Las mejores portadas de películas de los ochenta

Por Redacción CIBASS, @CIBASS_Blog

 

Nostalgia, bendita nostalgia. Ese fascinante sentimiento que nos manipula y nos hace pensar que cualquier tiempo pasado fue mejor, que en los años que se fueron el césped era más verde y el cielo más azul, como dice la canción que da nombre a este blog (la original de Gladys Knight & The pips, no la versión de Raekwon y Ghostface Killah). Puede que si hacemos un ejercicio de memoria que se acerque a la realidad, los 80’s podían ser más redondos que la actualidad para la mayoría de los redactores del blog que usted está leyendo. Nacidos la mayoría de nosotros entre los últimos años de los setenta y la mitad de la década siguiente, se puede decir que nuestro desarrollo personal -si es que entramos en ese grupo- y la formación de nuestro carácter se forjó entre videoclubs de barrio (obviamente en VHS), videoclips de Michael Jackson, la World Wrestling Federation, la etapa dorada de Michael Jordan y un sinfín de influencias de las que pasamos a otras cosas peores vistas como el hip hop y el heavy metal, lo que bien agitado nos llevó a Can it be all so simple.

En aquellos tiempos ir al videoclub era como comprar la lotería. Podías alquilar Conan el bárbaro y disfrutar durante más de horas de la obra maestra de John Milius o podías equivocarte y llevar a casa la versión italiana producida con 12.000 liras. Ya saben que con el auge de la cinta VHS llegó el boom de las películas directas a vídeo (esas que no pasaban por el cine debido a que ni tenían promoción ni -en muchísimas ocasiones- calidad suficiente) y con ellas descubrimos algunas joyas de terror y serie b que hoy se siguen reivindicando y sobretodo muchísima basura. Seamos sinceros.

Para los que vivíamos en un pueblo pequeño con un sólo cine de estrenos limitados el videoclub era nuestra salvación de ocio para la tarde del sábado. Al estrenarse tan pocas películas y además quedarse en cartelera durante tanto tiempo el único modo de estar al día (aunque luego descubrí que la mayoría de esas pelis llegaron con muchísimo tiempo de retraso) era coger trescientas pesetas e ir a alquilar la película con la portada más espectacular que fuese posible. Luego descubrimos que muchos de esos films se vendían a los distribuidores sólo con esa portada y una sinopsis y una vez cogido el dinero del derecho de explotación de diferentes países se procedía a rodar la película a toda prisa, cosa que tampoco conocían los mismos encargados de moverla en cada país. Y es que eso de coge el dinero y corre no lo descubrieron los partidos conservadores.

De todos modos y fuese parte por la nostalgia que edulcora el recuerdo y otra parte por la magia de llevarte a casa una parte de la época más creativa (para bien y para mal) del cine de las últimas décadas es algo que tenemos en nuestra cabeza como un sentimiento mágico, hasta el punto de echar de menos esa rutina cuando la que tenemos hoy para elegir y ver películas es mucho más sencilla. El filtro de la memoria nos hace amplificar la felicidad de esos momentos que pasamos junto a Los cazafantasmas, Los goonies, Regreso al futuro, Los gremlins (y los critters, esa divertida copia cuya segunda parte mejor al producto que imita), Posesión infernal, La cosa, Alien, Las de Schwarzenegger y Stallone pero también las de Lundgren, Seagal y Van Damme y todas las obras de Cannon films y sus imitaciones italianas así como la mayoría de bazofia asiática que nos llegaba. Un mundo de maravillosas portadas que en ocasiones escondían un tesoro (una vez fuimos más mayores ya nos fijábamos en el director o en la productora) y en muchas otras ocultaban una obra infumable que terminabas de ver por el simple hecho de que habías invertido la paga del fin de semana en ello. Sea como sea, hoy rescatamos algunas de las portadas más llamativas y curiosas del cine de los ochenta en películas que hemos visto o nos sonaban de que rondaban por allí y ya saben que si optan por investigar y buscarlas para su visionado la cosa puede acabar de cualquier modo.

 


Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies