Triunfo y Tormento, A tope+RT con Mignola

Por David Rodríguez, @davidjguru

 

Que el doctor Victor Von Doom es uno de los villanos más interesantes de Marvel es un hecho poco discutido ya. Tal vez por el hecho de haber sido el archienemigo declarado de un meapilas aburrido como Reed Richards (patrón de los Cuatro Fantásticos), por tener un cierto y particular sentido del honor o porque no duda en establecer alianzas con el bando de los buenos cuando la ocasión lo requiere, el Doctor Muerte ha sabido siempre llamar nuestra atención e incluso algo de empatía por ese Sísifo que vuelve una y otra vez a intentar conquistar el mundo con resultados frustrantes. Solo en una ocasión lo conseguirá realmente (aquel What If llamado “Emperador Muerte” que ya se comentó amistosamente aquí en CIBASS) y en aquella ocasión se aburrió tanto que decidió abandonar el poder supremo para volver a ser un eterno aspirante crónico…pero así son los personajes complejos.

Muchos caminos y planes malignos ha atravesado el Doctor Victor desde aquel lejanísimo julio de 1962 en el que hizo su primera aparición en el número cinco de Fantastic Four (que algún majara sigue intentando vender en ebay por más de dos mil dólares). Pura arqueología comiquera.

CIBASS Fantastic Four number Five

Durante años, pocos intentos hubo de desarrollar los orígenes del Doctor Doom más allá del marco que establece el propio Reed Richards en dicho número: Un estudiante de ciencias apasionado con la magia negra y el ocultismo que se puso a investigar y tras un accidente y su posterior expulsión de la universidad, viaja al Tíbet para alcanzar las mayores fuentes de conocimiento arcano de la tierra…de ahí volverá reconvertido y transformado con una nueva vocación mesiánica…esos orígenes bastaron durante varias décadas hasta que en 1990 y dentro de una serie de Marvel secundaria se produzca un diálogo sobre el tema en el que Víctor se abandona a una retrospectiva personal y comenta su dolor por la muerte de su padre en circunstancias aciagas. Un nuevo dato se aportaba a la extraña biografía del malvado gobernante de Latveria (de momento evitaremos el uso del término “Dictador”) y su contexto quedaba algo más enriquecido – aunque ese número 53 de la serie Power Pack no llegase a demasiados lectores-, proporcionando algo más de información sobre su background personal. Pero bueno, entonces…¿Qué ocurre entre 1962 y 1990? ¿No hay más información sobre el villano de armadura y traje verde? La respuesta es SÍ, y aquí llegamos al destino de este viaje por la intrahistoria del personaje: Triunfo y Tormento, la obra que desarrolla suficientemente la historia personal del Doctor Muerte y que como aliciente extraordinario cuenta con el dibujo de ese maestro que a decir de Alan Moore representa “el encuentro del expresionismo alemán con Jack Kirby”: Mike Mignola.
Abróchense los cinturones, vamos a coger pista.

CIBASS Triunfo y Tormento

Sobre el contexto habría que hacer algunas anotaciones: hablamos de la línea editorial de las Marvel Graphic Novels, aquel intento surgido en el 82 por parte de “La casa de las ideas” (las comillas no son inocentes) por hacer frente a la entrada en USA de los formatos europeos más complejos, maduros e infinitamente interesantes que sus infantilizantes vueltas de tuerca a los mismo héroes y los mismos arcos argumentales…de repente aparece un nuevo rival y desde Marvel proponen la creación de una operación anti-Metal Hurlant (por llamarla de alguna manera) que pudiese saltarse el castrante Comic Code y pudiese servir de acompañamiento a una tipología de lector que ya ha crecido, se hace mayor y no desea desvincularse del consumo de tebeos: aterriza bien el concepto artificial, innecesario y falaz de “Novela Gráfica” para enriquecer conversacionalmente al lector adulto de tebeos y dotarle de cierta sofisticación social. Es en ese escenario de formato y dirección donde aparece en 1989 una obra guionizada por Roger Stern y dibujada por Mike Mignola, un entintador algo frustrado por aquel entonces y que llegaría a desarrollar todo su potencial con una creación que lo encumbró: Hellboy.

La historia tiene interés desde varios frentes: por un lado, supone un hito final de los creadores implicados en cuanto a su relación con Marvel: cierra el penúltimo ciclo de Roger Stern dentro de la editorial entre sucesivos saltos a caballo entre Marvel y DC, con una carrera de quince años dentro del negocio desde su primeros trabajos dentro de la llamada “Tercera Generación” de autores de la casa y tras guionizar a Los Vengadores de la Costa Oeste entre otros encargos. Además Stern había realizado varios años antes los guiones de una de las series más conocidas del Doctor Extraño en “La Caída de los Vampiros”, un arco argumental desarrollado entre los números 56 y 62 en la serie Doctor Strange, por lo que es de suponer que sabía trabajar bien con el personaje aunque en realidad en Triunfo y Tormento la aparición de Stephen Strange sirva en realidad como rol secundario y muleta al verdadero protagonista del relato: Victor Von Doom, monarca de Latveria, príncipe de los zíngaros e investigador de la ciencia y las artes místicas. Pero la maestría de Von Muerte en las artes arcanas es limitada y para la empresa que se plantea acometer requiere la ayuda del mayor experto en hechicería del Universo Marvel. Este es otro de los factores de interés de la obra: es difícil encontrar un trabajo donde el personaje se muestre más recio, más firme, más honorable y más solemne que en Triunfo y Tormento, como lo prueban sus últimas viñetas donde toda la dignidad del Doctor Muerte sirve para resumir toda su complejidad psicológica y anuncia – como buena obra del cómic de superhéroes – la fundamental promesa de una amenaza futura. Nada se ha terminado aquí aunque la historia concluya.

Como decíamos Stern se volverá a marchar tras este trabajo (para volver a regresar un tiempo más tarde) y Mike Mignola (dibujante) y Mark Badger (tinta y colores) también lo harán para dirigirse directamente al mercado independiente. Es una obra de final de ciclo para los tres que de alguna manera marca un principio y un final a la vez: artísticamente es un rara avis dentro de la producción de Marvel, con esa colección de páginas negras que dan al albúm un espíritu de moderno grimorio pop y donde se desarrollan los dibujos de líneas tan particulares de Mignola, a ratos eficaz y a ratos extraños y desajustados, en un slasher de magia y serie-b que consigue que los místicos más importantes se reúnan y consigan trabajar en equipo para resolver una misión muy específica: liberar el alma de la madre de Doom, propiedad de Mefisto dentro de los infiernos. Es así como descubrimos el pasado de Doom, esa infancia nómada entre carretas gitanas, su dolor original, su sufrimiento personal y su lucha personal para adquirir el suficiente poder como para poder sus distintas venganzas y terminar venciendo al amo de todos los demonios en su propio terreno. Una vez más, Doom-Sísifo-Tántalo intenta una y otra vez ganarle la partida a Mefisto pero año tras año no lo consigue. Hasta que aparece una oportunidad especial: el anciano Genghis, hechicero que da inicio y final a la obra, convoca a los más poderosos magos de la tierra para un reto ante el mismísimo Vishanti. Ahí encontrará Von Muerte toda una ventana de oportunidad para encontrar ayuda sin tener que pedirla, pues el Monarca de Latveria no pide ayuda.

Por fin se bucea en la verdadera historia personal del Doctor Muerte de una manera respetuosa con lo que ya se había publicado: los autores van al encuentro del número cinco de Los Cuatro Fantásticos de 1962 y manifiestamente rinden tributo a Stan Lee y Jack Kirby versionando las viñetas originales, actualizándolas y dotándolas de un desarrollo más enriquecedor que un simple flashback de Reed Richards.

CIBASS Doctor Extraño y Doctor Muerte Triunfo y Tormento

Recreación de las viñetas originales del origen del Doctor Muerte en Triunfo y Tormento

Triunfo y Tormento es una sucesión de combates y luchas a todo color, llena de hechizos, conjuros, artes arcanas y trampas diversas. Una lucha por vencer dentro de un escenario de colores muy vivos en un marco de páginas negras, un trabajo especial donde se sientan las bases del arte de Mike Mignola a lo largo de todos los escenarios que recorren las páginas de la historia y que serán un anticipo de lo que está por venir en su carrera profesional: los mundos ocultos lejos de la vista de los humanos comunes, cavernas, demonios, magia, lo esotérico, una cierta lucha del bien contra el mal donde el bueno tiene demasiadas fisuras y lo malo parece tener su misión positiva…ochenta páginas de luces, acción y amenazas en las que dos hombres de honor con traumáticos pasados intentan redimirse de sus pecados cada uno a su forma y desde una manera distinta de interpretar el mundo y sus problemas: Strange es de “los buenos” y Doom es de “los malos” pero como en cualquier fase inicial de una buena Buddy Movie no tendrán más remedio que colaborar – nobleza obliga-. Sobre Doctor Extraño ya dio buena cuenta Daniel Ausente (@absence) en la enorme retrospectiva sobre el personaje que se publicó en Canino (ver Doctor Extraño – Guía de lectura omnisciente) así que poco más se podría añadir sobre el hechicero de Marvel que superase a este manual de lectura. Sobre Victor Von Doom sí quedaría mucho por contar…¿Alguien se anima?

Interior_Triunfo_y_Tormento

Realmente y revisitando la obra tras el paso del tiempo, parece que es Mignola quien salva Triunfo y Tormento, porque el guión no es específicamente interesante para el formato planteado, porque incluye demasiado relleno y porque en definitiva, sin la fascinación que producen los dibujos, el entintado y los colores propuestos podríamos haber caído antes en la cuenta de que en realidad, Triunfo y Tormento podría haberse resuelto en menos de las casi ochenta páginas que ocupa la historia.
Han pasado ya casi treinta años del lanzamiento original de “Triunfo y Tormento” y le deseamos una larga vida al Doctor Doom. Sobre todo para que pueda seguir enfrentándose periódicamente a ese muermo de Reed Richards.

 

CIBASS Puntuación CIBASS Cuatro puntos y medio


Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies