Stan Lee y sus cameos en las películas Marvel

Por Redacción CIBASS, @CIBASS_Blog

Si Stanley Martin Lieber alias Stan Lee es un icono pop moderno no es sólo por haber cambiado y mejorado gran parte de la historia del cómic, sino también por haber convertido su cara en todo un símbolo. Stan Lee se ha ganado la fama de abuelo que todos querríamos tener con una paciencia admirable (acudiendo a todo tipo de salones del cómic durante décadas) y por aparecer en prácticamente todas las películas que se han hecho sobre el Universo Marvel hasta la fecha, de modo que hasta el menos fan del cómic es capaz de reconocer los rasgos del artista.  Ese señor de edad muy avanzada que se resiste a dejarnos como siempre se ha resistido a ceder un ápice del control sobre los procesos creativos, o de implicarse en la creación de personajes e historias, inventando incluso su propio sistema de trabajo con dibujantes y guionistas. Stan Lee, el sobrino del dueño al que su hermana pidió un “trabajo para el chico” y pasó a convertirse en la mayor figura conocida del mundo del cómic. Un superviviente que ha pasado por todas las crisis del sector habidas desde sus inicios y que ha visto épocas de vacas flacas y momentos de derrumbe absoluto. De grandes despachos y varias secretarias que recogían sus dictados acerca de las próximas grandes ideas para cada serie a escribir en un cuarto de limpieza encima de una caja de cartón. De soñar con Hollywood, el cine y las alfombras rojas a volver al negocio como figura mediática y estandarte vivo de una marca comercial. De compañero de fatigas del genial Jack Kirby a hombre corporativo defensor de la posición de su empresa con los grandes conflictos a causa de los derechos de propiedad. Así es Stan Lee…genio y figura.

Lee es co-creador de Los cuatro fantásticos (que revitalizaron un moribundo mercado del cómic en su época), de Spider-Man, de Hulk, Iron-Man, Thor, Los vengadores, Daredevil, Doctor Extraño e incluso de los X-Men. Con tan sólo veinte años debutó en Timely Comics (el anterior nombre de Marvel) haciendo un guión para el Capitán América, historia que firmó con un seudónimo ya que el cómic en aquellos tiempos se consideraba un arte secundario y el bueno de Stan quería convertirse en el nuevo Arthur Conan Doyle. Pero fue realmente a comienzos de los sesenta y bajo su nombre real (o casi, ya que simplificó su nombre judío) cuando cambió la escena (y el propio negocio del cómic) creando unos personajes con una vida personal más compleja cuyos diálogos dejaban de estar encorsetados y con el que millones de jóvenes de Estados Unidos empezaron a identificarse.

El guionista convirtió un formato con los días contados en un negocio millonario de nuevo y su cara se convirtió en mundialmente reconocible, mucho más aun cuando comenzó el verdadero boom de Marvel en el cine hace poco menos de una década. Con Iron-Man (Jon Favreau, 2008) comenzaba la etapa de la editorial como productora de cine y lo hacía con un Robert Downey jr que revitalizaba y convertía en símbolo de Marvel a un personaje antes secundario. Como no podía ser de otro modo, Lee se reservaba su cameo en casi todas las películas de La casa de las ideas y su cara pasaba a sernos tan particular como la de cualquier estrella del pop. Dicho esto, hoy desde Can it be all so simple nos gustaría dejaros con imágenes de -casi- todos su cameos en las películas de los personajes que él mismo creó y celebramos con ello que el mundo del cómic hoy no está reservado para unos pocos nerds marginados de clase.

Excelsior!


Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies