¿Qué dice la gente en Toledo?

Por Doctor Cancamusic, @DRcancamusic

Leía hace unos días una actualización de estado del grupo Def Con Dos relacionado con la supresión de unos de sus conciertos programados, en este caso en Toledo. Se aludía en el texto a la censura, a la acusación de “grupo satánico” y a presiones directas por parte de la administración sobre la sala de conciertos y ensayos para impedir el bolo a solo dos días de su celebración. Bien hasta aquí no sería nada nuevo bajo el sol, quiero decir que por desgracia en este país ya hemos visto algunas de esas a lo largo del tiempo y ya por obra del demonio (el verdadero, el que intenta impedir el progreso) casi que hemos normalizado cierto tipo de movidas de este palo. Evidentemente el caso en sí de ser cierto sería horrible y por supuesto no podríamos estar más en contra de este tipo de acciones por parte de demócratas-de-toda-la-vida y señores-de-centro que como siempre desde hace cientos de años en este país se encargan de interrelacionar diferentes grupos de poder para que todo siga siendo igual o al menos parecido. Además en este pútrido país ni siquiera se cumple eso de “Si queremos que todo siga como está, es necesario que todo cambie“. Que va, al ser este un proyecto fracasado de estado-nación con escasa capacidad para la estética y “lo estético” ni siquiera se produce una inquietud en torno a la forma: aquí el poder puede seguir teniendo el mismo aspecto y manejando los mismos discursos ahora que hace 150 años. El Gatopardismo no está porque realmente nunca terminó de llegar. El caso es joder. Sin más.

CIBASS Captura del estado de DefConDos en Facebook

Captura del estado de DefConDos en Facebook

Ocurre que por otro lado he tenido a bien leer el artículo escrito por @cr0nopio para Hipersónica “Def Con Dos y el esperpento y ya entonces al cruzar visiones se disparan todas mis alarmas. Básicamente entre juicios de valor sobre la evolución del grupo y actas de muerte (a los expertos normalmente les encanta dar cosas por muertas, siempre tienen un certificado de defunción a mano), plantea el autor el ridículo y la vergüenza que hace DCD al responsabilizar de la situación a la censura cuando en realidad se trata, según él, de un tema más prosaico: licencias y permisos de la sala. En torno a esta parte del artículo casi que puede existir algo de razón, pero sin duda el resto de la ensalada me resulta difícil digerir: se me hace raro que alguien reconozca que “soy tan duro con DCD porque es una banda a la que admiraba en mi adolescencia” (los comentarios del artículo no tienen desperdicio, es como un vertedero de rebeldes reconvertidos con el tiempo en señores-de-centro) y vestirlos de limpio llamándoles infantiles, molestos, faltos de ideas, ridículos, agotados, necesitados de inventar una conspiración para salir en los medios, etc. Joder. Menos mal que los admirabas colega…te has tomado al pie de la letra el Kill Your Idols, ¿Eh?.

Bien, de todo el artículo y al margen de opiniones de ese palo, hay una expresión que me ha hecho detenerme durante más tiempo del previsto buscando una interpretación eficaz digna de tal singularidad socio-política. La frase en cuestión: “Simplemente son víctimas del cumplimiento de una ley, cumplimiento por el que debe velar un ente como es el Ayuntamiento de Toledo”. Ahora sí: señor de centro salvaje aparece. Cumplir la ley. Ya.

CIBASS Captura del artículo en hipersónica

Captura del artículo de @cr0nopio para Hipersónica

Comentemos amistosamente esta idea: cualquiera de nosotros que habite en una ciudad de tamaño mediano controlada por conservadores (en cualquiera de sus dos marcas comerciales, la roja/socialdemócrata y la azul/democristiana, es decir casi cualquier ciudad de tamaño medio y grande) sabe perfectamente, porque lo ve, porque lo vive y porque lo sufre como se produce la especial relación de la ordenación urbana con el cumplimiento de la ley para sectores específicos de la población. Cualquiera de nosotros ha visto como la policía solo se detiene a multar a un bar en concreto entre varios que incumplen al unísono la misma normativa, o bien hemos visto como se precintan bares específicos donde ¡Oh, sorpresa! da la casualidad que se venían produciendo encuentros de círculos de un nuevo partido progresista.
Cualquiera de nosotros sabe perfectamente que el cumplimiento de la ley es una intención parcial, sesgada y usada de manera arbitraria más de lo deseable en cualquiera de nuestras ciudades. Por eso el casposo bar de elegantes señores que toman Gin-Tonics cierra más tarde que tu piojoso bar de perroflautas.

Tampoco que la sala no tenga la licencia en regla es argumento válido para señores-de-centro: según la comunidad autónoma las licencias pueden tardar en resolverse una media de dos y tres años. Esto ocurre especialmente en comunidades donde el partido conservador gobernante colisiona con el otro partido conservador que mande a nivel municipal y puede pasar que las competencias están prácticamente en litigio. Lo que quiero decir con esto es que hay ciudades donde al pedir una licencia, ni siquiera la administración local sabe exactamente que atribuciones tiene para ello. Así de claro. Normalmente, como a nadie se le ocurre en un alarde de adivinación ponerse a leer en los posos del café que su destino es tener un bar de copas, una sala de conciertos o un chiringuito en la playa y pida una licencia “para dentro de unos años”, pues lo normal es que la administración acceda a la apertura con una extraña fórmula intermedia alegalmente consentida: apertura en modo provisional. Y de paso pues si el sitio se convierte en un punto de reunión de peligrosos comunistas devoradores de niños, pues se le exige el cumplimiento de la ley y a otra cosa mariposa. Y lo que vengo a decir con esta retahíla es que cuidadín, que lo mismo puede haber una zona común entre la queja expresada por DCD y los argumentos “oficiales” esgrimidos por la administración pública y del que parecen hacerse eco ciertos redactores atribulados. Que no le negaré yo a nadie las ganas de hacerle un 0WN3D a Strawberry y sus secuaces, pero entiendo que debemos dar algo de cancha al tema porque en nuestras ciudades eso de “el cumplimiento de la ley” por parte de locales, bares y demás es realmente El Coño de la Bernarda. Atentos: realmente las dos versiones pueden estar ocurriendo en el mismo espacio de manera coordinada. Puede ser que sea un tema de permisos de la sala en cuestión. Y a la vez puede ser que la maquinaria administrativa se haya puesto en marcha por motivos políticos. No es que sea una variante urbana del gato de Schrödinger, es que estamos en Hispañistán y aquí las cosas tienen muchas raíces e intereses entrecruzados que terminan en una realidad con varios casos posibles ocurriendo en el mismo momento.

CIBASS Def Con Dos

Def Con Dos. Fotografía de Carolina Guajardo Briones, @KarolaGuajardo

Además, ¿Qué cojones? Def Con Dos siempre ha sido un grupo necesario en este país. Entre el punk y la música políticamente correcta de radio fórmulas y demás, Def Con Dos supo encontrar el camino propio desarrollando sus propias historias de violencia de manera elaborada con un enorme background cinematográfico. Nadie ha hecho un storytelling mejor en cuanto a que este sistema es un tongo y una estafa. Y nosotros unos palurdos. No era una cuestión de que dijesen que iban a matarte, es que eran capaces de tejer un relato diciendo como lo harían. Y eso está bien. Si la han cagado con su anuncio estoy seguro de que lo aclararán y de acuerdo al sentido común y la honestidad de Strawberry, seguro que entonan un Mea Culpa de esos.
Con esta tensión social en aumento y la polarización política que estamos viendo, me parece normal que cada vez tengamos que elegir más. Si amigos, todavía sigue siendo la hora de los mamporros. Y yo estoy con los Def, que si no corre uno con la responsabilidad de estar defendiendo los argumentos del enemigo y encima sin haberse dado cuenta. Por aquello de la independencia profesional, la imparcialidad informativa, la objetividad (no se rían), a veces puede uno estar diciendo cosas que benefician al que viene a llevarse los hospitales. Y si no que se lo digan a Mr. Carne Cruda, que tras ser expulsado de medios por presiones políticas, ya en su propio canal y con ganas de hacer periodismo de choque en sus podcasts, al final fungió de Eduardo Inda insistiéndole en cuestiones de cuñaos a un teórico compañero de trinchera. Joder, si que es el fuego amigo es el que más duele. ¿Quiere ser usted un quintacolumnista? ¿Está preparado para asumir que lleva al enemigo muy dentro? Cuidado amigo: cuando reparte a todos por igual tranquilizando su conciencia de excelente profesional independiente, al que realmente le hace más daño es sin duda al más pequeño y/o al más débil. 

Leo en este momento el desmentido del Ayuntamiento dando su versión en incluso añadiendo  más datos (que ya habían contratado a DCD en 2010 sin problema alguno). Curiosamente en el mismo hilo una usuaria aclara que la sala lleva dando conciertos desde hace meses. Y también está el desmentido de la propia sala publicando que “no han recibido amenazas por parte del consistorio” (parece una publicación escrita con una pistola puesta en la sien). Sinceramente prefiero mantener la duda.

Y sin demorarme más expondré las cuestiones finales:

DCD, si es cierto que se os ha ido la pinza, decid algo.

Tras la defensa de la ley y el orden suele habitar un señor-de-centro.

Nadie mejor que los ciudadanos del lugar para conocer de primera mano si “el cumplimiento de la ley” es justo e imparcial o más bien arbitrario y políticamente intencionado. El análisis de esta situación no es sencillo inicialmente y solo la gente del entorno puede proporcionarnos contexto.

¿Qué ambiente se respira por allí? ¿Qué dice la gente en Toledo?


4 Responses to “¿Qué dice la gente en Toledo?”

  1. Cronopio says:

    Ahora resulta que yo, antiguo militante de IU y miembro en su fundación de un partido como Equo y posible votante de Podemos en las próximas elecciones soy un señor de centro. Y todo por exigir el cumplimiento de la ley, lo mínimo que debemos exigir para poder convivir en paz en una sociedad tan convulsa como esta. Algo habré hecho bien si se ha dedicado todo un artículo a llamarme facha por algo que no dicta sino el sentido común y la percepción de una banda que se ha ido al garete y está echando por tierra su estima y la nostalgia. En fin.

  2. Señor Cr0nopio,

    Vaya por delante que no le conozco personalmente y que mis opiniones vertidas en el artículo se basan principalmente en mi interpretación subjetiva de su escrito. Si se ha sentido ofendido, le pediré disculpas y le ofreceré mi compromiso personal de no volver a producirle ese efecto. Si no se ha sentido ofendido y su comentario anterior solo busca hacer avanzar la conversación, entonces me animo a exponerle mi respuesta.

    De su extraña defensa (extraña porque creo que se deja usted en peor lugar de lo que se sugería en su artículo) me llaman la atención algunas cosas:

    1-Si tras todo ese excelente bagaje de militancia izquierdista no ha adquirido usted cierta visión crítica sobre el uso de la ley y el derecho como instrumento de dominación de clase, me sorprendo. Parece haber circulado por diferentes partidos de izquierda y sin embargo no ha retenido postulados netamente marxistas como ese. Esa característica hace su caso todavía “más curioso”. Lástima.

    2-“El cumplimiento de la ley, lo mínimo que debemos exigir para poder convivir en paz en una sociedad tan convulsa como esta.” -> Señor Cr0nopio, si tras la inclusión del ignominioso artículo 135 en nuestra sacrosanta constitución y tras la aprobación de la ponzoñosa ley mordaza usted sigue pidiendo la aplicación de la ley como medida para asegurar el orden social, entonces debo intuir (no le conozco personalmente) que representa usted lo que eufemísticamente llamamos “un-señor-de-centro”. Tal vez no lo desee, pero cumple usted a la perfección parte de su cometido social. Defender el cumplimiento de la ley teniendo dentro vulneraciones tan graves como estas es bastante cruel e injusto para los que sí seguimos residiendo en el país. Eso lo haría a usted prácticamente un colaboracionista.
    Siento sinceramente si le agita. Siento si soy el primero en decirlo.

    3-“Algo habré hecho bien si se ha dedicado todo un artículo a llamarme facha” -> Me parece perfecto si quiere interpretar este escrito como un “Ladran Sancho, luego cabalgamos” (que curiosamente es un mensaje muy de…señores-de-centro y usado por partidarios de este gobierno actual que tenemos). Pero lamento decir que en realidad el artículo va en general sobre DefConDos y en particular sobre la construcción de la reacción en base a diferentes constructos legales, sociales y comunicativos (trabajo mercenario mediante). Su escrito (que no usted personalmente) es solo un recurso más, parte de una premisa a refutar. No está escrito ni para usted ni teniendolo a usted como objetivo, pero me alegra que lo interprete así y se sienta, en cierta manera, el sujeto central de algo. Eso casi siempre es positivo.

    Una anotación más señor Cr0nopio: tenga cuidado al defender sus argumentaciones diciendo que las dicta el sentido común. Es uno de los pasos identificables hacia la caverna. Como digo en el artículo, yo prefiero conservar y alimentar la duda.
    La Duda, “con su simpático nombre de perrita rusa”.

    Besis.

    P.S – Podríamos llegar fácilmente a algunos acuerdos, como el hecho del descenso de calidad en los resultados de DefConDos. Le tiendo la mano si prefiere que sigamos hablando de música.

  3. Cronopio says:

    Buenas tardes señor Cancamuso, espero me permita el atrevimiento, pero visto lo trasnochado del tono en la apelación y en la respuesta creo que puedo utilizar el apelativo. Es cariñoso, por supuesto, usted me ha hecho reir como no lo hacía desde hace bastante tiempo.

    Vaya por delante que yo tampoco le conozco, pero como aquí hablamos en base a lo que hemos leído el uno del otro le voy a pedir el favor de que me permita hacer varias precisiones al respecto de las afirmaciones que acaba de realizar, afirmaciones que al parecer ha estado mascando durante un par de días diccionario en mano, lo cual denota que esta retórica decimonónica no es propia sino impostada. Vamos al lío, que Roma no se levantó en dos días:

    1. Me parece muy curioso, por no decir gracioso que usted, quien se considera capaz de realizar análisis críticos al respecto de la adquisición o utilización de pensamiento crítico, valga la redundancia, de un tercero, se muestre sorprendido al respecto del rechazo o la no adquisición de idearios netamente marxistas por quien escribe. Y digo que me parece curioso precisamente por la propia naturaleza del esfuerzo que acaba de realizar, ya que la realización de una aproximación crítica a la ideología marxista en un contexto como el actual, desempeñada desde el prisma práctico de la política organizativa o programática, en cualquier homínido de dos dedos de frente conlleva la consecuencia del rechazo propio o ajeno, pues en la práctica el marxista se detiene más en la paja del ojo del semejante que en la viga que se encuentra en la cavidad ocular del enemigo. Y esto por no hablar de la inutilidad de determinados postulados a la hora de plantar cara a problemas actuales que van más allá de la simplificación del colectivismo o de la titularidad de los factores de producción, o de la estupidez de minusvalorar el poder del imperio de la ley en las sociedades de corte marxista, de las cuales casualmente la historia ha acabado demostrando que la aplicación del imperio es mucho más ambiguo y no análogo del presente en las sociedades que emanan del desarrollo del estado liberal tras la Revolución Francesa.

    2. El cumplimiento de la ley, efectivamente, esa obligación para todo y cada uno de los ciudadanos que nos permite vivir en paz en base al poder igualador de la misma para con todos, ya sean César Strawberry o el vocalista de la banda amateur que tocaba ayer en La Pasarela pero que también vio su concierto cancelado por la ausencia de licencia y el no cumplimiento de las condiciones de seguridad básicas en lo que se supone debe ser una sala de concierto, es el mayor de los avances logrados por ls revoluciones de corte progresista. Evidentemente la aprobación de la Ley Mordaza es un atentado al mismo, pero le voy a pedir el favor de que no mezclemos aquí churras con merinas no sea que parezca que no tenemos ni puta idea de lo que estamos hablando. Eso sí, le cojo el guante en lo que respecta a la aprobación del sacrosanto 135 para aprovechar y darle una pequeña clase de historia económica: la crítica desde el ámbito chiripitiperroflaútico, conste que no le meto ahí pues no sé si se ducha a diario o una vez cada dos semanas, a la regla de oro me parece la mayor estupidez de nuestro tiempo, una estupidez que niega el principio en el que se debe basar cualquier política progresista, trabajemos con los recursos que tenemos pues el derroche de hoy serán deudas que se aferrarán a las gargantas de nuestros hijos. Qué cosas, Suecia lo impuso tras la 2a Guerra Mundial cuando era uno de los estados más pobres de Europa y mire dónde han llegado hoy. ¿Casualidad? No lo creo, más bien no creer en unicornios. Sé que es duro leer esto para un perroflauta, pero más duro es el empecinamiento en una política económica basada en el endeudamiento y no en la optimización en el uso de los recursos propios. Fíjese, es algo así como esa autarquía a la que tanto alaban en las comunas, en las colectividades, no sé si me sigue.

    3. Pensé que el “Ladran Sancho, luego cabalgamos” era una interpretación más propia del perroflautismo, por eso del “su miedo, nuestra sonrisa”, pero oiga, usted mismo. Mi artículo también iba sobre Def Con Dos y lo absurdo de utilizar la censura para llamar la atención pero usted ha preferido llevarlo a otros derroteros con el fin de dárselas de entendido. Tranquilo que esto no me asusta, tras experiencia de más de 15 años en partidos de izquierdas estoy más que acostumbrado a desayunar perroflautas por la mañana.

    Un último inciso, amigo Cancamuso, la ley como plasmación de la misma convención social que acaba dando forma al sentido común, afortunadamente siempre a posteriori pues de lo contrario estaríamos hablando de los autoritarismos que al parecer tanto alaba, jamás vira hacia la caverna sino en dirección totalmente contraria. Coja un libro de historia y aprenda un poco, aunque sea uno de la EGB, verá que en las sociedades donde se vela más por el cumplimiento de la misma son precisamente los estados donde hay mayor igualdad pues la ley en cuanto a plasmación de deberes acaba teniendo correlación en la presencia de derechos ciudadanos. No puede haber uno sin el otro.

    Yo también prefiero hablar de música que perder el tiempo enseñando historia económica y derecho a alguien que ni siquiera se ha parado a leer y dar importancia en el tema del concierto a lo afirmado por ayuntamiento y sala de ensayos. No ya por el hecho de bajarme a un cenagal cuando puedo tener otras cosas que hacer, sino porque esta defensa de la actitud infantil de una banda como Def Con Dos demuestra que tras la palabrería no hay más que humo, el resquemor de un fan ante lo tozuda de una realidad marcada por una mentira fruto de la desesperación.

    PD: lamento que mi intervención haya podido alterar la paz de este lugar inhóspito y solitario. Def Con Dos ha tenido sus 15 minutos de fama gracias al sainete de la censura, puede que usted haya recibido un par de visitas más de lo normal gracias a la mención realizada a un servidor. En cualquier caso no se moleste en responderme, vista la poca hospitalidad mostrada, algo estúpido teniendo en cuenta la poca cantidad de visitantes que se dignan a venir por aquí, le garantizo que no va a volver a contar con mi presencia. La próxima vez que quiera visitas ya sabe, diga que mi vecina la del quinto, la que no le lee, le ha censurado. Puede que le funcione.

  4. Scott Burton says:

    DFM

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies