Doom Patrol: el viaje lisérgico de Grant Morrison (primera parte)

Por Jesús López, @jelopesp

“Cuando la situación sobrepasa al servicio de Inteligencia,
llaman al Pentágono, el Pentágono llama al Presidente, y él a Niles Caulder”

La Patrulla Condenada, o Doom Patrol en el original, es un supergrupo que vio la luz en abril de 1963 de la mano de los guionistas Arnold Drake y Bob Haney y el dibujante Bruno Premiani en My Greatest Adventure #80, bajo el sello de DC Comics. En principio se trataba de una cabecera dedicada a la ciencia ficción, pero poco a poco, fue adquiriendo tintes superheroicos, de tal manera que DC encargó a Drake la creación de un equipo que aglutinase ambos géneros.

La cabeza visible del grupo es Niles Caulder, el Jefe. Un científico parapléjico que en su decidida lucha contra el mal se dedicó a reclutar a una serie de superhéroes de baja estopa, unos outsiders, los desechos de la sociedad. ¿Esta premisa puede que nos recuerde a algo? Sí, premio: X-Men. Pero no, la Doom Patrol es un poco anterior en el tiempo (tres meses), así que la sombra de la sospecha no puede recaer sobre ellos.

CIBASS Doom Patrol

*Doom Patrol dibujada por Doc Shaner

La primera encarnación de la Patrulla Condenada estaba formada por Cliff Steele, único miembro permanente del grupo. Era un piloto de carreras que sufrió un extraño accidente de coche, quedando su cuerpo completamente destrozado. Caulder consiguió rescatar su cerebro y le diseñó un cuerpo robótico como habitáculo, convirtiéndolo en Robotman.

El segundo miembro del grupo era Larry Trainor, piloto de pruebas de las Fuerzas Aéreas que, en uno de sus vuelos experimentales, se vio expuesto a la radiactividad, proporcionándole la capacidad de liberar un ser de carga negativa dotado de superpoderes de su cuerpo durante 60 segundos. Desde entonces, Trainor se ve obligado a cubrir su cuerpo con vendas para proteger a los demás de la radiación, y es conocido como el Hombre Negativo.

Por último, tenemos a Rita Farr, antigua medallista olímpica y actriz de Hollywood, que durante un rodaje en África se vio expuesta a unos extraños gases volcánicos que le proporcionaron la capacidad de expandir y encoger su cuerpo a voluntad, convitiéndola en Elastic-Girl.

Lejos de considerar sus nuevas habilidades como un regalo divino, los miembros de la Doom Patrol ven en ellos una especie de maldición que los convierte en parias de la sociedad, en escoria, en “monstruos”… Normal si pensamos que se trata de personas de éxito que ven truncado su futuro prometedor por una mala jugada del destino. Pero el Jefe actúa como amalgama y consigue que se agrupen para luchar contra el mal.

CIBASS Doom Patrol The Nail

La serie en principio fue tal éxito que a partir del número 86 se retituló como The Doom Patrol. En sus páginas vimos aparecer una galería de villanos a la altura de la sus protagonistas, por lo menos en cuanto a rareza: el General Immortus, la Hermandad del Mal (formada por Cerebro, Monsieur Mallah y Madame Rouge), el Hombre Animal-Vegetal-Mineral, el Sr. Morden, el alienígena exiliado de su planeta Garguax o el nazi Capitán Zahl.

Poco a poco, la popularidad del cómic fue menguando, cancelándose en el número 121 (septiembre de 1968). El final, muy dramático y superheroico: todos los miembros del grupo mueren tras sacrificarse por salvar un pequeño pueblo pesquero de Maine de 14 habitantes.

A pesar de su cancelación, el grupo hizo mella en la mente de muchos adolescentes de la época, convirtiéndose en un cómic de culto.
La Crisis en Tierras Infinitas de 1985, el primer megaevento editorial de la historia del cómic, en el que “mundos vivirán, mundos morirán y el Universo DC no volverá a ser el mismo”, permitió el relanzamiento de muchos personajes que habían permanecido en el limbo, pero aún así eran recordados y queridos. Y uno de estos grupos fue la Doom Patrol.

CIBASS The Doom Patrol

Los encargados del relanzamiento de la colección fueron Paul Kupperberg (fan declarado de la serie de Drake, y que ya hizo una pequeña incursión con el grupo en 1977 en Showcase #94 a #96) y Steve Lightle, posteriormente reemplazado por Erik Larsen. Era el año 1987, pero lejos de continuar ahondando en el carácter desarraigado y torturado del grupo, muestran una versión más heroica, y por tanto más habitual, más banal, más insustancial, más de lo mismo, haciéndoles perder el encanto que atrajo a tantos lectores. Tras 18 números, 1 anual y 2 especiales, en DC decidieron cambiar al equipo creativo. Kupperberg, sabedor de que varios personajes de los que había introducido en la Patrulla Condenada no eran del agrado de su sustituto, en un acto de buena caridad, y aprovechando el megaevento DC ¡INVASIÓN!, mató a aquellos componentes sobrantes y desintegró al grupo para luego recrearlo de cero, integrando a los personajes que utilizaría el nuevo guionista.

Continuará…


2 Responses to “Doom Patrol: el viaje lisérgico de Grant Morrison (primera parte)”

  1. Zetta says:

    Lisergico?! si alguien dice que este comic es lisergico es porque no lo entendio, es un viaje por todas las corrientes de pensamiento del siglo XX, teorias sociales, corrientes artisticas, teorias cientificas-duras, literatura, etc… mas que lisergico, yo diria que es la mitologizacion total de todo un siglo en unos cuantos capitulos.
    Lisergico solo es el segundo aparecer de Mr Nobody y hasta ahi, porque en realidad usa esa mitologia del LSD para relacionarlo con los movimientos situacionistas y post situacionistas.
    Y morrison todavia nunca habia probado estupefacientes hasta ese momento, dicho por su propia boca, durante esa epoca el seguia “virgen” de drogas y alcohol, y cuando comenzo a consumir fue que escribio comics como Flex mentallo, Los Invisibles, El Asco, etc… y se nota el cambio.

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies