Tal día como hoy mataron a Notorious Big. Analizamos su álbum Ready to die

Por Francis Rivilla / JD Romero

 

Si no has oído hablar de Christopher George Latore Wallace (Brooklyn 1972 – Los Angeles 1997) también conocido a nivel artístico como The Notorious B.I.G., Biggie o Biggie Smalls es que probablemente el hip hop no es lo tuyo, aunque más coherente sería decir que si no has oído hablar de él la cultura (general) no es lo tuyo. Biggie Smalls no solo es importante por el impacto que las rimas y el estilo de vida de este emcee neoyorkino ha tenido en el rap de las últimas dos décadas, sino por el hecho de convertirse en una leyenda y un icono de la cultura pop desde que fuera asesinado a finales de los noventa. En vida este genio solo publicó dos álbumes como solista y uno con su grupo Junior M.A.F.I.A. y hoy (en el aniversario de su muerte) nos gustaría tratar de analizar que nos parece a día de hoy su opera prima Ready to Die, considerado uno de los mejores discos de la historia del rap. Revisión, homenaje y análisis del -probablemente- mejor mc de la historia en el triste aniversario de su asesinato.

CIBASS ready to die

Portada del álbum Ready to die, de The Notorious Big

Entre samples loopeados y cajas y bombos a nivel de rap de la época, Biggie Smalls se mueve entre la violencia explícita de lo que significaba vivir en el Brooklyn-Bedstuy de aquella época, su relación con las mujeres, la infancia como jóven vendedor de crack y, en definitiva, el día a día en un ghetto de Nueva York. Wallace describe con todo tipo de recursos estilísticos una época dura para aquellos que vivían en los proyectos, la habilidad del MC es sólo igualada por el Nas de la época en ese billete directo a los bloques de ladrillos que nos hicieron con Ready to die e Illmatic respectivamente. Biggie no sólo destaca en su habilidad para encajar rimas con unas estructuras perfectas, sino que su descripciones de los eventos y situaciones son riquísimas en detalles, característica no superada hasta el momento en este género musical llamado rap. Tanto fue su impacto musical en la época que el propio Michael Jackson lo llamó para colaborar en su álbum History, del año 95. Como el propio Biggie solía repetir: Sky’s the limit.

La intro del álbum solo es un presagio de lo que está por llegar y que ántes hemos mencionado: violencia, lenguaje directo, crimen y dramas carcelarios. Todos estos elementos regados con esa habilidad para el storytelling (a años luz del resto) y el carisma y flow diferencial de Biggie hacen que este álbum, esta joya, perdure fresco con el paso del tiempo. Entre los cortes de este disco podemos encontrar varios de nuestros favoritos de todos los tiempos como pueden ser Gimme the loot, Everyday Struggle o Suicidal Thoughts, verdaderas obras de arte a enmarcar, además de los archiconocidas y reconocidas Warning, One more chance, Juicy o Big Poppa (tema que lleva la palabra cool a su máxima expresión).

CIBASS BillBellamy_NotoriousBIG_JanetJackson_MichaelJackson

Bill Bellamy, Notorious BIG, Janet Jackson y Michael Jackson

Si echamos un ojo a los créditos, en la producción destacan los seis beats de Easy Mo Bee. Como curiosidad, Easy Mo Bee pertenece a ese selecto club de músicos que trabajaron con Biggie y 2Pac. También encontramos a los sospechosos habituales en la producción de los álbumes de la Bad Boy de esta época: Sean “Puffy” Combs, Chucky Thompson, Poke (si, el de los Trackmasters) y los pesos pesados del sonido New York en los benditos noventa: DJ Premier y Lord Finesse. Las producciones son más que correctas basadas en samples en su inmensa mayoría y con un sabor entre rap clásico (Warning), violento (Gimme The loot) e incluso influencias funk y R&b (Big Poppa o Juicy). La verdad que hoy día debido al sample clearance muy posiblemente no se podrían producir albumes de esta guisa. En el caso de este disco, la producción (aun siendo maravillosa) se ve ensombrecida por el trabajo lírico del señor Wallace. Biggie hizo de las instrumentales simplemente una directriz portadora de las historias que él quería narrar, si es un tópico decir que el rap es poesía enumerar la habilidad y utilización de recursos y fuentes de Biggie justificaría el uso de tan manida frase.

La realidad es que Biggie no estaba solo en el desarrollo de este álbum. No solo cuenta con la (a veces enervante) presencia de Sean “Puffy” Combs y del plantel de Bad Boy Records (Lil Kim, Faith Evans, Total); tenemos en The What una interesantísima colaboración de Method Man, que a su vez estaba grabando su ya mítico Tical (oscuro e interesantísimo) por aquel entonces. Diana King (¿os acordais de ella?, ¿la echais de menos?) pone el estribillo en Respect. Puff Daddy supo llevar a Christopher Wallace a un ecleticismo absoluto y explotar sus habilidades líricas con una selección de beats para casi todos los gustos, además de hacerlo multimillonario en su breve estancia en entre nosotros (recuerden que Notorious fue asesinado con sólo 25 años).

CIBASS The Notorious BIG

The Notorious BIG

Ready to Die fue la obra que confirmó a The Notorious B.I.G. como el competidor a superar en el juego del rap de mediados de los noventa y la cabeza visible del rap de la East coast junto a un grupo de mc’s que acabaron dejando casi en el olvido al sonido rap tradicional de California. Este clásico entre clásicos y obra magna atemporal del hip hop parece no envejecer con el paso del tiempo, haciendo que cualquier comparación con la obra de cualquier otro emcee deje en bastante mal lugar al oponente. Notorious Big hizo historia con su primer (y segundo, pero ese ya lo analizaremos en el futuro) álbum y como tantas estrellas cuyo destino era el infinito y más allá acabó falleciendo extremadamente jóven. Como se suele decir, si dejas tu lugar en la historia nunca te vas del todo y de ese modo Christopher Wallace aka Notorious Big estará siempre en nuestros cascos, en la historia del rap y en cada bloque de su Brooklyn natal.

Life after death.

CIBASS Puntuación CIBASS Cuatro puntos y medio


One Response to “Tal día como hoy mataron a Notorious Big. Analizamos su álbum Ready to die”

  1. […] canciones disfrutables para cualquier público (te lo explicamos de manera mucho más detallada en este artículo). Con su segundo álbum (Life after death) sacado a la venta tan sólo dos semanas después de su […]

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies