Tower Records; como cayó la cadena de tiendas de discos más grande del mundo

Por J.D. Romero, @JD_Romero23

La sociedad es un ente vivo que evoluciona y avanza, aceptando nuevas ideas y modos de vivir, dejando atrás otras sin ninguna compasión, sin ni siquiera pensar en ello. Cogemos lo que nos gusta, desechando lo que está obsoleto y adaptándonos en masa a las supuestas mejoras de desarrollo y sus comodidades, aunque eso suponga dejar la esencia en el camino. Cualquiera que pase de la treintena sabe que los CD’s, los cassettes y los vinilos no sólo fueron un negocio multimillonario, sino que de algún modo definieron a varias generaciones: cada álbum en tu colección significaba un momento especial (algo que desarrollaba magistralmente Nick Hornby en su “Alta fidelidad”) y también un peso artístico en los músicos que hoy se ha perdido entre artificios, productos, escándalos y artistas de pop semidesnudas como reclamo. En el pasado, se buscaba a artistas con inmenso talento y una vez encontrados se les publicitaba con una campaña de marketing que amplificaba sus virtudes. Hoy parece (y a riesgo de parecer un carroza) que la cosa funciona básicamente al revés, y es por ello, que con las muertes de Prince, David Bowie o Michael Jackson tenemos la sensación de que faltan pilares en la música, de que -de alguna manera- no merece la pena invertir unos pocos euros en los artistas actuales porque no hay mucho de ellos de lo que queramos apropiarnos, por lo tanto falla la primera regla básica del marketing. Pero yendo al grano ¿que ocurrió con las tiendas de música?

all-things-must-pass (1)

Tower Records comenzó como un pequeño mueble con discos de vinilo en una drugstore (ya saben, esas tiendas americanas en las que se vende prácticamente de todo aunque especialmente medicinas) y en la que esa idea de vender singles y álbumes se fue de las manos en poco tiempo. De un momento a otro, los discos de vinilo empezaron a venderse tanto que superaron al resto de productos, con lo que los dueños de la tienda sopesaron poner una tienda únicamente de música llamada Tower Records. De ese modo, el primer establecimiento de lo que luego sería una franquicia se abrió en la ciudad de Sacramento en 1960, para luego -y progresivamente- ir abriendo en diferentes ciudades del país como Nueva York o San Francisco. Por si fuese poco, en los siguientes años se abrirían tiendas en Reino Unido, Canadá, Japón, Hong Kong, Taiwan, Singapur, Corea del sur, Tailandia, Mexico y muchos más paises; lo que viene a ser en prácticamente todo el mundo.

rrheaven1

Con el tiempo y la llegada del CD se multiplicaron las ventas. Al comienzo de este nuevo soporte musical no sólo no cayeron las de vinilo sino que se complementaron junto a las cintas de cassette, convirtiendo a Tower en un negocio multimillonario, más si cabe. Ejemplos de este exito es que Tower era el comercio al que acudía Michael Jackson a primera hora de la mañana para comprar sus discos en la tienda de California (y que abrían sólo para él) y en el que artistas como Elton John, Dave Grohl (Nirvana) o Chuck D acudían a por sus álbumes favoritos. Con la llegada del Compact Disc y para aprovechar el tirón de todo el flujo de gente que acudía a la tienda se añadieron películas en DVD, videojuegos, accesorios y libros. Además, la revista “Pulse!” se distribuía gratuitamente en todas las tiendas e incluía todas las novedades musicales, haciendo de soporte publicitario para los discos de los artistas más exitosos. La inauguración de cada nuevo Tower Records auguraba la llegada de miles de personas a la puerta para esperar ansiosamente entrar y comprar sus discos favoritos. Hasta que el tiempo les alcanzó.

music1-1

Y como suele suceder, ni la tristeza ni la alegría son eternas. Con la exitosa llegada del mp3, las nuevas generaciones empezaron a sentir que ni se debía pagar por la música ni tenían la necesidad de conservarla en un formato físico. Tower intentó adaptarse vendiendo reproductores para este nuevo formato mientras compaginaba las ventas con los CD’s, las películas en DVD, los libros y el resto de artículos, pero eran otros tiempos y ni siquiera se habían dado cuenta. La llegada del mp3 significó un cambio de paradigma al contrario de lo ocurrido con el Compact Disc y, como suele ocurrir, si la gente puede tener algo gratis o pagando va a elegir -por norma general- la primera opción.

b74dac8d725f66c10565c0c5fe6f11a4

Tower Records pasó de ser un negocio multimillonario en plena expansión a declararse en bancarrota en 2004. Su inmensa expansión durante los años 90 hicieron que a la mínima caída de las ventas los pagos por los alquileres fueran tan grandes que se tradujeron en pérdidas que crecían como la espuma. Las tiendas de la competencia con CD’s y películas de descuento y la incorporación tardía a internet hicieron de Tower una ruina de la noche a la mañana que acabó con la desaparición de todas los establecimientos a excepción de las de Japón, que fueron vendidas a otra compañía (y que incluso hoy siguen abiertas).

Photo_1974_StocktonStoreOpening

La historia de Tower es la historia de la música y su evolución, tanto en los formatos en que se ofrece como en la transformación de los artistas de una industria y de sus clientes. La disposición de la música en formato no físico unido a una crisis creativa musical mundial (que dura ya más de una década) y sumando que toda una generación ha crecido con esto como algo casi sin valor conformaron la bola de demolición para la cadena de tiendas de discos más grandes del mundo. Una empresa que era todo menos conservadora; de los vinilos se pasó a los casettes, los cd’s, los dvd’s, los libros y cómics o los reproductores de mp3 y que sin embargo fue superada por una industria que basa gran parte de sus ventas en las poses provocativas de Nicky Minaj o las estupideces de un talentoso Kanye West, pero ¿cual es la siguiente parada?


Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies