Tical de Method Man: pasadizos oscuros, rimas fluídas y el espejo del ghetto

Por JD Romero, @JD_Romero23 y Francis Rivilla, @FRHdFcS

 

Hubo un tiempo a comienzos de los años noventa en que Method Man era uno de los favoritos de la escena a acercarse al status de Biggie o 2pac. Su habilidad a la hora de rimar, su particular y reconocible voz, sus colaboraciones con ambos y ser algo así como el líder al micrófono de Wu-Tang Clan nos hacía pensar que su futuro estaría cerca de esa posición en las estrellas. Y es que no hace falta hacer un ejercicio desmedido de memoria para reconocer que en el 92 y sobretodo a partir del 93 la banda a la que pertenecía el bueno de Meth era algo así como una revolución en el panorama, de los samples de lo que luego conoceríamos como Shaolin Soul (y de los que podéis disfrutar en nuestro facebook oficial) a los sonidos Atari, las voces de películas clásicas de Kung-Fu y la imagen de un súper grupo formado por ocho mc’s cuya habilidad media en el micrófono estaba entre notable y sobresaliente. De entre todos ellos y al inicio de la explosión de la banda el más popular era Method Man, un maestro de ceremonias, que si bien acabó dando menos de lo que se esperaba por una discografía irregular en solitario, todos estamos (y estábamos) de acuerdo en su habilidad narrativa frente al micrófono.

CIBASS Method Man Tical dos
El bueno de Clifford Smith alias Method Man siempre había sido uno de esos tipos que destacan. Ya en el álbum de debut de Wu-Tang Clan, Enter the Wu-Tang (36 Chambers), es uno de los dos componentes que ya tenía un tema en solitario. No sería de extrañar que el álbum de Method como solista fuera el primero en salir a la luz de una serie de discos en solitario que abarcaría a todos los miembros del clan. Como curiosidad, el contrato de Wu-Tang Clan con la discográfica con la que habían firmado como colectivo, Loud Records, les permitían a los miembros del Clan a firmar en solitario con el sello que ellos estimaran conveniente. Así a finales del 1994, para gusto y goce de nuestra fiesta de fin de año, Def Jam pondría a la venta el Tical de Method Man, un álbum tan esperado como extraño y una pieza tan interesante como fuera de lugar hoy día comercialmente hablando en un mercado hip hop más preocupado por la moda y por ser mucho más accesible estética y musicalmente para el adolescente blanco y americano que hace veinte años.
El álbum contaría con un par de singles que funcionaron bastante bien, “Bring the Pain” (este tema sería sampleado solo un par de años más tarde por Devanté Swing para componerle a 2Pac el beat de “No More Pain” incluído en All Eyez On Me) y “Release Yo Delf” (y su guiño al “I Will Survive” de Gloria Gaynor). Una vez editado el álbum aparecería la guinda al pastel (con perdón) que sería el maxi “I’ll Be There for You/You’re All I Need to Get By”, con sus diferencias en la producción con respecto de la versión del disco a la del single y el videoclip. Con la colaboración de Mary J. Blige y co-producido por Puff Daddy, este hit ayudaria a que el álbum llegara a certificarse como album de platino y su clip aun queda en nuestra memoria con Meth y su media cabeza con cornrows y media sin ellos. La canción sería galardonada en 1996 como mejor interpretación de rap por dúo/grupo y daría al señor Smith una fama comercial muy por encima de la base de fans estrictamente hip hop y la prueba de ello son sus diferentes incursiones en el cine y la televisión.

CIBASS Method Man Tical
El peso de la producción recae en RZA, que controlaría este álbum como la mayoría del material de Wu-Tang tanto como grupo como solistas en esta temprana época. Coproducen 4th Disciple en “Sub Crazy” y el propio Meth en “PLO Style“, sin mucha diferencia en la apariencia en conjunto de esta referencia. El álbum musicalmente está en la línea del 36 Chambers con un toque incluso más oscuro y monótono, cosa que aunque parezca contraproducente encaja perfectamente con el timbre de voz y el estilo de rimar del MC. Beats repetitivos, casi minimalistas, con una lista de samples que hoy dia seria dificil de validar y en los que desde el tema que abre el álbum (y que da nombre al mismo) podemos vislubrar. Encontramos en Tical colaboraciones de otros miembros de Wu-Tang Clan [Raekwon, Inspectah Deck o el mismísimo RZA] asi como artistas cuyos nombres se asociarán a los de Staten desde este momento [Blue Raspberry, Carlton Fisk y el omnipresente Streetlife].

CIBASS Method Man Tical tres

Tical, si bien no es un álbum sobresaliente, hará las delicias de cualquier aficionado al rap en general y a los nostálgicos de los años noventa en particular, especialmente los de un sonido más oscuro y lineal y a los fans del sonido WU que luego saldría más reforzado (y mejorado) en el Only built for cuban linx de Raekwon (la primera parte, no la segunda). Lo medianamente triste es que Method Man no ha sabido plasmar su talento en un esfuerzo en solitario como lo hiciera con este primer elepé. Desde entonces hasta hoy día sus colecciones son un quiero y no puedo en un intento de recuperar el mojo musical que perdería cuando le otorgaran ese Grammy maldito y el rapper deambula entre sus apariciones en cine más comerciales y sus discos pseudo eclécticos a los que ya dimos una y otra oportunidad y que ya no parecen interesar a -casi- nadie. Tical es la mejor muestra de talento y de elección de producciones musicales de un artista que estaba destinado a convertirse en leyenda del rap y que se quedó en un inmenso talento cuyos álbumes raramente han vuelto a reflejarlo. Por si acaso y si tienen la oportunidad no dejen de ver su show en directo tanto en solitario, como con Redman o con Wu-Tang Clan, no se arrepentirán.

CIBASS Puntuación CIBASS Tres puntos y medio


Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies