I am your father: porque yo soy el verdadero Darth Vader

Por Scott Burton

Hace mucho tiempo, en una galaxia muy, muy lejana…existía un tipo que todavía era lo suficientemente creativo y resuelto como para reunir en una creación de corte pulp los mejores elementos de otros relatos y referencias y ensamblarlos en una historia interesante y llena de aventuras. Plana pero capaz de instalarse en todas nuestras mentes y alumbrar un universo propio que se mantiene a día de hoy. Alguien a quien a decir de otros cineastas de su generación y compañeros de viaje, la propia saga le devoraría el talento. El mundo perdió un cineasta de prestigio, pero dio a luz a un maestro del marketing y del merchadising, capaz de poner el mundo entero a sus pies a raíz de una sola película que como decíamos antes, transformó el sector del cine y por extensión el de los productos asociados. Una historia poblada de mística, de relaciones familiares, de maestros y discípulos, de imperio y revolución. Era la Star Wars original y George Lucas no se había transformado en un vago incorregible. Antes de los tiempos oscuros, antes de Disney.

Estamos seguros de que cuando George Lucas empezó a definir la figura del villano principal de su histórica no podía imaginarse lo absolutamente popular que sería el personaje. Y no es porque hasta que se estrenó la primera entrega y se vieron los números nadie creía en su proyecto (empezando por los ejecutivos de la Fox y terminando por actores y especialistas) sino porque la dimensión que ha acabado cobrando Darth Vader no tiene parangón con prácticamente ningún personaje de ficción de la historia, quizás solo Spider-Man y Superman le hablan de tú a tú y el segundo no está en su mejor momento. Cuando se habla de Vader solemos oír cosas como que representa el mal absoluto y similares y si atendemos a la saga cinematrográfica vemos que no es exactamente así y que incluso alberga un poco de luz en su interior. El icónico villano de Star Wars es una figura magistral de dos metros de altura, con un traje magistralmente diseñado, con una personalidad perfectamente perfilada a pesar de sus escasas frases a lo largo de la trilogía (al menos como Vader). Si las virtudes de Darth Vader fueran únicamente su maldad intrínseca estaría muy por detrás de Freddy Krueger, Hannibal Lecter, Gordon Gekko, Michael Myers o Norman Bates.

CIBASS David Prowse I am your father Darth Vader Star Wars

Inspirado en los samuráis del Japón feudal de las películas de Akira Kurosawa que tanto amaba, cualquiera de las características de Vader son reconocibles en todo el globo, empezando por el casco y la espada láser (que por órdenes de Lucas se debería utilizar con dos manos, como en sus filmes favoritos del director nipón) y terminando por la voz y su particular respiración. Darth Vader fue elegido el mejor villano de todos los tiempos y sus formas y mito relanzadas con cada entrega de la saga, aunque ni siquiera hiciera falta. El alter ego de Anakin Skywalker superó a Yoda, Han, Chewbacca, Luke, Leia e incluso a los popularísimos troopers en merchandising y fama para acabar en todos los escaparates de todas las tiendas del mundo. De la tienda de cómics para nerds al Primark, de marcas de telefonía a ordenadores pasando por todo -literalmente- lo que se pueda vender, eso sí, con el 20% añadido para el padrastro de la criatura: el ratón Mickey y sus secuaces.

En 2015 los realizadores españoles Toni Bestard y Marcos Cabotá decidieron llevar a cabo una idea que había estado rondando durante años a los fans de Star Wars: poner cara al actor que estaba detrás de Darth Vader y hacerle justicia. Y no es que no se supiera que el nombre de ese ex culturista era David Prowse, sino que en la escena final de El retorno del Jedi cuando el villano por excelencia se quita el casco el rostro que aparece no era el de quien realmente había estado poniéndose el traje durante las películas. De ahí que Prowse viviera en el anonimato y con ciertas secuelas emocionales el resto de su vida mientras que el resto del reparto disfrutaba de fama, dinero y reconocimiento público del máximo nivel.

CIBASS Star Wars David Prowse Darth Vader

Al estilo de Searching for sugar man (Malik Bendjelloul, 2012) nos encontramos con una historia de iconos anónimos, de personas que tuvieron su lugar en la historia y por una razón u otra el mundo no les dió su ración de fama y dinero y ahí es donde entra algún avispado documentalista. Con un perfil modesto y cercano -aunque muy bien realizado- y con un toque cómico que conecta bastante bien con el espectador ya que desde el principio sabemos que no estamos ni ante el descubrimiento del siglo y al fin y al cabo de todos es conocido el nombre del actor así como sus apariciones en convenciones de comics, ciencia ficción y similares. La pieza no se toma demasiado en serio a sí misma y sin embargo está terminada con bastante mimo y una más que respetable labor de documentación.

La película es especialmente interesante para fans de Star Wars y no tanto para el resto. Al contrario de la película de Bendjelloul sobre Rodríguez conectamos menos con el actor y menos con la historia y es que aunque el documental intente hacer justicia al actor tras el villano más popular de la historia del cine, si en vez de David Prowse se hubiese contado con cualquier otro culturista el resultado hubiese sido el mismo ya que hasta la voz de Vader pertenece a James Earl Jones. Sea como sea, los poco más de ochenta minutos de Iam your father se pasan volando y si bien es un ejercicio cinematográfico notable vale mucho más como homenaje a una figura histórica casi desconocida y como prueba de que en España se pueden realizar productos que pueden conectar con el resto del mundo e incluso tratando el gigante mundo de Star Wars y sus daños colaterales.

CIBASS I am your father David Browse Darth Vader star Wars

Recomendamos I am your father por tratarse de una pequeña parte oscura de la historia de Star Wars y con la que los realizadores no quieren cebarse aunque la narren honestamente. Un documental que debería haber causado más revuelto por tratar directa e indirectamente sobre la saga más famosa de la historia del cine y sobre su personaje más simbólico. Para fans de La guerra de las galaxias, de los documentales, de las justicias históricas, de las historias curiosas… y un poco menos para el resto.

puntuacion flash


One Response to “I am your father: porque yo soy el verdadero Darth Vader”

  1. Garret says:

    Curioso documental, loable para ser español pero que te acaba dejando un poco frio, no?

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies