Diez cosas que tienen que desaparecer en 2016

Por Scott Burton y Doctor Cancamusic, @DRCancamusic

Tal como bien dice Toteking en su álbum 78, España es el país de alargar la broma. Si algo tiene un poco de chispa o gracia lo alargamos incesablemente hasta acabar completamente hartos, la cosa es que esto no sucede hasta que nuestra repugnancia y desprecio ha llegado a niveles inimaginables. El otro día sin ir más lejos leíamos cómodamente la introducción que Raúl Minchinela (AKA Dr. Repronto) ha tenido a bien desarrollar para presentar una de las entregas de los Ranciofacts de Pedro Vera. Y sucede que Pedro Vera nos devuelve de nuevo a Toteking (que le dedica esa impagable canción al insustituible padre de Ortega y Pacheco) y así se cierra la elipsis, pero no mucho: En aquella introducción contaba el Doctor Repronto que nuestro país es una tierra baldía, un secarral, una tierra yerma, solo por el efecto “esto se ha hecho así de toda la vida“, ese mantra que les motivó a asumir, tal como se venía haciendo desde que los reyes católicos dominaron el mapa patrio, que el agua era mala. Evitaban las acequias y quitaban los árboles que mantenían el sustrato solo por repetir lo que habían visto hacer y habían escuchado. Esa imagen es nuestro extraño país. Puro Celtiberia show: un pueblo donde las cosas se hacen por inercia y por un costumbrismo perezoso, donde nadie (o casi nadie, seamos justos) quiere hacerse preguntas. Volviendo a citar al Doctor Repronto, cada vez que alguien decide casarse por la Iglesia solo por contentar a su abuela, este país se hunde en el lodazal mental que sigue reproduciendo desde hace incontables generaciones. Estamos hartos. Como decía Cela, España es un país que siempre llega con las menstruaciones atrasadas.

Lo diremos sin parar y el último que quede aquí  para apagar la luz que lo siga repitiendo: ya basta. Hoy, motivándonos con el asunto casposo de la entrada de un nuevo año (y más descenso a ese medievo al que nos están condenando) y la sana e irreal costumbre de articular propósitos de año nuevo, os traemos un listado totalmente arbitrario, subjetivo, hater y totalmente dictatorial: una lista de cosas que no nos gustaría volver a ver a partir de ya mismo si en nuestras manos estuviera el conseguirlo. A ver si hacéis un change.org ineficiente de esos para que todo lo que listamos a continuación termine y podamos ser más felices. Vale que es una cuestión personal y todas esas PauloCoelhiadas, pero copón, sin estas historias la vida diaria se haría mucho más llevadera. En serio. Esto en CIBASS, y ya sabéis que de vez en cuando nos apetece ciscarnos en algo. Las quejas, al maestro armero.

Así que tened buenas noches y buena suerte.

1-El hormiguero

Seamos sinceros. Si en el programa no estuviera Pablo Motos seguiría siendo insoportable, pero con él se convierte en una tortura medieval. Llevar a algunas de las celebridades más importantes del planeta para hacerles preguntas que dan verguenza ajena, obviar las cuestiones importantes y hacerles sentir ridículo no es nuestra idea de espectáculo. Pero es que el resto del programa es igual y hace mucho (si es que algún día la tuvo) que no hace gracia. No tendremos en cuenta (o sí) las deleznables limpiezas de sable acometidas por el horrible Pablo Motos a políticos del PP o de Cuñadans. Solo queremos que El Hormiguero entregue las armas y se disuelva. Eso sí, estamos seguros de que para tu cuñado es una cita diaria obligada al volver del trabajo.

2-Mr. Wonderful

Ya hace mucho que empezó a oler lo de las frases buen rollistas y el simplismo en los mensajes positivos y es que Mr. Wonderful ya llegó tarde. De ser algo puntual a estar en todas partes hay una gran diferencia y aquellos que tienen un poco de sentido común ya hace tiempo que se quemaron de la supuesta gracia. Una guía de estilo que por si fuera poco ha sido copiada hasta la saciedad y es que ya no solo sufrimos con Mr. Wonderful, sino con todas sus copias e imitaciones. Eso sí, como todas las modas sin unos cimientos fuertes caerá con toda la fuerza con la que subió. Y esperamos que sea en 2016.

3-Cabronazi

El detector oficial de cuñados en Facebook. Como copiar vídeos y memes de terceros te pueden convertir en el perfil más popular de la red social más importante del mundo. Y es que esto es España, las competiciones por ver quien es más divertido se reducen a compartir enlaces de una cuenta que a la vez los comparte de otras. Normal que tengamos cinco millones de parados si hasta para crear un momento divertido nos limitamos con copiar de la misma cuenta de todo el mundo. Lo de Cabronazi ya está bien ¿no?

4-Compartir fotos de niños desnutridos en las redes sociales

Y esto lo decimos estando completamente a favor de la ayuda (sobre todo en desarrollo) al tercer mundo. Pero la cosa es que poniendo una foto de un niño que no come desde hace una semana en facebook no ayudas a nadie (o quizás si como persona básica te sientes mejor contigo mismo). Si de veras te preocupas por los demás dona dinero a las ong’s que operan en esos países, hazte voluntario, envía comida, ropa, posicionate en contra de las guerras y toma una actitud relativamente honesta y sincera al respecto. Y también es válido para esa puta cartela que muestra la foto de varios galgos ahorcados. Que sois animalistas pero pedís rápido la pena de muerte para el humano. Iros a cagar.

5-Las fotos de desayunos perfectos

No desayunas así a diario y lo sabes. Aunque tengas un blog de moda en el que te pones ropa del Primark con la mismo pose que si llevaras un bolso Hermés de 2.500 euros. El ser humano se levanta con el sonido del despertador, dos horas antes de lo que le gustaría y no tiene tiempo de hacer el detox, las tostadas perfectas, ir a por la tarta de arándanos, hacer el café y encima colocarlo todo e iluminarlo mejor que una videoclip de Katy Perry, y si eres capaz de hacerlo es que eres una ociosa. Sabemos que Internet es también un modo de escapismo pero de ahí a las irrealidades ridículas y a la sobreexposición hay un paso: vuestras fotos perfectas con fondos blancos en Instagram apestan. Bastante.

6-Las secuelas de 8 apellidos

Podemos aceptar el fenómeno de la primera. Hacemos el esfuerzo e intentamos comprender que una comedia española como docenas que se hacen y nadie va a verla se convierte en un hit. También entendemos que aquellos que nunca van al cine se pusieran en la cola para ver un filme del que se ha bombardeado sin parangón en televisión y del que los cuñados de ambos sexos no pararon de hablar, como de cualquier cosa fácil, accesible y predecible, pero ya está bien. Su secuela no hacía gracia, el fenómeno dejó de serlo y solo nos queda rezar para que se quede simplemente en algo de lo que ya nadie habla.

7-Gym Toni

No hace gracia. Da igual por donde lo mires, que hagas el esfuerzo, que intentes empatizar. Gym Toni es probablemente la peor serie de la historia de nuestro país y decir eso es poner el nivel muy alto. Las actuaciones dan pena, las situaciones no son ocurrentes, la iluminación y los decorados dejan al chavo del ocho como El Padrino. Ya basta por favor.

8-El “Soy español, ¿A qué quieres que te gane?”

¿A tasa de desempleo? no hay más preguntas señoría.

9-Esa basura de “Liberal en lo económico y conservador en lo moral”

Mira imbécil, no se puede pedir la desaparición del estado y a la vez negar el derecho al aborto. A ver si te enteras: hasta para ser un liberal (de verdad) hay que estar leído. Un poco de Hayek o algo, no sé. Pero algo copón. Porque si no, eres un obrero de esos que se pone #LET en su bio de twitter, un cantamañanas, alguien sin conocimientos básicos de filosofía política, un estúpido y peligroso ser vivo que además trabaja duro para los intereses de su propio enemigo. Y si encuentras uno solo de esos #LET que no pretenda vivir de contratos con la administración pública nos lo presentas. Seguro que a Gerardo Díaz Ferrán le encantará conocerlo. Un producto netamente español. Una vergüenza.

 

10- El gobierno del PP

Vale que la abstención puede ser una posición política. Estamos de acuerdo, todos conocemos las tesis “Trevijanistas”, pero joder, hay que hacer algo para evitar que nos condenen todavía más a ese medievo que han diseñado para nosotros. Que vamos camino de volver a ser siervos, pero con smartphones. Y no es plan. Que se vayan de una puta vez. No sé, valdría decir lo mismo para eso de los Cuñadans o la PSOE (aunque este es el año PASOK para ellos), pero algo hay que hacer. Algo tenemos que hacer. Por favor, mientras que no aparezca un gran movimiento de masas en aras de la abstención como paso previo de una crisis de gobierno y que sea generadora de un nuevo proceso constituyente, piénsalo. En serio. Lo mismo es importante votar. Aunque ya conozcamos los márgenes de lo posible. Pero por generar un esperanza o algo. Quien sabe.

Ah, y el “Preparao” que también se largue con ellos en el mismo tren.

 

 


22 Responses to “Diez cosas que tienen que desaparecer en 2016”

  1. Añado compartir vines de Jorge Cremades. ¡YA VALE!

  2. […] Diez cosas que tienen que desaparecer en 2016 […]

  3. RamonS says:

    Otra cosa que debería desaparecer en 2016 serían los nuevos sabios ( o eso os creéis) que pretenden ser la opinión pública y decir a todo el mundo que tiene que ver o que le tiene que gustar. Creo que el cupo ya esta superado.

    • davidjguru says:

      Tiene usted toda la razón. Siempre le digo a mis compañeros “Tu libertad termina donde empieza la de los demás” pero ellos erre que erre. Y al final, se confunde libertad con libertinaje.

  4. Charles says:

    También debería desaparecer la palabra cuñado/cuñadismo porque tiene pocos meses de vida y joder… que hartazgo. Usar la palabra cuñado/cuñadismo ya es ser de cuñado, y tu la usas mucho…

    • davidjguru says:

      Hablemos de ese “metacuñadismo”, o tal vez sería “Cuñadismo reflexivo” ¿? ¿Cuñadismo transitivo?

  5. Joaquin says:

    Esto básicamente es, pasar de parecer tonto a demostrarlo en diez sencillos pasos, lo que hay que leer. Toda la razón del mundo a RamónS. Me vas a decir tu a mi lo que tendría que desaparecer y lo que no. Por mi como si desapareces tú.

  6. Lenon says:

    Se os ve el plumero: mira como del de la coleta no decís nada. Que asco de comunistas. Da igual de que os disfraceis que siempre se os descubre

  7. Balserejé says:

    Pues yo voto a Ciudadanos, me gusta el hormiguero y un vez compré un libro. Pero sobretodo no me gusta que me digan lo que tengo que hacer

  8. Pelayo says:

    Que típico de rojos menoscabar la figura de un rey insigne como Felipe VI

  9. Vamos por parte, que diría Jack el Destripador:

    1. Esto es un blog, es decir, un espacio de opinión así que sus autores (entre los que me incluyo aunque lleve tiempo sin publicar) comentamos lo que nos interesa, ya sea la música de cámara del XVI o el arte de capar ranas
    2. Aquí no le decimos a nadie lo que le tiene que gustar. Al contrario, suele ser la comunidad creada en torno al blog la que nos lee por afinidad de gustos; así que no sé qué leches hacéis por aquí, sin saber de qué solemos hablar ni nuestro tono al hablar
    3. No sé si dudar de capacidades lectoras o desaconsejar según qué elecciones lectoras porque lo del sarcasmo y la ironía, como que no lo domináis.
    4.De sabios no vamos, básicamente porque partimos del precepto «sólo sé que no sé nada». Así de socráticos que somos, mira tú.
    5. ¿En qué momento lo de ser comunista es peyorativo? Que aquí insulta el que puede y no el que quiere
    6. Por último, lo de no hay mejor desprecio que no hacer aprecio, como que vosotros, no tenéis ni idea, ¿no?

  10. Juanillo says:

    A MI ME GUSTA MUCHO FELIPE SEXTO, ES UN REY QUE HACE COSAS

  11. Cuñaaaaao says:

    A dejar de usar “cuñado”, lo vas a intentar?
    Usarlo está siendo una moda cuñadesca.

  12. Willygham says:

    Lo de “cuñado” como falta de respeto también dejó de hacer gracia, pero el el 97. Y ya sabemos los superguapi que es votar a Podemos, déjennos tener otra opinión si tan demócratas os sentís.

  13. SachaDistel says:

    Es evidente que toda persona que lea este artículo,se convertirá en comunista marxista-leninista-chavista-bolivariano y cambiará todas las fotos de Fray Leopoldo de Alpandeire por cuadros de Stalin. Ese era el plan desde el principio.

  14. ELCUÑAO says:

    OS METEIS CON PABLO MOTOS PORQUE NO PODEIS CON BERTIN.

  15. julio iglesias says:

    sarta de de memeces

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies