Javier Fesser pone a Mortadelo y Filemón donde se merecen

Por JD Romero, @JD_Romero23

Para los que crecimos con los singulares personajes de Ibáñez, todo lo que venga asociado al título ‘Mortadelo y Filemón‘ nos trae a la mente miles de aventuras disparatadas y diversas: olimpiadas varias, mundiales de fútbol, viajes por el mundo, inventos descacharrantes creados por el insigne profesor Bacterio y todo un universo propio dentro de esa especie de central de inteligencia tan especial como es la T.I.A (Técnicos de Investigación Aeroterraquea) donde siempre llueven los golpes, a nuestros protagonistas casi nunca les motiva especialmente aceptar una misión (expertos en huir y el Superintendente Vicente experto en dictar órdenes de búsqueda y captura para ellos dos). Todo para terminar (casi siempre) en una viñeta final con alguien escayolado que va en su búsqueda mientras los periódicos del día anuncian a bombo y platillo las desgracias ocasionadas por nuestra pareja de agentes favoritos. Lugares comunes de la historia tebeística española y también de nuestra niñez y adolescencia: Francisco Ibáñez nos dotó de una lectura común a millones de nosotros y nos dio un universo de gags, golpes, cambiazos y disfraces para pasar inadvertidos.

CIBASS Mortadelo y Filemón

 

Todo aquello se volvió plástico y tridimensional con el primero film hecho con actores y que recibimos en el cine con los brazos abiertos. Por fin nuestros héroes venían en carne y hueso. Tras esa decente y excesiva primera película con actores reales en la que sacábamos la conclusión de que el universo Ibáñez (aun con todo el esfuerzo, mérito y amor de Javier Fesser) no era fácilmente extrapolable o adaptable al del cine de carne y hueso, y una mediocre segunda parte dirigida por Miguel Bardem llegaba la prueba de fuego. Tras los dos primeros largometrajes, Javier Fesser (Madrid, 1964) anunciaba de nuevo su intención de ponerse de nuevo tras la responsabilidad de dar nueva vida a los agentes de la TIA, unos personajes tan ligados a la vida y desarrollo de la infancia de millones de españoles que harían marear a cualquier ponderado cineasta.
Lo primero que nos llamó la atención es la elección de la animación digital, tal como vimos en la primera entrega (la segunda la obviamos) por mucho esfuerzo y empeño que se ponga no era sencillo trasladar el ecosistema Ibañez al mundo del cine con actores reales. Se habían acercado a ello nuestros vecinos galos con la saga de ‘Asterix y Obelix‘, pero nos resultaba mucho más certera y aproximada ‘Las aventuras de Tintin: el secreto del unicornio‘ (Steven Spielberg, 2011), no sólo por la acertadísima dirección de uno de los genios de nuestro tiempo sino por el formato elegido para dar vida casi literal a los personajes.
La animación digital es capaz de poner en movimiento un universo tan personal (y diferente) como el de Tintin o Mortadelo sin necesidad de que nos chirríe (como no se puede hacer tan facilmente con la elección de actores) y puede que Marvel esté teniendo un éxito apabullante con sus adaptaciones cinematográficas, pero “La casa de las ideas” transcribe una realidad literal a excepción de sus personajes. Cada edificio o cada calle de los cómics de francisco Ibañez (o sus negros) tiene una perspectiva ultra personal, desligable y reconocible, mucho más allá de la ficción que narra. Se aleja de la realidad para crear la suya propia.

CIBASS Mortadelo y Filemón contra Jimmy el Cachondo

En la pre-navidad de 2014 y en pleno apogeo Pixar como referente de la animación (y de las compañías que intentan hacerse con su sitio) llega a nuestras carteleras ‘Mortadelo y Filemón contra Jimmy el cachondo’, tercer acercamiento del mundo del largometraje a los personajes de Ediciones B y Bruguera y toda una revisión de un mito de nuestra infancia. Javier Fesser volvía a retomar a los icónicos agentes en una espectante sala de cine.
La toma de contacto es sobresaliente, una animación digna del primer mundo con un ecosistema Ibáñez calcado al detalle, realmente uno se olvida de estar viendo un filme a los pocos minutos de metraje y pasas a envolverte en los tebeos que cuenta y su naturaleza propia. Vamos bien.

El filme narra como Jimmy el cachondo roba por enésima vez la caja fuerte del despacho del súper (Superintendente Vicente, para los cercanos al cómic) y Mortadelo y Filemón serán los encargados de intentar recuperarla utilizando la novedosa tecnología de la agencia para la que trabajan, que incluye carros de obra entre sus mayores posesiones de armamento y transporte. Por si la misión no fuera lo suficientemente complicada para los agentes, el ‘Tronchamulas’ (hiper musculado criminal al que Filemón metió en la cárcel con pruebas falsas) acaba de salir en libertad y no dudará ni un segundo en perseguir a su captor. Una historia que no se basa directamente en ningún cómic en concreto, pero que huele a Mortadelo a cada segundo, condimentado con cameos o apariciones de personajes de la actualidad como Karlos Arguiñano (que pone su propia voz) o Mercedes Milá, que no queda muy bien parada.

Con un ritmo narrativo de vértigo la película es de sobresaliente, pero no sólo por el esfuerzo que supone tener una factura de primera viniendo de un país mediterraneo (como ya vimos en ‘Planet 51‘, del año 2009), sino por ser óptima objetivamente en todos y cada unos de los factores que exigimos a un buen filme. El humor se mueve en un amplio registro -siempre desde el respeto a la obra que representa-, la historia es sencilla pero perfectamente coherente de principio a final, los detalles están cocinados al detalle y nos hacen querer tener los ojos abiertos de principio a fin y lo más importante: sabe a Mortadelo y Filemón.
Javier Fesser da en el clavo con una tarea sumamente complicada y hace la mejor (y mayor) aproximación de un icono patrio de este calibre al séptimo arte. Ahora desde Can it be all so simple no nos queda sino esperar pacientemente a que Fesser decida encargarse de una segunda parte. Si existe la Marca España debe ser esta película.

CIBASS Javier Fesser director de Mortadelo y Filemón

 

 

CIBASS Puntuación CIBASS Cuatro puntos


4 Responses to “Javier Fesser pone a Mortadelo y Filemón donde se merecen”

  1. Panzer says:

    No he visto la película, pero me habéis dado un motivo mas para verla.

    No se si escribiréis mas sobre esta pareja de agentes, pero viéndose desde la perspectiva del tebeo de Francisco Ibañez creo que se podía contar bastante sobre estos personajes del comic.

  2. JD Romero says:

    Muy buenas Panzer, lo primero agradecer tu comentario y tu interés.

    Llevamos tiempo dándole vueltas a la idea de escribir sobre algún cómic de Mortadelo y Filemón, la única cuestión que debatimos para ponernos con ello es la elección de qué álbum en concreto, lo que tenemos claro es que será de los primeros y que será más pronto que tarde.

    Si eres fan de Mortadelo puede que te guste el artículo que hicimos sobre la relectura de uno de los cómics más legendarios de Super López, en concreto “El Supergrupo”, te dejo el link aquí: http://canitbeallsosimple.com/2014/11/28/aprende-trabajo-en-equipo-con-superlopez-el-supergrupo/

    Un saludo y gracias por leernos.

  3. María Rey says:

    Sois tremendos

    Y la película pinta muy pero que muy bien.

  4. JediMaster says:

    La peli es una pasada, parece mentira que sea española

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies