It was written: cuando Nas se superó a si mismo

Por JD Romero, @JD_Romero23

 

A mediados de los años noventa Nas estaba metido en una grandísima encrucijada fruto de su propio talento. Con veintipocos años, Nasir Jones (Queens, 1973) se encontraba en un punto tan alto como peligroso, y es que poco tiempo antes había editado el que se empezaba a considerar el mejor disco de la historia del hip hop. Su álbum de debut (Illmatic, 1994) había sentado las bases del rap moderno con una grandísima selección de bases instrumentales y un modo de rimar plagado de recursos estilísticos que se prestaba a una escucha tras otra. El disco, aclamado por el público y la crítica y hoy considerado uno de los mejores trabajos de la historia de la música ponía al mismo tiempo a Nas en el status de leyenda desde su primer largo y a la vez en la tesitura de superarse a sí mismo y entregar los fans algo a la altura. Por si fuera poco, todo se daba en la época dorada del rap, un tiempo en que coincidieron muchos de los mejores discos de la mayoría de grandes artistas del género: Notorious BIG, Tupac, Wu-Tang Clan, Jay-Z, A tribe called quest, Dr. Dre, Snoop Doggy Dogg, Ice Cube, LL Cool J, Gang Starr, Mobb Deep, Cypress Hill o The Roots.

CIBASS Nas Nasir Jones

Presionado por su nuevo Manager (Steve Stoute), Nas quiso hacer un disco más complejo y profundo pero apoyándose en el tirón de un par de singles comerciales, que musicalmente no fueron tan mainstream como se ha considerado históricamente. Con la carrera de Notorious Big en la cabeza, hizo un disco naturalmente callejero, de temática urbana promocionado con If I ruled the world, un single que incluía el estribillo de Lauryn Hill que se encontraba en su momento más álgido con The Fugees. La táctica era la misma que utilizaba Puff Daddy con Biggie Smalls, sonar en la radio con algún single comercial y vender un disco que realmente era duro y auténtico a la masa de la población, blancos americanos incluídos.

En 1995, Nas tuvo que hacer el esfuerzo personal tanto de colaborar en grandes discos de otros mc’s como de tener apariciones públicas en todo tipo de programas y entregas de premios, lo cual no era fácil por la personalidad tímida del rapero en el momento. Tras colaborar con Raekwon en su legendario Only built 4 cuban linx y con Kool G Rap en su álbum 4,5,6, su popularidad como celebridad mediática comenzó a crecer y se sentaban las bases para el culto a la personalidad que Nas y su nuevo manager necesitaban para dar a luz el trabajo perfecto que conjugara ritmos melódicos para llegar a todo el mundo y credibilidad en las calles para afianzar una carrera a largo plazo. El producto final era tan ecléctico como mucho más complejo a todos los niveles que su disco de debut, gran parte del público no lo entendió y otra gran parte lo consideró mucho mejor que Illmatic.

Nas and Dr Dre

Narrado desde el punto de vista de Nas Escobar, un alter ego basado en el capo de la mafia Pablo Escobar, el álbum se mueve líricamente entre los excesos del dinero, las joyas, los puros habanos y el licor y la realidad en el día a día del ghetto entre tiroteos, trapicheos en la calle y la descripción global de la vida en los proyectos (viviendas protegidas) de los barrios más humildes de Nueva York. Curiosamente Nas se supera a sí mismo en unos rapeos un poco más lineales pero mucho más profundos y complejos a todos los niveles. Las descripciones situacionales se acercan cada vez más a la poesía pura y dura y cada canción merece varias escuchas para entender del numeroso uso de recursos del que rapper de Queensbridge hace gala.

En el plano musical sigue siendo un más y mejor: DJ Premier (que repite tras Illmatic), The Trackmasters, Havoc (del dúo Mobb Deep), Dr. Dre o L.E.S. e incluye samples de Sam Cooke y versiones libres que van desde el soul de la primera mitad de los setenta a Eurythmics. Los absorbentes loops de It was written te envuelven y se meten en la cabeza como una droga dura y encontramos una joya tras otra en The Message, I gave your power, Nas is coming Affirmative action, Black Girl lost, Shooouts, Silent murder o la archiconocida If I ruled the world en un trabajo que suena redondo y compacto, loable labor de mezcla y masterización incluídas.

Nas It was Written

Con más de dos millones de copias vendidas de It was written a día de hoy podemos decir que es uno de los trabajos más redondos de Nas, para mucho superando incluso a Illmatic tanto musical como líricamente. Muchos lo tacharon de pretendidamente mainstream, razonamiento que el tiempo y las escuchas han anulado por completo a un disco que los años han convertido en clásico como una copa de Cognac en una barrica o un Montecristo en una cava. Una crónica del ghetto que convertía Nas en leyenda y cuya carrera posterior ha ido entre discos notables, buenos y regulares pero sin dejar de conservar el status de mc con habilidades incomparables con la mayoría de mc’s. El tiempo y la justa reivindicación han puesto a It was written en su merecido sitio, algo que desde Can it be all so simple compartimos plenamente. Estaba escrito.

CIBASS Puntuación CIBASS Cuatro puntos y medio


One Response to “It was written: cuando Nas se superó a si mismo”

  1. Curt Henning says:

    Discazo anulado por la calidad de Illmatic y que según el día y el estado de ánimo puede superarlo. Es más espeso pero puede que también mejor.

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies