Las reflexiones de Mr. Bratto: el mundo de la moda

Por Bratto Stacatto, alias Mr Bratto. 

Generalmente, cuando paseo por la calle con mis zapatos rojos de 55 cm de tacón, un gato persa atado a mi cabeza con cinta americana a modo de tocado, y unos auriculares gigantescos a través de los que oigo el ultimo audio-libro de Carlos Ruiz Zafón, siempre hay algún joven impetuoso que se gira y me dice: ¿A DONDE ENCAMINAS TUS PASOS ESPANTAJO?
A lo que yo respondo cariñosamente: ¡ES LA MODA HIJO DE LA GRANDÍSIMA PUTA!
En efecto…ES LA MODA.

A lo largo de los años hemos conseguido conquistar la luna, colocar a varias personas con la capacidad cerebral del gorgojo del trigo en puestos de responsabilidad, como triunfadores de ´reality shows’ o incluso presidentes del gobierno e incluso hemos mandado a Marte un robot de cocina equipado con la cámara de fotos de un teléfono celular Nokia 5110. Pero seguimos mirando al MUNDO DE LA MODA con desdén.

IMG_7238
El ser humano, desde sus orígenes, estuvo obsesionado con las tendencias, ya en la Prehistoria las discusiones entre los defensores del taparrabos de rata almizclera y los del, más liviano, pelaje de nalga de dientes de sable, originaron extinciones como las del Homo Antecesor, según creen los antropólogos debido a su clásica actitud de “yo estoy de vuelta de todo.

Con el paso de los años, la obsesión por la moda llevó al final de especies como la del Tiranosaurio Rex, que algunos cronistas del grupo Antena 3 Media relacionan con Venezuela, al parecer él mismo decidió autoinmolarse al no encontrar un chándal con los colores de la bandera bolivariana de su talla, todo esto degeneró en la Revolución Francesa, en la que un grupo de desarrapados llamados Sans Culottes, decidieron exterminar a varios miles de cortesanos con peluca de homosexual decadente dedicados a vivir por encima de las posibilidades de sus súbditos.

 

Así, y obviando miles de años de historia-que hemos decidido omitir para no apabullar con mis vastos conocimientos, llegamos a nuestros días, hoy la moda ha tomado otros derroteros, y vamos a desvelar uno de los secretos mejor guardados de ese mundo hermético, aún a riesgo de poner precio a mi cabeza lo diré, en serio…No me detengan…Pienso hacerlo…

TODA LA INDUSTRIA DE LA MODA Y EL MODELAJE ES REGIDA CON MANO DE HIERRO POR UNA ANCIANA CENTENARIA QUE CABALGA UN PAJARO DODO…Ya está, ya lo he dicho…Supongo que estarán sorprendidos por esta gran revelación, pero es una verdad confirmada por investigadores secretos borrachos, esta señora es la responsable de que usted se viera obligado a lucir hombreras, también de los zapatos sin calcetines y los pantalones tobilleros, es la que ríe en su cueva cuando las modelos se precipitan sobre los brazos del más sátiro del público por llevar tacones gigantescos, y disfruta colocando en las primeras filas de los desfiles a seres ignominiosos como Mario y Dinarama, también es la culpable de que solamente conozcamos la canción “El chacachá del tren”, a pesar de tener un repertorio fabuloso con miles de temas impresionantes como… Bueno, a lo que íbamos, ELLA es la culpable de sus desdichas.

 

IMG_7236

Cuando su hijo llegue a casa luciendo una gorra gigantesca y los calzoncillos a la altura del sobaco, o cuando su pareja aparezca con barbita y un ukeleke, no culpe al gobierno ni a los medios de comunicación, cúlpela a ELLA.

Afortunadamente aún existen héroes anónimos que permanecen ajenos a los dictados de la moda, gente como los espectadores de Canal Sur o los diseñadores de mascotas para ferias agrícolas, seres humanos que llevan a ultranza una forma de vestir personal y ajena a tendencias, mientras ellos sigan repoblando el planeta con su simiente incorruptible estaremos a salvo de las maldades de la anciana devoradora de almas y tendencias.

No obstante hemos de decir que al ser un hombre de mi tiempo ESTOY A TOPE CON LA MODA, si mañana leo en las revistas del ramo-esas que traen dos artículos de viajes, una entrevista de cuatro preguntas, una sección de dietética y 175 páginas de publicidad- que triunfarán los zapatos de rejilla y el sombrero hecho con pelos de pubis de aborigen albino, yo seré el primero en rasurar a mi sirviente australiano.

Pero como ocurre con las drogas o el sexo con crustáceos hay que entrar en este mundo implacable con cierta mesura.

 


Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies