Parental advisory explicit content: La fiesta de las salchichas

Por Redacción CIBASS, @CIBASS_Blog

 

Desde Freaks and geeks en 1999 hasta hoy han pasado casi veinte años y algunos de sus protagonistas son ya caras más que conocidas, incluso diríamos que son estrellas si no fuese porque forman una especie de alternativa del clásico actor, guionista o director de Hollywood. Y no es que no formen parte de la maquinaria de la industria, sino que Seth Rogen, James Franco, Paul Feig, Judd Apatow o Jonah Hill van un poco a su rollo, a pesar de encadenar éxito tras éxito. Seth Rogen (una de las caras más conocidas) ha formado parte de una u otra manera en proyectos tan estimulantes como Virgen a los 40, Supersalidos, Superfumados, ¿Hacemos una porno?, Juerga hasta el fin, The interview o Los tres reyes malos, obviamos Steve Jobs de esa lista por tratarse de un filme con una historia y tono absolutamente diferentes. Y su simple cara en la portada de una película es sinónimo de una serie de características con las que se identifica la mayoría de la juventud, al menos de los que han pasado por esa época de modo relativamente normal.

CIBASS La fiesta de las salchichas uno

El estilo macarra de Rogen conecta mucho más con la America (y con el resto del globo) que puede fumar marihuana en casa y acudir diariamente a su trabajo con un talante impoluto, que ha cogido sus borracheras en la juventud pero que hoy puede ser un buen padre de familia y que puede llevar camisetas del Liquid Swords de GZA los fines de semana mientras que en lunes o martes asiste a sus reuniones. Digamos que Rogen y sus secuaces pueden tocar todos los subgéneros de la comedia de un modo más coherente con lo que es la sociedad real, lejos del perfeccionismo impoluto y artificial de la mayoría de comedias (especialmente las románticas). Este grupo de amigos triunfa, aparte de porque ofrecen productos con buena factura, al reconocer la imperfección de la sociedad con sus aficiones a los cómics, libros, pelis raras, porros y discos de música heavy metal o rap. Y es que hasta hace poco, Hollywood trataba a este tipo de seres en sus películas como si sus intereses vitales fuesen absolutamente diferentes, Rogen y los suyos les han hecho ver que también tienen preocupaciones por el trabajo, la pareja y las obligaciones sociales y es sorprendente como han conectado con el público.

Es por ello que cuando se anunció que Seth Rogen, Evan Goldberg y Jonah Hill habían decidido escribir una historia de animación sabíamos que estaría bastante lejos del concepto que tiene Pixar o Dreamworks y que las palabrotas y el lenguaje soez y explícito camparía a sus anchas por toda la narración. Y vaya si es así; La fiesta de las salchichas nos cuenta como todo tipo de alimentos viven envasados en el supermercado a las afueras de la ciudad, soñando con el momento en que serán elegidos, añadidos al carrito de la compra y llevados al cielo (la casa de cada cliente) del mismo modo que aquí idealizamos el momento de descansar eternamente. La cosa es que ellos no saben que cuando llegan al hogar de cada persona son devorados o consumidos, algo mucho más cruel de lo que siempre han oído en sus canciones pseudo-religiosas sobre lo que ocurre y las habladurías del resto de alimentos. Cuando Barry (una salchicha deforme) descubre cual es la realidad tras salir de las puertas del centro comercial decide informar a todos y cada uno de sus compañeros, con la consabida reacción de asombro, terror o negación. La fiesta de las salchichas tiene algo del mito de la caverna de Platón, de la salida al exterior, de la observación del mundo exterior y de una interpretación directa de la verdadera realidad que contradice directamente el mensaje imperante oficial. Reminiscencias del viejo concepto de “alienación” actual, modelos que se inculcan y de los que es complejo (pero no imposible) conseguir poder salir. Porque tal vez de eso vaya esta historia…de salir del discurso pre-establecido e intentar explorar.

CIBASS La fiesta de las salchichas tres

Con esta excusa, Rogen, Hill y Goldberg nos narran una historia sobre las creencias que significa una critica voraz a la biblia y a cualquier creencia ciega y que sintamos innegable. Con el estilo deslenguado (algunas veces incluso excesivamente explícito) se nos cuenta la aventura de la salchicha Barry, el pan de hot dog, el shawarma y toda una serie de productos con sus personalidades definidas en función a su origen e historia. De las alegres canciones con las que empieza la película a una escena casi pornográfica al final nos encontramos con una película que sorprende por lo atrevido, extremo y arriesgado de su propuesta, incluso conociendo a sus responsables. Impensable para menores de edad, el filme es un divertimento porque la historia, sus paralelismos y los chistes y secuencias son amenos e imprevisibles (esa reunión con la botella de Aguardiente y los productos que no caducan) muy al estilo de los nombres que firman la obra, más desatados si cabe al no tener que poner sus rostros sobre las escenas y diálogos.

La fiesta de las salchichas es una película destacable si te gusta la filmografía de los que la escriben (eliminando obviamente sus contados papeles serios con una guía de estilo completamente diferente) pero que sin embargo llevará las manos a la cabeza a aquellos que esperen cualquier otra cosa. Una deliciosa barbaridad realizada sin prejuicios y conociendo el riesgo, con las limitaciones de edad a la hora de entrar al cine, que supone un estreno en cine de una de estas películas con un mercado tocado. A nosotros nos ha encantado porque hay mucho más que una lista de palabrotas encadenadas una otras otra y de un contexto tan aprovechable como un supermercado. La gamberrada del año tiene mensaje implícito y lleva nombre de comida ¿Tú también te has quedado solo con el envoltorio?

CIBASS Puntuación CIBASS Tres puntos


Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies