Blitz, el relámpago de David Trueba

Por Chema de Ángel, @ChemaAR

Habría que realizar un estudio sobre aquello que se refiere al “momento, concretamente al “momento necesario – adecuado“, como si de una cábala del destino se tratase, esos hechos (normalmente personas, cosas u otros elementos) tienen la habilidad especial de aparecer en el momento justo y necesario, transformándose, en cierto sentido y sin fanatismos, en la piedra angular de la vida de las personas.

Maquetación 1En ese sentido, el cine siempre ha estado un paso por delante en este aspecto, y películas de dispar gusto, han sido dogma de fe para muchos de aquellos, nosotros, que hemos decidido emprender un camino en la vida bajo los designios de una cinta, ya fuera un melodrama espacial o un dramón cómico de Woody Allen; películas que recomendar cuándo alguien está mal, o bien, y siempre dispuestas, como si de un buen amigo se tratase, a hacerte pasar el mejor de los ratos.

De cerca, siempre le seguirá a música, que se entrelaza entre nuestros recuerdos, como si de una quimérica y variada banda sonora se tratase, como aquellos veranos de vuelta de la playa dónde mi padre siempre, una y otra vez, ponía los casettes de grandes éxitos de Antonio Machín. La Nacional IV de 1992 tenía un sentido distinto si la cruzas escuchando boleros de desamor y gloria.

Y en un tercer escalón, los libros. Tal vez los que mejor aguantan el paso del tiempo, por no ser tan inmediatos como lo son cine y música, tal vez no. Quién sabe. Pero como al final todo llega, los libros también pueden hacerte reflexionar, marcar una pausa en el camino monótono de tu vida y darte una visión objetiva de la realidad desde un punto de vista más limpio.

Y ahí es donde entra Blitz, la última novela de David Trueba. Y digo última, no porque quiero que su autor deje de escribir, sino porque ha sido la última que ha publicado con la editorial Anagrama. ¿Sabéis? Nunca entenderé ese latiguillo de ‘último’ como si de una esquela mortuoria profesional se tratase, pero eso es otro tema.

Si algo define la vida profesional de David Trueba, a parte de ser un periodista que ha llegado hasta componer canciones para distintos grupos musicales, es su pasión en todo aquello que crea, por la palabra, una diarrea verborréica que llena a sus personajes, ya sea en cine o literatura, siempre ayudado por una atmósfera cutre y españolizada, aunque para mí los adjetivos ‘cutre’ y ‘españolizada’ siempre irán de la mano de manera melancólica y permisiva.

Blitz es el término que usan los alemanes, dueños del mundo, para decir relámpago. Ese momento en el cielo que todo lo cambia y que te hace ver las cosas de otro modo. Algo así como lo que le ocurría a Michael Corleone cuando llegaba a Sicilia y olvidaba a Kay Adams, enamorándose de una italiana turgente que le hacía perder el sentido. A ese momento, le llamamos ‘darte el rayo’, y David Trueba ha conseguido trascender ese momento amoroso hacia la encrucijada vital de un tardo adolescente español que tiene que salir de su propia monotonía y miedos para llegar a algo en la vida, sin saber muy bien el qué.

Pero no nos olvidemos de Blitz, que es el viaje emocional y transcendental de Beto, un arquitecto de jardines que se dirige a Munich para comparecer en un congreso sobre el olvidado arte de hacer jardines con su proyecto estrella, un jardín que evoca los relojes de arena, demostrando su obsesión ignorante hacia ese elemento que contabiliza las oportunidades perdidas. Su protagonista es sin duda, esa parte de nosotros que siempre se encuentra inmersa en proyectos que no llevan a ningún lado, una monotonía, palabra recurrente en casi todos los trabajos del autor, que ha engullido las ganas y los sueños de todos nosotros.

CIBASS presentacion-blitz-de-david-trueba

Blitz no es solo el viaje de Beto, sino que como convidados de piedra, es el nuestro propio, el de todo nuestros amigos, conocidos, o el nuestro como ente unipersonal. Por eso mismo su lectura responde , de una manera metafísica claro está, a qué podemos hacer cuándo creemos ya no tenemos tiempo, o eso nos han querido hacer creer.

David Trueba juega un poco con nuestra mente de lector secuencial y ocupado con la vida. Ese tipo de lector que se plantea la existencia como capítulos y con un número de quehaceres diarios, tales como ‘hoy hago 5 series de flexiones y ya’ o ‘no, no, que ya llevo 4 cervezas y hoy es martes solo’, e incluso ‘ hace 2 años que no follo’. En un movimiento audaz, para autor y lector, trata de romper ese esquema numeral que la sociedad nos ha establecido casi sin saberlo, planteando un viaje por la vida de Beto a través de 12 capítulos, que ocuparan su año del cambio, ese año en el que el ‘relámpago’ le dio de lleno, demostrando que el paso del tiempo que nos hace madurar y crecer, hay rachas, o épocas, en las que nos pasan muchas cosas y otras fechas en las que nada cambia; por ello el mes de enero para Beto ocupa casi la totalidad del libro, haciendo que una pausa en su viaje emocional sea prácticamente un castigo a la necesidad, y curiosidad, de saber que pasará con este personaje.

CIBASS David Trueba

Y aunque todo esto que plantee, os haga creer que estamos frente a un libro de autoayuda, una novela especialmente escrita para el #TeamCohelo o el #TeamJorgeBucay no os engañéis, es un libro de David Trueba, que como buen guionista español, pese a caer en el tópico que tampoco nos gusta, hace un uso excelso de las escenas de sexo patéticas en casi todas sus novelas, salpicadas con un humor cercano a la sordidez y a la soez, que no empañan el mensaje, sino que lo aumentan a una peldaño esencial en nuestra cartera de ‘batallitas’ que contar, puesto que después de todo, la sencillez y cercanía la hora de contar el relato, hace que podamos contar lo allí escrito como viaje emocional propio en cualquier sesión con nuestro psicoanalista.

Blitz, por eso, es la novela necesaria para toda una generación, mi generación, que ha crecido pensando en que éramos héroes de una gran historia generacional, cuando solo somos simples espectadores que deben decidir tomar parte de una vida que no les pertenece.

CIBASS Puntuación CIBASS Cuatro puntos


Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies