Big Sur, la caravana zíngara del Rock

Por David Rodríguez, @davidjguru

En el inabarcable universo ficticio de J.R.R. Tolkien, entre miles de figuras, razas y personajes, se encuentran unos seres a medio camino entre dos grupos fundamentales de los que pueblan esa tierra. No son elfos y no son hombres, pero tienen sangre de las dos razas por ser el resultado de una combinación romántica entre padres y madres de mundos distintos. Son los Peredhil, los medio-elfos. Aquellos que ostentan la suerte de reunir el amor del supremo creador por sus primeros creados. En ellos reside la síntesis de la veneración que Ilúvatar siente por sus primeros creados (los elfos) y sus segundos hijos (los hombres). El destino de estos mestizos es complejo y normalmente requieren una decisión (sobre todo tras el decreto que el Valar Manwë dictó). Los Peredhil deben decidir a que raza quieren pertenecer. Pueden optar por vivir como hombres renunciando a su inmortalidad o bien vivir como Elfos. Es su apuesta, su decisión definitiva. Y casi siempre deciden por amor.

Arwen elige la vida mortal por amor a Aragorn, pero sus hermanos Elladan y Elrohir,no deciden y dejan que el tiempo discurra…y de esta intersección entre dos mundos partimos al tratar el disco que hoy nos ocupa. Como en el legendarium de Tolkien estamos ante una historia protagonizada por un Peredhil que nos habla y se expresa desde su condición de medio-elfo y medio-hombre: Quentin Gas, un artista con dos mundos internos que trabaja duro -muy duro- por hibridarlos y dar un resultado que reúna lo mejor de ambos. Ni que decir tiene que lo ha conseguido, pero veamos algunos motivos.

CIBASS Quentin gas y los zingaros Big Sur

La condición de mestizo de Quentin Gas no viene dada -bajo mi punto de vista- por una cuestión étnica -lo que resultaría un tópico excesivamente barato como para ser utilizado en un blog tan serio como este- si no más bien, por su condicionamiento musical. Cualquiera que lo conozca sabe que a Quentin no se le pueden aplicar etiquetas simples, categorías escuálidas ni tampoco el intentar aprisionarlo en moldes, porque eso equivaldría a intentar matarlo y se vuelve injusto cuando intentamos comprender sus pasos creativos. Quentin simplemente (y no es poco) es Quentin y con eso le basta y le sobra para recorrer los senderos que él decida transitar, en este caso, un camino de fusión total entre las dos mitades de su corazón: la que responde al flamenco y la que se absorbe de la música Rock. Este es el resultado: Big Sur. Sin necesidad de elegir entre el mundo de los elfos y el de los hombres. Big Sur es el último proyecto personal en el que se ha embarcado Quentin Gas y una guardia pretoriana sencilla y eficiente formada por Jorge Mesa y José Vaquerizo. Una nueva exploración de este zíngaro indie que nos trae conclusiones de su experimentación, en un trabajo editado en vinilo por FunClub Records y para que el que Películas Malasangre grabó esta actuación. Si no lo han visto, lo recomiendo. Denle al play y ténganlo de fondo. Así sabrán de que estoy hablando mientras tecleo con mala fortuna.

Big Sur avanza por el camino que otros grandes del género se atrevieron a desbrozar pulsando los dos botones a la vez. Hay en el trabajo algo de Julio Matito y los Smash, en particular de los ejercicios experimentales del 72 con Manuel Molina al cante y de los del 79 en aquella reunión experimental que prometía regreso antes del accidente mortal de Julio. Hay ecos de Triana, de La leyenda del Tiempo (que vino a decir que sí, que se podía fusionar y que la experimentación quedaba validada), aunque todavía esté en litigio la cuestión de sí La Leyenda del Tiempo es un disco de fusión del Flamenco con el Rock o más bien un disco de Flamenco que se sirve de instrumentación Rock, pero tal vez lo importante sea que queda como raíz visible. No en vano Quentin y su grupo reivindican esa herencia de manera explícita tocando en su directo los Tangos de la Sultana de Camarón entre todo su repertorio, tal vez para dejar claro sin necesidad de decirlo explícitamente que su arte viene de donde viene y hereda de quienes legaron antes unas inquietudes parecidas.

Más postmoderno que Smash, más arriesgado que Triana y menos solemne que el Omega de Morente y Lagartija Nick, en ese contexto Big Sur juega a pasar a la seguiriya por el tamiz del Rock, pero un sonido garage que deja de lado la influencia de las primeras épocas dominadas por el sonido Stooges o MC5 y se integra con las últimas evoluciones y modelos. Ya no está en este trabajo) Quentin dominado por el espíritu de la Iguana y dejando de lado los saltos y los giros aparece mucho más contenido, más íntimo, más espiritual que en su dimensión con Los News. Ahora parece que Jack White le toma el pulso desde dentro y en sus ecos suenan The Strokes o The White Stripes atacando bulerías en inglés y marcando un compás de batería potente preparado para recibir una bulería por encima.

Empieza el juego…Quentin en directo, acompañado por Jorge Mesa a la batería y José Vaquerizo, van marcando el tempo y construyendo un crescendo durante toda esta sección del directo. Rock, garage y algo de Noise, allá van…el espectáculo comienza con acordes flamencos desde la guitarra de Quentín y la batería de Jorge Mesa golpeando firme, luego arrancan las letras en inglés y en castellano y al final todo termina en una fiesta, cuando varios miembros de la familia Vargas suben al escenario y se unen al show para decantarlo a su dimensión más flamenca. Todos los zíngaros del gran Sur están ya en sus posiciones y preparados para dinamitar el concierto con sus aptitudes: la legendaria Concha Vargas se pone a bailar, Curro Vargas al toque y Carmen Vargas se pone a cantar. Todos los elementos de la exploración están sobre el tablero y entre todos levantan un mapa musical único, creativo, vivo y muy enriquecido. Quentin, con su casaca del ejército imperial inglés, hace las veces de jefe de pista de esta caravana musical de zíngaros entregados a la mezcla, y este explorador victoriano de Lebrija construye la experiencia de traer al fuego lo electrico y lo autóctono, echa a pelear lo hegemónico con lo periférico y las músicas del colonizador y del colonizado se consiguen abrazar en la refriega. Mientras la experiencia avanza, se oye a Carmen Vargas tirando del hilo de las viejas motivaciones flamencas de cantarle a la diáspora romaní del holocausto gitano; algo muy leal, muy Lebrijano, muy “Persecución”…
Ya se van los gitanos, por los caminos, por los caminos, en sus alegres caravanas, y ese es su sino, ese es su sino

CIBASS Quentin gas y los zingaros Big Sur directo
Se cantan bulerías en inglés con el coro de los Vargas en background, se dicta “Sentencia” al declarar que “Fire walk with me” y al toque suenan ecos de las falsetas del Romero Verde de Manuel Molina…”A la luna me subo solo por verte”. Todos los Vargas han conectado sobre algo que no podemos ver explícitamente desde el público, algo inmaterial e inasible pero evidente, algo los ha hecho hablar el mismo idioma desde años de distancia y desde frentes musicales diversos. Todos están ya haciendo lo mismo de maneras distintas pero han alcanzado un mismo espíritu, como una tribu que entra en comunión consigo misma. No sé, intento describir lo que veo pero no alcanzo a ver todo lo que está ocurriendo. No soy un observador preparado, lo sé. Pero sé que todos parecen estar en paz con ellos mismos. Tal vez los Peledhir tengan que elegir uno de los dos mundos, pero no será hoy. Hoy no hay necesidad alguna. Hay un constructo superior que está conectando los dos mundos y el puente es estable y seguro. Concha Vargas sigue bailando.

En serio, ¿No quieren verlo en directo? ¿No quieren escucharlo? dense una vuelta por el perfil del proyecto en bandcamp y luego, si tienen la oportunidad, asistan a un concierto.

¿Yo? yo creo que Julio Matito sonríe desde el cielo.

CIBASS Puntuación CIBASS Cuatro puntos y medio


Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies