¿Ha llegado por fin la salvación de DC Comics?

Por Mario de Olivera

La primera acepción que nos da la RAE para la palabra “renacimiento” es la siguiente: acción de renacer. ¿Y de “renacer”? Pues tal que esto: volver a nacer. Bueno, más o menos se pueden hacer una idea de hacia donde quiero llegar con esta breve introducción. El caso es que algo que estaba muerto, vuelve a la vida, quédense con esta idea ya que será de bastante utilidad para comprender la finalidad de este artículo y, sobre todo, la filosofía que DC Comics quiere imprimir a sus tebeos en este nuevo movimiento editorial.

CIBASS_DC_REBIRTH_1

Dicen las malas lenguas que nuestro país siempre ha sido más de Marvel que de DC, históricamente, los aficionados patrios, han preferido las aventuras de La Patrulla X a las de La Liga de la Justicia, las del Capitán América a las de Batman y así hasta agotar todos y cada uno de los personajes de ambos universos. El problema aparece cuando estos datos se trasladan al otro lado del Atlántico, el lugar donde se fabrican los sueños y donde las cifras que se manejan, sin ser lo que eran hace unos años, distan bastante de las que podemos ver por estos lares.

Afirmar que hace cinco o seis años, DC Comics estaba más muerta que viva, sería demasiado arriesgado, no se estaría faltando a la verdad, pero siempre hay matices. La batalla para rascar algunos puestos en el Top 100 de ventas siempre ha estado ahí, usando todo tipo de trucos y malas artes con tal de que los aficionados inviertan sus asignaciones “comiqueras” en títulos de tu editorial. Para ello no han sido pocas las muertes, universos alternativos y desaparición de universos que hemos podido presenciar a lo largo de los años. Y básicamente eso es lo que se planeó en la Distinguida Competencia cuando se dio un golpe de autoridad en la mesa.

CIBASS_DC_REBIRTH_2

Una jugada muy arriesgada que conseguiría hacer el suficiente ruido como para captar la atención del respetable. Un personaje: Flash. Un evento: Flashpoint. Una finalidad: reiniciar todas las colecciones. Para todo aquel que haya estado desconectado de la historia reciente en cuanto a viñetas se refiere, habría que explicar que Flashpoint fue una historia ideada por Dan Didio, Jim Lee y Bob Harras, máximos responsables de DC Comics, en la que todo lo que conocíamos hasta el momento de Batman, Superman y compañía se iba al garete. Años y años de continuidad, tradición y momentos sublimes, desaparecía de un plumazo para dejar paso a nuevas versiones de estos personajes.

Las Nuevas 52, este fue el resultado, más de medio centenar de colecciones aparecerían mes tras mes para intentar poner algo de sentido en este llamativo experimento. La broma ha durado cinco años y ha habido de todo. Desde colecciones muy buenas hasta menos buenas, pasando por lo mediocre y lo deleznable. Todas aquellas que no funcionaban eran reemplazadas rápidamente por otras para intentar mejorar lo que se había ido por la puerta de atrás. Como se ha comentado un poco más arriba, una maniobra que comportaba bastante riesgo, ya sabemos cómo se las gastan los aficionados al comics.

CIBASS_DC_REBIRTH_3

Estas nuevas y renovadas versiones molaban mucho, quizás demasiado, tanto que se acercaban peligrosamente a los parámetros de “molonidad” que imperaban en los años 90. Mentar la década de los 90 en el mundo del comic es algo serio ya que el mundillo estuvo a punto de irse al garete por una serie de directrices de calidad y moralidad que, digamos, eran bastante cuestionables. Los lectores más tradicionales se echaban las manos a la cabeza al ver los resultados, ¿tanto ruido para esto? Mes tras mes la credibilidad se iba agotando.

Pero hubo un punto de inflexión y ese fue el estreno de la esperada “Batman vs Superman: El Amanecer de la Justicia”. Aquí ya no se estaba hablando de unos dólares al mes, no. Los presupuestos que se manejaban y, más importante, las expectativas estaban bastante por encima de los cuatro o cinco dólares que costaban los tebeos. Los buenos números en taquilla (casi 900 millones de dólares) no convencieron a los productores, que esperaban mucho más, y las críticas, bastante duras todas ellas, hacían presagiar cambios.

CIBASS_DC_REBIRTH_4

Y entonces llegó DC Rebirth Special. Un comic aparecido hace veinte días (Mayo 2016) y que devuelve la ilusión a todo el mundo. Ochenta páginas en las que el niño mimado de DC, Geoff Johns, crea magia junto a “colegas” como Gary Frank, Ethan Van Sciver, Ivan Reis y Phil Jimenez. Teniendo en cuenta que él fue el guionista de Flashpoint, parece lógico que también sea él el que termine cerrando el círculo. Tras una primera lectura, después caerán más, tan solo podemos quitarnos el sombrero ante el trabajo mayúsculo que se marca el de Detroit, una auténtica maravilla que ha encandilado a todo el medio y que tiene momentos enormes.

¿Y qué ha hecho para que todo el mundo se ponga de acuerdo? Pues básicamente un retorno al principio. The Good Old Times. Ha recuperado la magia que siempre han tenido los tebeos de DC, una seña de identidad que los ha diferenciado de los producidos en La Casa de las Ideas. Un catálogo de ideas, un manual de estilo con el que deberán trabajar los autores contratados, la tendencia que seguirán todas y cada una de las colecciones. Eso es DC Rebirth. Ya no habrá cabeceras protagonizadas por personajes absurdos que no interesan a nadie, ahora solo están los héroes importantes, escritos y dibujados por autores de primera. Harán falta muchos de ellos ya que hay colecciones (bastantes) que tendrán cadencia quincenal, la calidad no puede disminuir.

CIBASS_DC_REBIRTH_5

Y no quedan ahí las sorpresas (o trucos) ya que también se ha optado por “hacer las paces” con los compradores al poner un precio de portada a todas sus colecciones de 2.99$, una declaración de principios que, de momento, tiene bastante buena pinta. A estas primeras 80 páginas le seguirán un especial Rebirth para cada una de las cabeceras que aparecerán en el futuro. Estas servirán como introducción a la nueva situación de los personajes, una suerte de resumen en el  que se dejan asentadas las bases que nos vamos a encontrar en, ahora sí, los respectivos números uno de esta nueva andadura.

Y de esta forma La Nuevas 52 quedan atrás, como si de un mal sueño se hubiese tratado (algo que se nos explicará convenientemente en el mencionado especial. Y hemos dejado para el final el plato fuerte, lo que ha levantado la mayor nube de polvareda que se recuerda. El culpable de todo esto, un personaje que creíamos intocable pero que se ha decidido introducirlo de cabeza en la actual continuidad. Para muchos un acierto, para otros uno de los mayores atropellos que se recuerdan. No, no vamos a desvelar la identidad del misterioso sujeto (si se fijan en la portada, se puede ver su brazo saliendo de la luz que persigue el grupo de héroes) pero desde aquí aseguramos que cuando la conozcan tendrán que recoger su mandíbula del suelo.

Rebirth 6CIBASS_DC_REBIRTH_6

La nota negativa, porque la hay, es que el mundo del comic pierde a uno de sus máximos exponentes, al menos por una larga temporada. Hemos mencionado el “descalabro” sufrido por la última producción cinematográfica de DC. Algo así no se podía repetir, sobre todo, teniendo en cuenta que este universo se está construyendo, un paso en falso y se derrumba todo el tinglado. ¿Solución? Si Geoff Johns lo está haciendo tan bien en los comics, también lo podrá hacer en la gran pantalla. El guionista abandona los guiones editoriales para centrarse en sus nuevas responsabilidades, coordinará y supervisará las siguientes adaptaciones de Superman, Batman, La Liga de la Justicia…Básicamente, hará lo mismo que ha estado haciendo hasta ahora, devolvernos la ilusión por unos personajes irrepetibles y que darán mucho que hablar en los próximos meses. Volvemos a creer.


Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies