia (una facción rebelde de la Nueva República), en la lucha contra La Primera Orden, una suerte de reducto imperial reorganizado. Es a por este objeto a por el que va Poe Dameron, el citado As estelar.

A partir de aquí enumeramos los distintos items narrativos: Planeta desértico, Jakku, droide escondiendo el objeto, dueño desaparecido, joven soñadora que encuentra al droide, etc… Si lo enumeramos de esta manera empezamos a entender el porqué del grueso de las críticas a la cinta. El olor a remake es poderoso, tan poderoso que el resto de la película sigue teniendo más elementos en común con A new hope de los esperados por una parte del público. El súper arma que destruye, esta vez, sistemas solares enteros, el enemigo enmascarado, la muerte de uno de los protagonistas, una figura oscura orquestándolo todo desde la distancia, una cantina y un superdesarrollo, ¿inesperado?, del poder de la Fuerza latente en uno de los personajes.

Pero hay que ir más allá, me explico, además de todas estas referencias hay más, a ver si os suenan: revelaciones de parentesco, otros no revelados pero pincelados de manera clara, una pasarela, un alienígena pequeño poderoso en la Fuerza marcando el camino a uno de los héroes… Efectivamente, no solo hay referencias de A new Hope, también de toda la saga en general. Todo parece confluir a que esta The Force Awakens es cuanto menos un homenaje a los episodios clásicos, y efectivamente, en cierto modo lo es.
Pero, y hay que tenerlo claro, el “plan” de la película es diferente en su gran mayoría al grueso de los episodios, comenzamos el análisis:
En A new Hope el objetivo final de la película es destruir la Estrella de la Muerte, todo el último tercio de la película corresponde a preparar dicho envite, y tras su destrucción con “un disparo entre un millón” del joven Luke, protagonista (en principio) de la película, y la posterior condecoración de los héroes, la película acaba.
El trasfondo latente de episodio IV corresponde al inicio de un relato de formación del héroe, que continuará y se acrecentará en los episodios siguientes, es cierto. Las únicas dudas que nos dejan en el tintero es la de la evolución lógica de Skywalker, antes citada, y qué pasará con Vader, si logrará o no salvarse, aunque al ver estabilizar su nave es más que obvio.
En The Force Awakens el leit motiv no es destruir la base Starkiller, el último tercio de la película está estructurado en 4 objetivos diferentes, uno es destruir la base, conste que no le quito importancia, que es destruida por uno de los “secundarios” (aquí vemos una diferencia clara de intención en la cinta), el segundo es el conflicto paterno filial, fundamental en el plot, el tercero es el duelo, que vendría a ser la continuación del anterior ( y que de nuevo es pieza fundamental en el futuro), y el último es la resolución del “puzzle” (el mapa que conduce a Skywalker) y la llegada de Rey a la Isla dónde mora el Jedi.

Como decía, el trasfondo de Episodio VII corresponde también al inicio de un relato de formación del héroe, pero, y aquí radica una de las diferencias principales, también el relato de formación de un enemigo, del que se nos narran las disyuntivas, tratado en profundidad en la película (no es un personaje plano como si era Vader en el episodio IV), y sobre todo nos presenta algunas dudas que serán importantísimas en la trama de los siguientes episodios. Principalmente, ¿qué ocurrirá con Luke?, ¿qué ocurrió con Luke?.
Los personajes principales de A new Hope se corresponden con un trío más uno, el Big Three, y un par de droides, y anteriormente un mártir por la causa del héroe. El reparto de minutos entre los tres es aproximadamente proporcional, teniendo más peso el de Luke, obviamente. El minutaje de Vader en A new hope es similar al de Ben Kenobi, que es similar al de Leia y ligeramente inferior al de Han y Chewie. Otro de los personajes a destacar en importancia es el de Tarkin, que dispone de menos minutos, pero son muy intensos.
Los personajes principales en The Force Awakens se corresponden con un trío más uno, Rey, Finn, Han y Chewie, un droide, el enemigo, y un grupo de personajes menores, ojo, no en importancia, si no en minutos de pantalla, Poe, Hux, Maz Kanata, Snoke, Phasma, Leia, Luke… Aquí también hay un mártir, pero (y este es uno de los puntos muy diferentes) en este caso está relacionado directamente con la acción/reacción del enemigo. Como vemos, una cinta más coral.

En resumen, que cachondo yo XD, la película bebe, a veces demasiado, de los episodios clásicos, pero no se emborracha de ellos porque tiene una orientación clara a empezar una serie de películas y se ve fácilmente que el trasfondo de The Force Awakens trasciende del “simple” Episodio VII para tocar toda la nueva trilogía.
Podríamos pasar a hablar y debatir sobre si la película funciona por si sola, sé que muchos así lo esperan, y mi respuesta es NO, al menos no del todo. Hay que entender que claramente no es la concepción del autor, pero aun así y conociendo ligeramente el universo de Star Wars, la película por si sola entretiene y se convierte en un blockbuster palomitero de, visto lo visto hoy día, gran calidad. El final quedaría huérfano y vacío porque se tendería a pensar que la destrucción de la Starkiller podría ser el objetivo del film, pero evidentemente no lo es.
No se puede juzgar a esta película de forma aislada, y en eso difiere enormemente de A new Hope, que sí puede entenderse como una película en si misma, puesto que aunque había historia para más episodios, no había certeza alguna de que se fueran a rodar y por lo tanto el tratamiento de la cinta es el clásico de presentación, conflicto, nudo y desenlace. En esta ocasión se juega con ventaja, se sabe que se van a rodar los otros dos, y por lo tanto la película no deja de ser el primero de los actos de una obra a tres, que además enlaza con otras seis… Vamos, que es imposible tomarla como una película independiente sin comprender esto. Puede gustar o no, pero es una obviedad.

Personajes e interpretaciones

Big three/ four: Leia, Han, Chewie, Luke

Es en los que me entretendré menos, básicamente porque están diseñados para no ser los conductores de la historia (con matices).

Leia
Carrie Fisher cumple sin más, es la actuación más floja de todas pero tiene poco tiempo en pantalla. Se hubiera agradecido un poco más de emotividad en el momento Han, sobre todo en el que recibe a Rey y a Chewie (un apenado encuentro con el Wookie hubiera sido lo normal).
Suficiente, a veces bien a secas y otras algo floja.

Han Solo
Harrison Ford está en su línea, te crees directamente al personaje, como siempre, y ejerce de maestro de ceremonias de manera ejemplar. La escena con Kylo es bastante aseada por su parte, en inglés mucho mejor, mucho más cargada de sentimiento. Su final es algo que, para la historia que nos van a contar, posiblemente es necesario (si, no me matéis, estoy siendo lo más objetivo posible). En esa escena Han intuye que el peaje no será baladí, aun así y afrontando la promesa que le hace a su amada, avanza hacía lo desconocido y termina pagando por ello. Cae sumiéndose en una enorme luz…
Muy bien.

Chewbacca
Chewbacca está increíble, es ÉL, no hay más. Chapeau para Peter y el nuevo y joven Chewie.
Muy bien.

Luke Skywalker
Mark Hamill tiene apenas un minuto y medio de metraje, sin palabras, y aun así es Luke, no lo dudas ni un instante. La escena, el final de la película, con Rey, con ese plano circular desde el aire es oro. Su rostro deja asomar una mezcla de emociones que se iran aclarando en el siguiente episodio. Hay mucho que explicar de Luke, hay mucha teoría que confirmar o desmentir y sobre todo hay mucho metraje para Luke en lo que ha de venir.
Muy bien.

Los nuevos
Phasma
Realmente decepcionante. Siento decir esto porque me encanta la actriz, pero tiene un papel testimonial y además mal. Mucho tiene que mejorar en el futuro el personaje para redimirse de esta primera aparición. Suyo es el principal punto débil del guión de la película, con esa “enorme” resistencia a la coacción de Han y Finn.
Mal.

Hux
El pequeño Hitler, sucesor espiritual del Grand Moff Tarkin, está correcto. El doblaje al español le quita enteros, en VO su discurso a las tropas de la Primera Orden es bastante más convincente. Fanático militar y del poder, así lo denotan sus ojos en dicho discurso, debe dar más para empezar a ser un buen personaje.
Suficiente.

Poe
Este es uno de esos personajes que en los primeros borradores moría, y que después pasa a tener peso en la película. La actuación de Isaac es buena, llena los planos con bastante facilidad, lástima que tenga tan pocos minutos, seguramente irá adquiriendo importancia en los siguientes episodios. Muy creíble su rollo con Finn.
Bien.

Finn
El negro, el de la cuota, el puto bas*¡!*! que coge el sable de Luke… todas esas y muchas más he leído por ahí durante mucho tiempo. Este señor se marca un papel de bien alto cuánto menos, señores y señoras. El trooper arrepentido, asustadizo, que sufre directamente la crudeza de la batalla, quizás más humano (aunque se echa en falta alguna escena de disquisición moral al matar a sus “colegas” de la Primera Orden), capaz de sacrificarse por sus seres queridos, en este caso Rey, y que da bien en pantalla. Irá a más.
Bien alto.

Snoke

Otro personaje que el público parece no haber entendido. He llegado a leer que está hecho con los efectos especiales descartados de otras cintas, sinceramente no entiendo como hay gente que no se ha podido percatar de que es una holoproyección, física o por medio de la Fuerza (no queda claro). Lo único que vemos de él es una imagen distorsionada. Es impensable que el enemigo principal de la trilogía, asumimos que será así, no disponga de los mejores medios al alcance de Industrial Light and Magic, y más impensable aún que Andy Serkis hable maravillas del personaje y de su profundidad si va a lucir, según algunos, tan mal. Si alguien quiere que hablemos de Snoke, de sus referencias en la creación, de sus concepts en el Arte de The Force Awakens, y de la teoría Plagueis-Snoke (con análisis de sus temas de por medio), podemos hacerlo en otro hilo.
Lo que vemos es a un ser enorme en pantalla, ojo no tiene porqué ser así (de hecho han dado datos sobre su complexión), con heridas en su rostro y que desprende un aura de gran poder del Lado Oscuro, que no tiene porque ser un Sith. Pronto iremos conociendo datos sobre este ser.
Bien.

Rey
Una de las protagonistas de la cinta, rebosa carisma por los cuatro costados, tiene una excelente presencia, no solo es atractiva sino que llena los planos. Desprende un aire de inocencia, que se mezcla con un espíritu soñador (esa escena con el muñeco de piloto rebelde en su “casa” y poniéndose el casco, cómo le dice su nombre a Finn, cómo susurra “Luke Skywalker” con el semblante de una niña alucinada) tiene muchos momentos notables, momentos espectaculares y algunos épicos. La relación con BB8 es muy convincente y con Finn desprende química natural. En las escenas de acción está acertada y en la escena final con Luke, muestra una mirada bastante penetrante y un registro muy emotivo. Tras un inquietante flashback producido al entrar en contacto con el sable de Anakin Skywalker, sufre una progresión similar a la de Luke en A new Hope, alcanzando un punto de comunión con la Fuerza que le hace salir airosa del que será el primero de sus duelos.
Un ejemplo de cómo conjugar una escena de acción con una genial interpretación es cuando se enfrenta a Kylo en las inmediaciones del palacio de Maz y comienza a dispararle con el blaster… en un primer momento hay agresividad y algo de miedo, pero conforme va dándose cuenta de que no podrá detener al enmascarado con un simple blaster, su semblante se va transformando en una mueca de impotencia brutal, todo ello mientras sigue disparando. Enorme.
Notable alto, por momentos sobresaliente.

CIBASS Star Wars 7 Kylo Ren

Kylo
“El pajolero metido a Sith”, “mejor no te quites la máscara niño”, etc… Pues señores y señoras, siento decir que no puedo estar de acuerdo. Creo que es el personaje, a la par con Rey o quizás por encima, más importante en la película, uno de sus protagonistas, y con una carga emotiva inmensa. Es un villano no lineal que sigue una progresión durante los 135 minutos de película y que va a seguir evolucionando en las siguientes.
Un joven poderoso en la Fuerza, no obstante es un Skywalker (impostor, pero Skywalker), con unos poderes muy desarrollados y que nos sorprende luchando contra la luz, algo que sólo pudimos atisbar, de manera fugaz, durante la escena en la que “encuentran” a Luke en Endor y el oficial lo lleva ante Vader… por lo tanto algo relativamente nuevo. Entrenado como jedi por Luke Skywalker, su tío, se rebela y destruye la academia y a los demás estudiantes, al parecer con la ayuda de sus colegas los Caballeros de Ren. Los porqués aún son desconocidos, pero Snoke tiene que ver en atraerlo al lado oscuro de la Fuerza. Parece que el extraño ser ha estado hurgando en la cabeza del pequeño Ben Solo desde tiempo atrás. Su conexión con la Fuerza es tan poderosa que tiene que estar luchando contra ella, es un tipo bueno que ha elegido, por su propio criterio (envenenado por Snoke y la versión “oficial” de su abuelo) ser malo… parece ser que ve a los Jedi como algo negativo.
La película nos va contando, sin palabras, de manera muy sencilla su carácter, demuestra no ser tan malo al pagar sus frustraciones con una consola de mandos, no es un ejecutor como su abuelo, no es un sith.
En la confrontación, en la que está enorme, con Han, su padre, lucha contra esa luz y termina quitándole la vida, quizás es el paso definitivo a dejarse abrazar por el reverso tenebroso, lo veremos más adelante.
En el duelo, malherido por un disparo de la ballesta wookie de Chewbacca en pleno abdomen, y afectado por los sucesos acaecidos minutos antes, en la novelización dice, tras matar a su padre, sentirse más débil, acaba noqueando a Finn con algo de dificultad y avasalla a Rey hasta que ésta siente la Fuerza y se deja imbuir por ella. Entonces cede y está a punto de ser eliminado. Es recogido para completar su entrenamiento, en palabras de Snoke.
Notable alto, por momentos sobresaliente.

Visual, ritmo y metáforas
En lo visual la película es impresionante, hay un sinfín de escenas épicas y muchísimas excelentes. Mi reino por la metáfora, posible, de ambos lados de la Fuerza encarados a sus padres pero en situaciones radicalmente opuestas. Excelente.
El trabajo de efectos especiales es increíble, la secuencia IMAX (la persecución al Halcón) es arrolladora, los efectos prácticos están muy trabajados, alguno de ellos no sabes si es digital o real, los digitales también, quizás los Rathtars no terminen de convencer lo suficiente, pero en general todo el tema de efectos es excelente. La elección de filmar en analógico de nuevo, parece acertada.
La fotografía, con tantas localizaciones reales, es deliciosa, se hace muy fácil sumergirse en el Universo Star Wars.
El ritmo es muy bueno, no hay momento para el aburrimiento, pero la parte de la cinta en el carguero de Han y Chewie con los Rathtars, definitivamente creo que no son una buena elección en la película, es la más baja.

En cuanto a escenas épicas, tenemos un buen ramillete:

1-La de apertura, con el destructor a contraluz.
2-Kylo deteniendo el disparo blaster.
3-La archiconocida del speeder de Rey pasando en la lejanía con el Destructor, y el X wing, eh!, en Jakku. Magistral.
4-Rey descendiendo en el trineo improvisado por la arena.
5-Cuando vemos por primera vez al “montón de chatarra”.
6-El momento mechero de BB8. Genial.
7-El momento cortinilla (ehhh! a ver quién es el guapo que lo ha visto en el primer visionado XD)
8-Han y Chewie en casa.
9-BB8 bajando las escaleras del templo de Maz.
10-Toda la escena de Rey siguiendo la llamada del Sable Láser, y toda la escena del flashback.
11-La arenga de Hux y el disparo de la Starkiller, con ese Hux mirando el rayo… y la posterior destrucción de los planetas.
12-La escena de la pasarela: Como Han grita ¡Ben!, la iluminación del sol, que está consumiéndose por la Starkiller, entrando por la puerta superior, donde observan Finn y Rey; cómo empieza el tema Torn apart, tras decir esta frase Kylo; la media y rápida sonrisa de Han al ver que su hijo le tiende su sable; la desaparición total de la luz de la estrella coincidiendo con las manos de ambos agarrando el sable; como tras esto, en una profunda oscuridad aderezada de rojos, Kylo da paso a su miedo y asesina a su padre; la caricia de Han en el rostro de su hijo, justo antes de caer en un pozo de luz; el grito de Chewbacca y el de Rey; la cara de extrañeza de Kylo tras lo sucedido… Enorme el juego que hace Abrams al consumirse la luz de la estrella, confirmando la muerte de la luz del interior de Kylo y la caída en la luz de Han (como no podía ser de otro modo).
13-El duelo al completo, y como Kylo malherido, golpea su herida con fiereza, espoleado por el miedo y la desesperación. El duelo de poder entre Kylo y Rey para coger el sable de Anakin. La separación de ambos, como las dos caras de una moneda.
14-La escena final de Luke y Rey. Las miradas, la pose, la ejecución… todo.

Guión
El guión es directo y bastante consistente, aunque no sabremos de su magnitud total hasta la aparición de los siguientes episodios, las conversaciones no están buscadas y suenan orgánicas. Juega mucho con no explicar cosas, que se explicarán, supuestamente, más adelante; y otras que directamente no hace falta explicar. En ciertos tramos de la película, los menos fans, pueden echar en falta algo de profundidad, pero sinceramente, para ir a ver el SÉPTIMO episodio de una saga, lo mínimo indispensable es saber algo del lore de la franquicia.
Buen guión, más que suficiente, no necesita más, la narrativa visual de la película es tan efectiva que realmente con poco puedes ir comprendiendo todo.

BSO
Uno de los puntos en los que la película flojea es en la BSO, no porque ésta no sea buena, si no porque se echa en falta un tema de los épicos de toda la vida en Star Wars. Ojo, el tema de Rey es muy pegadizo y cautivador, al igual que el de Snoke y el de The Jedi steps. Confiemos en que en las siguientes entregas haya temas referencia.
Suficiente.

Los momentos más polémicos
La enorme escalada de poder de Rey es debido a que muy seguramente, es una Skywalker. Es cierto que no hay ninguna confirmación real en la película, pero hay demasiadas pistas en el camino como para no deducirlo (las aptitudes mecánicas, la pericia pilotando, el muñeco rebelde, el casco rebelde, la llamada del sable, el que Han le ofrezca trabajo en el Halcón y sepa cosas de ella, la escena en la que Maz pregunta: ¿Quién es la chica? a Han y justo ahí se corta, el que Kylo la reconozca, el oportuno despertar de R2 cuándo ella llega a la base de la Resistencia, etc…). Podríamos ir más allá e inferir de todo ello que Rey es la hija de Luke, pero eso es ahora mismo valorar cosas que no se cuentan en la película. Lo que sí queda claro durante la película es que está imbuida de una inmensa conexión con la Fuerza.
En Star Wars hay una regla no escrita, ser Skywalker es ser capaz de sacarte la minga en las situaciones más duras, eso es así y o lo aceptas o no veas Star Wars.

La escalada de poder de Rey, que ya en el Halcón muestra aptitudes brutales, viene influenciada por entrar en contacto con el sable de Anakin, que le hace despertar, y por el momento de tensión en el duelo, que le obliga a concentrarse y confiar en la Fuerza, como hiciera Luke en la Estrella de la Muerte o Anakin en el crucero de la Federación de Comercio. Además la película no termina de dejar claro -hay varias teorías sobre ello- si Rey ha olvidado sus poderes de la Fuerza o realmente nunca los había desarrollado hasta el film; la frase de Kylo Ren al respecto ( algo así como: -está descubriendo sus poderes… a cada momento que pasa se vuelve más peligrosa-) es ambigua y se puede entender de ambas maneras. Además hay más momentos que podrían reforzar esta opción, como las imágenes de la visión/ flashback en las que se ve a ella misma sumida en la matanza de los aprendices de la Orden Jedi, que podrían perfectamente ser recuerdos reprimidos, el que Kylo le diga al inicio del duelo, obviando a Finn, -solo quedamos tú y yo-, la técnica de lucha, que repite hasta en cinco ocasiones, de estocar hacía adelante a modo de rapier, etc…

Hay que señalar que es una chica que sabe luchar con un cayado, o un staff, y que está en buena forma física, a eso hay que sumarle que Kylo Ren está muy herido y ha tenido que luchar previamente contra un trooper entrenado en lucha con armas de una mano, vibrofilos, por lo que la lucha no es justa. En condiciones normales Kylo hubiera acabado con ella con facilidad. Todo ello enmarcado en el clímax de la película, que siempre da puntos a los héroes (si, es así).

La base Starkiller, otra vez una Estrella de la Muerte, es una evolución natural de los recursos del antiguo Imperio. Si pensamos con perspectiva, hay dos factores que pueden marcar el que exista, por tercera vez, un arma similar. Lo primero es que en una Galaxia enorme, con miles y miles de sistemas, necesitas algo ENORME para someter a los individuos, no basta con someter a un ser, tampoco un país o un planeta, necesitas someter sistemas completos. Algo que destruya mundos es necesario para este menester. El segundo punto, íntimamente ligado al primero, es que de lo que quedara del imperio, que había pasado decenios construyendo estas armas, lo más rescatable tendría que haber sido multitud de planos e indicaciones de construcción de estos titanes tecnológicos, por ello en la película es creíble e incluso lógico. Aunque preferir hubiéramos preferido otra cosa.

Overall
Para mi la película es brillante en muchas cosas, muy buena en otras y entretenida incluso en los peores momentos, es por ello que mi valoración general es de Notable. Creo que puede crecer aún más conforme salgan los demás episodios. Es una película que viene con la intención de asegurar y fijar bien el contenido, es cierto, pero con un hilo conductor interno diferente a lo ya visto. Estoy seguro de que veremos un desarrollo paralelo en las capacidades y caracteres de Kylo y Rey, como las dos caras de ese Despertar, y que la historia irá ganando en intensidad.
En mi opinión esta era la película que tenían que hacer, perfecta en su cometido, el inicio de una nueva trilogía siguiendo por última vez la historia de la saga Skywalker… Lo que nos depare el futuro lo iremos viendo en los próximos años, pero aventuro emociones fuertes, muertes, desesperanza y al final… la luz.

 

CIBASS Puntuación CIBASS Cuatro puntos y medio


Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies