15 fotografías de Wu-Tang Clan que (probablemente) no habías visto antes

Por Redacción CIBASS, @CIBASS_Blog

 

Y con ellos cambió el juego. Tras diversos intentos fallidos por parte de Rza y Gza de triunfar en solitario con singles en compañías discográficas de segunda categoría decidieron buscar una alternativa y hacerlo todo del modo contrario a como se suponía; ser muchos más mc’s de lo normal en una banda de rap, obviar los loops de funk pegadizos y crear una estética y un sonido tan personal y reconocible como poco melódico… la apuesta era complicada pero vaya si les salió bien. De ese modo, Ghostface Killah, Method Man, Old Dirty Bastard (RIP), Gza, Rza, Masta Killah, U-God, Inspektah Deck, Raekwon y luego Cappadonna (habitual en los dos primeros álbumes de Ghost y Rae en solitario) formaron Wu-Tang Clan. Comenzó la leyenda.

El sonido tan particular de sampleos de soul de la primera mitad de los setenta (precisamente lo que luego conoceríamos como Shaolin Soul), sonidos spectrum y voces tomadas de películas de Kung Fu serían las grandes bazas diferenciadoras de la banda con respecto al resto de los grupos de la escena en los años noventa. Pero no quedaba sólo ahí la cosa; desde las estructuras a la hora de componer las canciones (donde no todos los mc’s tenían por qué rapear las mismas líneas dentro del mismo tema) a las personalidades y estilos tan definidos de cada mc, todo parecía fresco y novedoso en la banda de Staten Island a comienzos de los años noventa, a pesar de su sonido pretendidamente oscuro y claustrofóbico creado para no ser aceptado por todo el mundo.

Con su primer LP Enter the Wu-Tang (36 chambers) que fue platino ya se asentaron como una banda que había venido a cambiar las bases y reglas de un género musical que empezaba a pecar de conservador, además de ser uno de los grandes pilares de la costa este frente al rap californiano de camisas de cuadros, Converse All Star y temática explícitamente Gangsta. El resto de álbumes del súper grupo se mueve entre notable (Wu-Tang Forever), aceptables (8 diagrams) y más que interesantes (The W, Iron Flag, A better Tomorrow) pero siempre con ese tono musicalmente subversivo que hace que cualquier nuevo trabajo del grupo sea todo un evento. Bien como discos completos o bien como canciones sueltas, todos los trabajos del clan ofrece momentos brillantes y lúcidos que superan nuestras expectativas y que nos hacen poner en valor y darnos cuenta de por qué son un símbolo histórico del hip hop a pesar de sus ya -muchos- años de carrera a las espaldas como grupo. Como artistas en solitario que sacan discos a la venta también nos han regalado obras maestras como “Only built 4 cuban linx” de Raekwon, “IronMan” de Ghostface Killah, “Tical” de Method Man, “Liquid Swords” de Gza o “Return to the 36 chambers: the Dirty version” del tristemente fallecido Old Dirty Bastard.

Seguramente se note que en Can it be all so simple somos especialmente fans de la banda neoyorkina. Su carácter musicalmente impredecible y los diferentes perfiles de sus mc’s integrantes hacen del grupo un exitoso experimento que nos ha dado -y sigue dando- un sonido tan personal como interesante que a menudo crece y crece con las escuchas. De ese modo y sin más dilación os dejamos con quince fotografías de uno de los grupos más legendarios de la historia de un género cada vez menos moderno llamado rap: las instantáneas de Wu-Tang que muy posiblemente no habías visto en ningún otro lugar.

 


One Response to “15 fotografías de Wu-Tang Clan que (probablemente) no habías visto antes”

  1. Demon Kane says:

    How can hip hop be dead is Wu Tang is forever

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies