Cinco curiosidades sobre la película “Yo, el Vaquilla” que te harán flotar

 Por Doctor Cancamusic, @DRcancamusic

CIBASS Cartel de la película Yo el Vaquilla

Cartel de la película Yo el Vaquilla

 

Tú crees que lo tienes todo muy claro si yo te digo “cine quinqui. Seguramente mientras yo te voy nombrando algunas de las películas fundamentales (por cierto hace unos días que los compañeros de CIBASS me publicaron un top-ten del asunto) tú pones cara de asco y mentalmente estarás agitando esos postits cerebrales que marcan lo bueno y lo malo, lo que adoras y lo que desprecias. Y me parece genial ¿eh?, de verdad. Al fin y al cabo no tengo muchos problemas en asumir que tu escuálida mente admita subproductos como “Crepúsculo” u otras ponzoñosas películas comerciales y que sin embargo rechace cosas verdaderamente auténticas. Pero incluso así tal vez deberías darle una oportunidad a este subgénero: tal vez sirva como guía de supervivencia para ese futuro post-apocalíptico que se está fraguando. A mi me está sirviendo para elegir mejor en que descampado quiero que se formen mis hijos.

¿Todavía no es el cine quinqui digno de tu respeto? bueno, tal vez pueda convencerte diciendo que para mi no es caspa. En serio. Y reconozco que comparte algunas de las características del cine casposo como tener débiles presupuestos o suplir con imaginación y ganas la falta de recursos, pero sin embargo la intencionalidad y los resultados lo alejan de ello: ni crean obras de risa, ni de costumbrismo, ni productos plácidos para el entretenimiento derechizante. Pero sobre el cine casposo-español (permítanme la tautología) me gustaría hablar otro día. Simplemente terminaré diciendo que sus resultados son bien sinceros, honestos, marginales y lo que es peor: suficientemente representativos de una época y una clase social que ha existido y existirá siempre.

Al margen de la defensa general, traigo hoy para iniciados ya en el término una selección de las mejores curiosidades que pueden encontrarse en una referencia fundamental del cine quinqui como es “Yo, el Vaquilla”, ese biopic de nuestro pequeño bandido (pequeño por la edad) que apareció en cierta fase “crepuscular” del subgénero. Los estadounidenses pueden hablar de su Western crepuscular, así que haré lo mismo para señalar esa última fase de la que solo quedaban pocas películas por salir al mercado y en la que este film tuvo una importancia fundamental. Si amigos y amigas. “Yo, el Vaquilla” fue el principio del ciclo final del subgénero. La cuenta pendiente de José Antonio de la Loma.

Ahora sí, las cinco curiosidades:

1-El director José Antonio de la Loma

Creo que este director de cine es ya una curiosidad por si mismo, ya que él solo tiene material suficiente como para considerarlo un “What the Fuck” en toda regla. Antiguo maestro, siempre cultivó su faceta como director en una trayectoria que pasa por cine convencional franquista (Un mundo para mi, 1959) , extrañas coproducciones de segunda y tercera división (Totó de Arabia, 1966, Misión en Ginebra, 1967 ), un poco de cine anarquista-social en su vertiente “Caspartisana” para el tardofranquismo (Metralleta Stein, 1975). Pero además coqueteó con el caspa-noir y algo de spaghetti western. Parece ser que en cierto momento el director le cogió el gustillo a las historias marginales (al fin y al cabo podía manejar los mismos presupuestos y recursos pero en este caso los resultados no resultaban acomplejantes, seguramente por equipararse bastante a la realidad) y firmó y filmó una serie de películas míticas del quinqui-exploitation: las aventuras del Torete (saga perros callejeros), este biopic sobre el Vaquilla de 1985 e incluso una versión femenina del quinqui llamada “Perras Callejeras”. También un pequeño canto del cisne volviendo a su fijación en la vida del Vaquilla con otra producción llamada “Tres días de libertad” ya en 1996. Alucinante. Además vale la pena reseñar que las aventuras de El Vaquilla están firmadas por “José Antonio de la Loma Jr y José Antonio de la Loma”. ¿Esperaba que su vástago siguiese sus pasos?

2-Que el hermano mayor tenga más edad que su propia madre

Vale que la película casi sea un descacharre integral, o que las piezas no terminen de encajar muy bien y el resultado final sea una cosa muy loca, pero en serio ¿Había necesidad de esto? en la película, el Vaquilla es el hijo de la segunda relación de su madre, que antes era pareja de un señor de apellido Ugal. Así las cosas, el primógenito se llamaba Antonio Ugal Cuenca, el Antonet. Bien, pues en la película la madre del Vaquilla es interpretada por la actriz Teresa Giménez que en el momento del rodaje (1985) contaba con 25 años de edad. Por otro lado su hijo mayor, el Antonet fue interpretado por Daniel Medrán que en el momento del rodaje tenía unos siete años más que ella. Y no es solo una cuestión de la edad de los actores: en la película parece inconcebible que una chica tan joven sea la madre de un señor que parece haber pasado la mili hace lustros. Que además el Antonet sea recluido en un reformatorio para menores de edad es pura fantasía.

CIBASS Yo el Vaquilla Antonet

¿En serio quisieron hacernos creer que este señor era un menor de edad?

3-Cameo de El Torete

El Torete fue fruto del primer intento del director por hacer una película sobre el Vaquilla. Como el juez no le dio a Juan José Moreno Cuenca los permisos para ir a rodar, tuvo que buscar un sustituto y replantear un poco la película diseñando un nuevo personaje con este nombre. De ahí nacería la saga de Perros Callejeros que lanzaría a Ángel Fernández a la fama con ese personaje. Pero además se cruzaron en la película que hoy nos ocupa con un pequeño papel, casi un cameo, que el director le dio al Torete: es el abogado que aparece en casa de la tia Penas para recomendarle que ahueque el ala y se dé un paseo por Francia mientras se calma el ambiente.
¡El Torete es el abogado de la familia adoptiva de El Vaquilla! ¡Bravo!

CIBASS Yo el Vaquilla cameo de El Torete

Señora, yo me pensaría cambiar de abogado

4-Secundarios con solera

Además de contar con la mencionada Teresa Giménez, una actriz de breve carrera que se “especializó” en cine quinqui (era parte del trío protagonista de “Perras Callejeras” o del elenco de Perros Callejeros I), e incluso del propio Torete, la película tiene el orgullo de contar con un actor especializado en papeles secundarios de cine de bajo presupuesto: el gran Frank Braña. Es complicado encontrar un secundario con más trabajos en su carrera mezclando casi todos los géneros que se podían producir en España desde los 60 a los 90: desde spaghetti western a pseudo-peplum pasando por cine de terror y por supuesto el quinqui. Casi siempre interpretando al mismo personaje: hombre de aspecto recio y físico llamativo frecuentemente (no en todos sus papeles) con bigote. El tío Manuel de esta película ha pasado por media vida del cine de este país y nosotros sin enterarnos. Si consultas su ficha en IMDB  puedes alucinar: como pirata, como cowboy, como romano…Frank Braña siempre ha estado ahí.
Un maestro del Grindhouse cañí.

CIBASS Yo El Vaquilla la hermana del Vaquilla

La hermanastra del Vaquilla también era buena tironera

5-Ese pequeño entrevistador

El punto cinco del listado lo ocupa el que tal vez sea el caso más particular a observar dentro de la película sobre el señor Cuenca. Si la habéis visto (espero que varias veces), seguramente os habrá llamado la atención ese pequeño señor que entrevista al Vaquilla en la cárcel y cuyos diálogos con él intentan mantener el hilo argumental del film a pesar de tener un nivel de teatro infantil de colegio. Muchos nos hemos preguntado ¿Quién será ese señor? ¿Otro preso? ¿Algún pequeño mutante contratado para dar la réplica al Vaquilla? ¿El hijo de José Antonio de la Loma? pues el caso es que se trata de Xavier Vinader, un periodista de investigación todavía en activo que tuvo el triste mérito de ser el primer periodista juzgado y condenado en democracia a raíz de unos trabajos sobre la guerra sucia organizada por servicios del estado y grupos de ultraderecha en el País Vasco de los años ochenta. Casi nada. Cuando se rodó la película hacía un año (1984) que había salido de la cárcel indultado por el gobierno a raíz de las manifestaciones y peticiones enviadas a favor de la libertad de prensa y tal.  La conexión Xavier Vinader – José Antonio de la Loma sigue siendo un misterio por explorar. Menudo movidón.

Y ahora ¿Qué? ¿No he conseguido que te entren ganas de verla? ¿Ni aún así le darás una oportunidad?

Recordad que podéis enviarme vuestras mierd…vuestras propuestas a doctorcancamusic@gmail.com

¡Hasta la próxima!


2 Responses to “Cinco curiosidades sobre la película “Yo, el Vaquilla” que te harán flotar”

  1. sergigap says:

    Gran artículo!

  2. Contesto al comentario de: no se quien, que al pie del fotograma del actor de la película “YO EL VAQUILLA” duda de la minoría de edad, debería de saber que: en esa época hasta los 21 años, se era menor de edad y el actor del cual nos estamos refiriendo, no tenia cumplidos los años de la mayoría, cuando se rodó dicho films.

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies