Connection Festival: la cita Goa-Trance made in Andalucía

Por Redacción CIBASS, @CIBASS_Blog / Agencias

Pocos lo saben pero eso sí, los iniciados conocen la cita sobradamente. A nosotros aquí en CIBASS nos ha llamado poderosamente la atención: desconocíamos la existencia de este encuentro que este año afronta su cuarta edición y nos ha parecido alucinante que algo así esté ocurriendo en pleno corazón de la Sierra Norte de una ciudad como Sevilla. Así que hemos puesto la lupa, hemos entrado en contacto con los organizadores y no hemos dejado de flipar mientras conocíamos la trayectoria de este singular evento. De hecho es muy probable que enviemos un equipo de desembarco a la zona para conocer de primera mano la experiencia…¿Estaremos ante un Burning-Man de producción andaluza? ¿Será algo suficientemente mágico? nuestro equipo de místicos ya está trabajando en ello. Suponemos que cualquier cosa (buena, por supuesto) podría pasar en un evento de estas características: Bienvenidos y bienvenidas al Connection Festival, el encuentro de Goa-Trance que se celebra en Batán de Las Monjas, un enclave cercano a la población de San Nicolás del Puerto, en la Sierra Norte de Sevilla, del 30 de septiembre al 5 de octubre.

CIBASS Connection Festival Goa 2015

Eh, espera un momento…¿No sabes de que va esto del Goa-Trance? venga, te hacemos un poco de intro

No puede entenderse la cultura Goa sin comprender primero la contracultura estadounidense de los años 60. ¿Recuerdan aquella década? ¿La sabrían evocar correctamente? básicamente, fue la época dorada de la paz, la psicodelia, el movimiento hippie. Fue la década que tuvo dentro aquel “verano del amor“. Un decenio en el que muchas personas de países industrializados pensaban de verdad que el mundo podía cambiarse con buenos sentimientos y mejores intenciones. En el hemisferio norte se apelaba a las buenas emociones y en el cono sur se apelaba a la lucha armada. En ese sentido el norte parecía más inocente en cuanto a los métodos para la consecución de sus objetivos.

En cualquier caso, al terminar la década de los sesenta la guerra fría seguía su curso, la amenaza termonuclear no cesaba, seguían existiendo un, dos, tres, muchos Vietnam y no había manera (incruenta) ni de erradicar la pobreza ni de tejer unas relaciones respetuosas entre el Norte y el Sur. De repente parecía que el mundo no podía cambiarse. En ese cruce de décadas se sentaron las bases de lo que nos trae hoy aquí…

…al asumir que la música no cambiaría el mundo, la necesidad de experimentación se volvió hacia dentro del ser humano: arrancaba el movimiento glam, decidido a reutilizar esa energía experimentando con uno mismo; desaparecían las veleidades sociales de los famosos músicos occidentales (John Lennon cantaba aquello de que -the dream is over-). Nixon desplegaba tropas sobre el sureste asiático y políticas cada vez más represivas en EEUU. El sueño, más allá de sus intereses comerciales (Woodstock fue un éxito a nivel de negocio) se abandonaba oficialmente. Y no era para menos: Nixon en la presidencia y Ronald Reagan en California -casi nada-. Así que había dos opciones para los atrincherados en la década anterior: o transformarse y pasar a engrosar las filas de esos nuevos ejecutivos agresivos o emigrar buscando la tierra prometida, una tierra prometida. Cualquier tierra prometida. Y así llegaron como el Mayflower a las costas de la India, donde nuevas comunidades hippies se fueron asentando. Ya saben como va esto: playas paradisíacas que colindan con poblaciones autóctonas sumidas en la pobreza, autoridades sobornables, precios hundidos y burgueses occidentales haciendo el ocioso. No, no estamos hablando ni de la costa española de los años 50 ni de la costa española actual. Estamos repasando la historia viva del estado de Goa, en la India. Donde empezó todo esto.

Las bases estaban sentadas ya: las primeras fiestas y encuentros se condimentaron con música de Jimi Hendrix, Pink Floyd y The Doors. Durante los años 70 fueron llegando los trabajos de grupos como Kraftwerk y entre ritmos electrónicos y beats se fue configurando una de las ramas más espectaculares de la música electrónica…el Goa (en su matiz más “orgánico”) o bien el Psy-trance (en su condición más “metálica”). Desde entonces el estilo se ha consolidado fuertemente en el cruce entre los seguidores de las músicas electrónicas y el estilo hippie. Los encuentros de Goa suelen llamar la atención por el uso de colores vivos, fluorescentes, decoraciones extravagantes (motivos alienígenas, new age, psicodelia, etc) y por ser festivales de exploración sin fin, descendientes directos de los grandes encuentros contraculturales de los años sesenta.

Salgamos de la elipsis

Nos encontraremos en Connection Festival escuchando a los mejores espadas del Goa-Trance internacional que vendrán de todas las partes del planeta. Gente mítica en este campo como Man With No Name, Electric Universe o Total Eclipse (entre otros muchos). Más de setenta actuaciones combinadas entre actuaciones en vivo y Dj Sets que durante esa semana nos dotarán de una experiencia más allá de lo físico. Además, nos dicen desde la organización que facilitan la asistencia con zonas de esparcimiento, tiendas, comidas y bebidas y hasta zonas de juegos para niños y niñas.

CIBASS Connection Festival 2015

 

Más información:  http://www.connectionfestival.org


Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies