Straight Outta Compton, vimos la película que narra la gestación del grupo más peligroso

Por JD Romero, @JD_Romero23

El nombre de N.W.A. ha sido una de las reivindicaciones más fuertes que un grupo de música ha visto en las últimas décadas. De las constantes noticias empresariales de Dr. Dre a la genial campaña de promoción (con pequeñas aplicaciones incluídas) a una diaria mención a la banda y su historia en medios urbanos tan seguidos y respetados como Complex. Y no es para menos, la banda fue una de las pioneras y mayores impulsoras del Gangsta rap ha finales de los ochenta y la influencia musical de Eazy-E (como artista y como CEO de una discográfica), de Dr. Dre como productor y jefazo de otra disquera y como mega empresario así como de Ice Cube en el plano musical y cinematográfico es gigante, ramificándose y expandiéndose casi como Wu-Tang clan pero con muchos menos miembros. Todo ello unido a una especie de prostitución que ha sufrido el hip hop y el r&b en Estados Unidos para seguir vendiendo discos y creando artistas, moderación musical (melódica y líricamente) y estética que no ha hecho sino hacernos valorar mucho más aún a grupos como Niggaz with Attitute con sus gorras de los Raiders, sus bombers negras, sus Air Jordan IV y sobretodo con unas letras que funcionaban como crónica de una realidad a la que los noticiarios no querían mirar. La reivindicación de NWA no sólo es una campaña de marketing para promocionar una película que narra su gestación, desarrollo, ruptura y evolución de los integrantes de la banda, sino el resultado de una búsqueda de auténticos iconos, esos que ahora son multimillonarios pero que consiguieron sus primeros miles de dólares con canciones que incluían lindezas a los cuerpos de seguridad del estado y al gobierno de Estados Unidos.

CIBASS NWAuno

Straight Outta Compton está dirigida por F. Gary Gray que no es otro que un veterano de las ghetto movies (Encargado de Friday con el propio Ice Cube y de Hasta el final con Dr. Dre) y que acabó dirigiendo a Samuel L. Jackson y Kevin Spacey en Negociador y a John Travolta y harvey Keitel en ese Pulp Fiction de baratillo que acabó siendo Be Cool. Gray, habilidoso con la cámara, era el candidato perfecto a firmar la cinta de la banda angelina: es talentoso, conoce el barrio y los dramas del ghetto y no es un director caro, con lo que la jugada era perfecta. Y viendo el resultado final así ha sido. El filme nos cuenta en casi ciento cincuenta minutos el nacimiento de la llamada banda más peligrosa del mundo desde los dramas cotidianos y familiares de cada uno de sus miembros a las primeras grabaciones, la llegada de la fama y las giras y todo lo que conlleva: peleas de dinero, mujeres, armas y sus famosísimos encontronazos con la policía. El filme se centra especialmente en las figuras de Ice Cube (encarnado en la cinta por su propio hijo), Dr. Dre, Eazy-E, DJ Yella y en mucha menor medida en MC Ren.

CIBASS Straight-out-of-Compton

Uno de los muchos aciertos de la película, además del genial casting donde uno se olvida de que está viendo a actores, es que aparecen muchas sesiones de grabación en el estudio, de producción y en definitiva de la gestación de un álbum. Pero no sólo del popularísimo disco que da nombre a la película, sino también de trabajos indispensables para la historia del rap como los primeros álbums en solitario de Ice Cube, el primer disco de Dr Dre o las producciones del All eyez on me de Tupac Shakur y del Doggystyle de Snoop Dogg (entonces Snoop Doggy Dogg). Es durante esas sesiones el momento en que Dre se aleja de la banda para formar Death Row Records junto a Suge Knight cuando vemos uno de los grandes peligros de hacer negocios con pandilleros reales y pseudo mafiosos. Suge Knight (ex jugador de Los Angeles Rams y matón metido en el negocio discográfico) es el que queda peor parado de la película, el hombre duro de la costa oeste y el personaje a que todos temían en las escena hace algunos años (aunque aún siga formando sus numeritos y entrando y saliendo de la cárcel) es retratado como un pseudo gángster que es capar de pegar una paliza a alguien por aparcar en su plaza de aparcamiento y de amenazar de muerte a Eazy-E si no liberaba a Dre del contrato que lo ataba a Ruthless Records, su anterior sello. Parece que con esta película que retrata pública y mundialmente su personalidad se acaba el eterno miedo a su figura en el negocio.

CIBASS NWA dos

El filme es notable no sólo como película si atendemos a actuación, guiones, banda sonora, fotografía o ritmo narrativo sino también como documento que explica con todo lujo de detalles una época de Estados Unidos a través de una de la banda más polémicas del momento que, además, parió a varios artistas multidisciplinares como Eazy-E, Ice Cube o Dr. Dre. La cinta explica perfectamente el intento de varios chicos de barrio de lidiar con los negocios de primer nivel, de intentar gestionar un potencial entre millones de dólares, armas de fuego y vampiros económicos. Straight outta Compton aprueba como filme y también como crónica social, musical y como biografía de unos jóvenes con proyectos que acabaron convirtiéndose en celebridades. Hay tiempo para la música, para la amistad, para el dolor, para el amor y también para la muerte y esta película de la que se ha hablado (y hemos hablado) en diferentes ocasiones a lo largo de nuestra historia como web supera nuestras expectativas en todos los niveles y sirve como homenaje a una banda que se lo merece y como retrato a una América que algunas veces pretenden convertir en invisible. Si no te gusta el hiphop Straight Outta Compton es una gran película, si te gusta es una cinta indispensable.

 

musicaazarpuntuacion


Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies