Y de postre: Coca-Cola con helado de vainilla

Por Redacción CIBASS, @CIBASS_Blog

A estas alturas de recorrido en Can it be all so simple no sorprenderemos a nadie si decimos que nos gusta la comida basura o los alimentos de rápida preparación provenientes -en su mayoría- de Estados Unidos. Y no es que no nos guste el sushi o un revuelto de champiñones con jamón, sino que sinceramente preferimos un plato de alitas de pollo con salsa barbacoa acompañado de un cherry Dr. Pepper (o un Big Red) y con una tarta de zanahoria de postre o una rápida y dulce Pop Tart. Podríamos decir que nuestros gustos culinarios se asemejan a los culturales: no hacemos ascos a nada pero nos entran mucho mejor cierto tipo de cosas. ¿Es un philly steak mejor que un bocadillo de chopped?, probablemente sí (aunque todo en esta vida es cuestión de gustos) pero es más sabroso el típico bocadillo de Philadelphia -y también tiene el triple de calorías- lo que unido a cierto arte al hacer las cosas, a presentarlas, a nombrarlas y a formar parte de un entorno que se nos hace más llamativo nos hace acabar prefiriéndolas. No quiero que suene a panfleto imperialista, es simplemente el hecho de que en un mundo globalizado elegimos lo que queremos y desechamos lo que no, también nos gusta el cerdo asado con jengibre y no vamos a nacionalizarnos chinos, o no de momento.

CIBASS Coca Cola con helado de Vainilla

Desde los años cincuenta el gigante Coca-Cola promocionaba una bebida refrescante a la vez que dulce, mezcla de dos seres que se supone no nacieron para estar unidos: la cola y los helados y a la que originalmente llamaba Float. La receta es bien sencilla: Se coge un vaso de tamaño medio-grande, se llena de Coca-Cola (o Pepsi, que esto no es contenido patrocinado) y arriba del todo se echa una bola de helado de vainilla. Como es de suponer, el resultado se bebe con cañita, saboreando la vainilla que va diluyendo hacia bajo y resultando en una maravillosa y sencilla experiencia no apta para prejuiciosos.

CIBASS Coca Cola con helado de Vainilla postre

Otra de las opciones para mejorarlo es utilizar Coca-Cola de cereza y mover la bola de helado hasta que se derrita del todo y se forme una bebida homogénea de color crema, todo depende de los gustos y de la costumbre ya que lo hemos visto hacer de las dos formas en diferentes partes de USA. El consejo que desde Can it be all so simple daríamos es que si se compra la Coca-Cola de cereza nos fijemos en que la lata venga en inglés, ya que la versión española del refresco está adaptada (adaptada = no sabe a nada) y la inglesa o americana tiene un intenso sabor a cereza. En el caso de que seáis de sabores penetrantes aconsejamos utilizar Dr. Pepper de cereza o Dr. Pepper normal, refresco muy popular en el mundo desarrollado que cada vez se puede conseguir en más sitios en este nuestro país.

CIBASS Helado de vainilla y coca-cola

 

 

En resumen:

500 mL (1 pinta) de helado (lo suficiente como para hacer 3 a 4 tazas)

1 L  de Coca-Cola.

1 Cuchara para helado (o una cuchara grande)

1 pajita por persona

Es muy recomendable que uses vainilla en esta receta, aunque puedes usar otros potenciadores del sabor o condimentos aromáticos. Sin embargo, cuidado con utilizar elementos demasiado fuertes como el chocolate, porque no sabrán bien con la Coca Cola y puedes generar un invento más parecido al Napalm que a un postre dulce. En algunos casos, mola usar algo para darle enfasis como un ron negro o incorporar frutas.

Puedes crear variaciones para probarlo con matices, añadiendo pequeños trozos de chocolate, fruta cortada o pizcas de brownie. Por supuesto úsalos en formato  pequeño para que no tapen el sabor principal (ni provoquen el ahogo de nadie).

Puedes usar un helado bien cremoso para que su sabor contraste todavía más con la Coca Cola y se forme una deliciosa capa de espuma.

Despacha para cada invitado en una taza con una pajita y una cuchara para cada uno.

Bebe a través de la pajita, alternando entre la gaseosa helada y el helado cremoso en la superficie. La Pajita es un buen elemento auxiliar que te dará soporte para trocear el helado y seguir comiéndolo.

Warning: Consulta primero con tus invitados si alguien tiene alguna alergia especial a alguno de los ingredientes. Pero esto puede ser una advertencia demasiado  general, así que vamos al caso más importante; esperamos que ninguno de tus invitados tenga algún tipo de diabetes. En ese caso mejor sírvele otra cosa o directamente podrías despedirte de tu invitado para toda la vida. Este es un postre apto solo para grandes adoradores de los azúcares.

Ice Ice baby!


One Response to “Y de postre: Coca-Cola con helado de vainilla”

  1. Angel says:

    Casi nunca me encuentro con un blog o una noticia que sera entretenido a la par de educativo y quiero
    decirles que estoy impresionado con lo que me he encontrado en esta
    pagina, seguir escribiendo as.

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies