Los diez realities más ponzoñosos de la historia de la televisión

Por Juan Antonio Fernández, @juantoniofer

La Televisión, ese gran invento del siglo XX que no dejó a nadie indiferente y que todos y todas consumimos. Ese invento que dice que te da información, entretenimiento, te desconecta el cerebro…y nunca más te lo vuelve a conectar. Pero lo cierto es que sin televisión el mundo sería otro…y sin televisión basura otro mas diferente aún. Porque la telebasura todo el mundo la consume y a la vez todo el mundo niega consumirla. Si acaso de vez en cuando, como las drogas.

Dentro del mundo de la telebasura podemos incluir series sobreactuadas, películas basadas en hechos reales, reposiciones infinitas de sesiones de cine casposo, concursos zopencos pero sin duda alguna los programas que se llevan la palma son los reality shows. Estos programas de telerrealidad se basan en coger cámaras de televisión e implantarlas en algún lugar donde se muestra algún punto concreto localizado como por ejemplo un hogar, una casa, un hotel, una isla…o mostrando algún tipo de profesión que se ejerza o se quiera ejercer. La transformación de este tipo de producto fue más allá, como por ejemplo contando el día a día de algún personaje famoso o teniendo lucha de poderes para conseguir un cuerpo-objeto. Atrás quedaron aquellos lejanos días de hace unos quince años cuando aterrizó la primera edición de Gran Hermano. Aunque ahora sabemos que no era casual que algo así sucediese en plena era post-11/S, ya que al parecer el objetivo de gran alcance era introducir un gran cambio cultural en cuanto a que fuésemos asumiendo que ser grabado durante 24 horas al día no era nada malo, en aquel momento todos y todas éramos mucho más inocentes que ahora: todo el país se reunía frente a la televisión para ver aquella primera edición que nos vendieron como “experimento sociológico” y repetir hasta la saciedad las coletillas más usadas por aquellos concursantes más carismáticos…”los veinte millones son para mi” “¿Quién me pone la pierna encima?” y demás frases…buenos tiempos. El caso es que el formato se fue algo de las manos, empezó a imponerse sin nada de cordura y como es natural en un país con tendencia a la caspa era absolutamente normal que terminásemos viendo en nuestros receptores una serie de bazofias infumables sin sentido alguno…sin embargo esto de la telerrealidad viene de lejos. Veamos.

Antes de comenzar a enumerar los programas de telerrealidad más ponzoñosos, vamos a hablar un poco de la historia de este tipo de programas. Se puede decir que se comenzó en los años cuarenta en Estados Unidos con la clásica cámara oculta, pero, como programa de telerrealidad en sí, no es hasta una década después con los concursos de misses, muy populares entonces, dieron el salto a la pequeña pantalla. En España, el primer reality fue un programa muy de la España de la postguerra, en 1948, se emitió ¿Quiere usted ser torero? El nombre del programa invita a estar entre la lista de estos realities ponzoñosos, pero como ni yo mismo ni nadie tiene idea de cómo funcionaba y el éxito que tuvo, vamos a dejarlo a un lado mejor. En Estados Unidos en los setenta hubo un primer boom. Un exitoso formato que consistió en grabar a una familia norteamericana normal durante una semana, fue exprimido al máximo, llegando a ser éstas familias estrellas de la televisión. Pero ese boom se diluyó y en los años ochenta pasaron de moda totalmente.
El antes y el después de los programas de telerrealidad lo marca El Gran Hermano, sin duda el programa de televisión más exitoso de la historia de la televisión en España, -en su primera edición, por supuesto-. A partir de aquí, llegan a España una serie de programas con todo tipo de versiones a este Gran Hermano: El Bus, Granjero Busca Esposa, Hotel Glam…Poco después llegó todo tipo de versiones y conceptos de telerrealidad, como de supervivencia (Supervivientes, Perdidos en la Tribu), de academia artística (OT, La Voz), de solteros que buscan parejas (Mujeres y Hombre y Viceversa, Adán y Eva), de modelos, de búsqueda de empleo, de entrenamiento militar, deportivos (Football Cracks), de tipo “conoce mi vida” (Alaska y Mario), de tipo estrategia (El Topo), de tipo “cambio” (Cambio Radical), de cuestiones de Salud (La Báscula), artísticos (Más que Baile), rústicos (Curso del 63), de viajes (Pekin Express), de cocina (Pesadilla en la Cocina), de infiltración (El Jefe) o de saltos de trampolín (¡Mira quién salta!). Bien, después de esta lista, prometo que no habrá ninguno repetido en los diez que me quedan ¿difícil? Difícil me lo han puesto para elaborar esta lista después de tanta ponzoña. Nos damos cuenta de la mierda que nos tragamos ¿no? Bueno, aquí va mi lista particular de los más ponzoñosos, que no quiere decir que sean lo peor:

10-Pocholo Ibiza’06

CIBASS Pocholo en Ibiza

Las aventuras de Pocholo en Ibiza ¿Qué puede salir mal?

Para hacer un buen cóctel de Reality, pon un lugar con mucho jolgorio, diversión y 0% de inteligencia bruta o neta (da igual); pon un descendiente del cuñadísimo que desvaríe a la primera y que su vida en sí sea un show pagado por todos; además como es evidente, la época del año tiene que ser verano (el resto resulta ser más aburrido) ¿Qué tenemos? Pocholo Ibiza’06. De los primeros Realities de la Sexta, nada más nacer la emisora ya apostó fuerte por este tipo de programas de telerrealidad. La evolución natural, ha hecho que se vayan sustituyendo por otro tipo de telebasura, pero esta idea inicial de coger a un famoso de medio pelo, fiestero y con ganas de liarla fue bastante mediocre para la “inauguración” de la nueva cadena.

9-Control de Aduanas

Control de aduanas

Si te incautan la droga parece que se la quedasen ellos

Con la llegada de canales a España como Xplora (felizmente fallecida) y Discovery Max, llegaron multitud de Realities extranjeros, doblados de aquella manera. Control de Aduanas consistía en ver cómo trabajaban los aduaneros del aeropuerto de Melbourne (Australia). Lo que te enseñaba este programa básicamente era que no podías introducir drogas en el país, ya fuera en la mochila o dentro de tu cuerpo, llevar especies exógenas o simplemente ir allí a trabajar sin ningún papel. Un programa de los que ves una vez y dices “qué interesante”, pero cuando ves el segundo ya te cansa porque más no hay.

8-Libertad Vigilada

CIBASS libertad-vigilada

No, no es el disco de un grupo de tecno-rumba

Toñi Moreno presentaba en Antena 3 (menudo combo), un programa donde se metía a una serie de adolescentes para luchar por su hogar y emancipación. Los adolescentes creían que las votaciones se realizaban a través de internet, pero, detrás de las cámaras, sin ellos saberlo, estaban sus padres. A ver, la idea…tiene lagunas, más que nada porque los padres podían estar detrás de las cámaras, entre bambalinas como era el caso, pero también podrían verlos desde sus casas a través de la televisión. La franja horaria no ayudó mucho, pero sobre todo que el programa consistiera en meter a unos pocos adolescentes pegándose, insultándose y mostrando los defectos del sistema educativo marcó definitivamente el fracaso absoluto del proyecto.

7-Splash, famosos al agua

CIBASS splash-famosos-agua1-z

Madre de dios

A ver…ver famosos tirándose a una piscina desde un trampolín…pues tuvo su éxito. La verdad no entiendo cómo se puede ver a un tío que es relativamente conocido preparándose para saltar a una piscina. Lo que menos me cuadra es que sólo se ven los saltos de trampolín en la natación profesional durante los Juegos Olímpicos…y gracias. Un formato bastante aburrido que intentaron estirar lo que pudieron, aún a sabiendas de que el éxito de este programa iba a ser efímero.

6-Buscadores de fantasmas

CIBASS buscadores de fantasmas

Más setsis que Tristanbraker pero igual de fraudulentos

Otra ponzoña del canal Xplora. Un grupo de hombres y mujeres que se meten durante una noche en una “casa embrujada” con cámaras de temperatura, radiofrecuencias y unos complejos aparatos con los que se suponían que encontrarían a los fantasmas que buscaban. Al final, el programa consistía en hacer ruidos y buscar donde no había. Yo, por mucho que veía las cámaras superlentas, no veía las sombras que decían, por mucho que decían que se escuchaban psicofonías en los aparatos de audio, tampoco escuchaba nada…un programa bastante previsible y con poco fundamento científico (claro), que era lo que pretendían realmente. Tristísimo.

5-Supermodelo

CIBASS Supermodelo

Chicas miopes en ropa interior. Cada día más cerca de Italia

¿Alguien se acuerda de este programa? Pues poco o nada se sabe de las concursantes que iban a ser preparadas para Top-Model. Era como una especie de concurso de Misses, pero que duraba como tres meses y medio. Programa demasiado lento para lo que pretendían, vamos, que en un par de noches se podía haber finiquitado. Este era el tipo de programa que prometía a los concursantes mucho para que finalmente se dieran de bruces con la cruda realidad. Promesas rotas.

4-Lago sangriento

CIBASS Lago-sangriento

Señor asustado por lagartija: un argumento trepidante

Este programa está ahí en gran parte por el nombre. Pero que el programa trate de encontrar peces mutantes que se comen a personas en los lagos también ganó muchos puntos. Pues eso, el programa se dedica a que una serie de hombres “pongan su vida en riesgo” para salvarnos de lo que todo el mundo tememos en esta vida: bañarnos en un lago y que nos aparezca una serpiente gigante y nos ataque, nos muerda y muramos desangrados. Excitantemente cutre.

3-Estudio de actores

CIBASS estudio-de-actores

Juan Ramón Lucas hace años cuando no lucía tan joven como ahora

Otro exitazo de Antena 3. Tras el éxito de Operación Triunfo a alguien se le ocurrió que si había funcionado este formato con la música, porqué no probar con otra de las artes escénicas: la interpretación. Un Reallity que no vieron ni los familiares de los protagonistas (no cuadran las cuentas entonces) y que poco después de comenzar su emisión en Prime Time fue eliminado de la parrilla. Para lograr que el contrato se cumpliese, la cadena dejó en una academia a los participantes que quedaban, pero claro está, sin las cámaras por delante. Seguramente perdimos a una generación destinada a revolucionar Hollywood. No.

2-Enterrado en mi basura

CIBASS enterrado en mi basura

Todavía no identificamos el morbo del síndrome de Diógenes, la verdad

Programa muy poco recomendado si eres débil de estómago. Simplemente esta propuesta consiste en ver la vida de gente que tiene un problema de Diógenes ¿Y qué hay en las casas de estos señores y estas damas? Pues basura y todo tipo de animalitos correteando en su “parque temático”. El síndrome de Diógenes creo que es una enfermedad bastante seria, no me voy a reír de ella, pero sí que les tendría que dar algo por el cuerpo a los miserables ejecutivos que lo producen y sobre todo a quienes lo ven. Deleznable.

1-El castillo de las mentes prodigiosas

CIBASS El Castillo

Esto es un supergrupo y no el de SuperLópez

Sin duda, tiene que ser el número uno de la lista. Hemos visto en los casos anteriores de la lista a peces mutantes, a pijos farloperos por Ibiza, fantasmas, gente que se tira a un piscina ¿Y cómo podría todo esto superarse? reuniendo a un supergrupo de freaks (en el sentido más circense del término) y ponerlos a ejercitar sus “superpoderes”. Maldita sea, es como una combinación suprema de todos los elementos anteriores echados a la misma batidora. Ahí es nada. Cómo no, obra de Antena 3, el Rey Midas de los Realities, que todo lo que toca lo convierte en ponzoña. Meter en un lugar cerrado a Jorge Astyaro, Lola Montero, Santi Molezún, Leevon Kennedy, Miguelina Noboa Cadet, Divino Otelma, Paco Porras, Josefina Valero, el Profesor Mercury, el Conde Luconi, Khofranhk y Marisa Sevillano, haciendo pruebas que les va poniendo un Señor del Castillo para demostrar el grado de videncia que tiene cada uno. Cágate lorito. Todo ello presentado por Alicia Senovilla. Obviamente el formato se fue al traste porque como era previsible, fue perdiendo audiencia a la vez que se veían los defectos de estos videntes y magos que eran capaces de ver lo que nadie veía: el éxito de este programa.

 

Espero que no terminéis muy exhaustos tras la lectura de este artículo de investigación basurística: el camino es largo y los formatos y sus versiones son inabarcables…¿queréis más? ¿echáis en falta alguno?…


3 Responses to “Los diez realities más ponzoñosos de la historia de la televisión”

  1. y mejor no meternos en el mundo del famoseo de USA y sus realities porque eso seria morir por emponzoñamiento

  2. Shake Shake says:

    Y qué me decís de “El bus”?

  3. davidjguru says:

    Y Granjero busca esposa

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies