Estos Vikingos lo tienen todo

Por Alberto Pérez, @NoUso

El Canal Alien, digo el Canal Historia, se embarcó en 2013 en una aventura de la mano de Metro-Goldwyn-Mayer, esa aventura se llama Vikingos, y cuando lo anunciaron, los adoradores de Clío nos llevamos las manos a la cabeza pensando que si el canal se había convertido en una sección de Cuarto Milenio, a ver qué hacían con la producción de la serie.

Así pasaron los meses, con pocas noticias, sólo a un grupo de nórdicos guapísimos y fortísimos que iban siendo anunciados como protagonistas, y más o menos igual con las mujeres. El miedo seguía apoderándose de las mentes de los más afines a las sagas de los vikingos, a su mitología y a sus viajes.

Pero llegó el día, por fin vimos al anunciadísimo Ragnar Lothbrok (Travis Fimmel), y a su hermano Rollo (Clive Standen) en un papel que parecía se ajustaba tremendamente bien a sus características. Una serie fluida, que hizo que nos fuéramos enfadando con Rollo, que nos fuéramos enamorando de una Lagertha (Katheryn Winnick) luchadora y siempre en pie (a quienes nos gustan las mujeres, quienes prefieren los hombres ya escogieron a Travis Fimmel antes incluso del estreno de la teleserie). Empezamos a reirnos y a entender el misticismo de Floki (Gustaf Skarsgard), la sangre guerrera de Rollo.

Y es que esta producción, mitad irlandesa, mitad canadiense, tenía el sello de Michael Hirst, que ya hizo un buen trabajo en otra serie histórica de factura excelente como fueron Los Tudor.

CIBASS poster-de-la-serie-vikingos

Cartel publicitario de la serie Vikingos

Y claro, los que no habíamos indagado demasiado en el asunto vikingo ni conocíamos las sagas, empezamos a indagar sobre esos temas, y dejamos de ver a estos “northmen”, como los llamaban los ingleses, a empezar a empatizar un poco con su forma de vida. Y es que entender a un pueblo agroguerrero, que vive en uno de los lugares más fríos de Europa, y que dedican su tiempo libre a navegar y saquear tierras allá donde llegaren, pues no es fácil.

Así que la historia general, la de señor con ambición político, la historia de amor, de traición, etc, sigue los criterios básicos de cualquier novela seriada televisiva. A esto le sumas la mezcla con las imágenes de Noruega en el deshielo, todo verde, sus cascadas, lagos y fiordos, un poco de mitología desconocida, algo de misticismo, sangre y sexo desenfrenado, y el combo te deja pegado a la pantalla durante dos temporadas seguidas.

En cuestión histórica, la serie va desgranando muy bien, con sus tempos adecuados, cómo este grupo humano fue capaz de ir navegando lejos de sus tierras (aquí recordar las incursiones por el Guadalquivir en el SIX, cuando los sureños llegábamos, y con suerte, a cruzar el estrecho o llegar algo más lejos haciendo cabotaje) y volver cargados con un buen botín.

Empieza por considerar los avances técnicos que se van consiguiendo para la orientación en alta mar, cómo las casualidades, mezcladas con la protociencia ofrecían a un grupo humano la ventaja de poder realizar cosas que otros ni soñaban. Y nos encontramos ante una adaptación de las historias de Ragnar, contadas por una serie de historiadores daneses (en Sagas, según su tradición) a lo largo de los SXII y XIII, aunque la acción trancurre entre los siglos VIII y IX.

CIBASS Vikingos

Vikingos, la serie del canal Historia

Qué hemos escrito hasta ahora, serie buena, con buena base histórica, mucha sangre, sexo, señores buenorros, señoras buenorras, ¿qué más queremos?. Pues queremos que llegue mañana y de comienzo la tercera temporada.

En la primera temporada empezaron sus incursiones, llegaron a un monasterio en la costa del que no dejaron ni los cimientos, y se llevaron con él a un monje para ir aprendiendo a frenar el choque cultural y cómo manejar la posible situación generada, pero sobre todo, para saber qué había más allá de esas riquezas que encontraron tan pronto. Se van dando idas y venidas desde Inglaterra, y se comienzan a plantear cosas entre las tribus. Todo ello, con Ragnar como protagonista, tanto bélico como político.

La segunda temporada es algo más compleja, siguen con las incursiones, y empezamos a conocer a más personajes. Los ingleses ya son “amigos” de los vikingos, los conocen, saben cómo son, e intentan aprovechar las necesidades de unos y otros en favor propio. Los dramas familiares se acusan, y el desarrollo de las tribus sigue su curso. Todo ello, con Ragnar como protagonista, tanto bélico como político.

Y mañana comienza la tercera temporada, y nos encontramos que van a seguir yendo a Inglaterra, pero que empezará a aparecer Francia, o al menos, el rey de Francia. Imaginamos que se comenzará a llegar a la Bretaña francesa, y no se porqué me da que los vikingos van a jugar un papel fundamental en la política internacional a través del Canal de la Mancha. Todo ello, previsiblemente, con Ragnar como protagonista tanto bélico como político.

CIBASS Vikingos del canal historia

Los Vikingos del canal Historia

¿Queréis que os diga que me parece esta serie? Esta serie es de lo mejorcito en series históricas que se ha hecho últimamente, primero por la originalidad, segundo por la gran producción, tercero por la increíble adaptación de las sagas a guión cinematográfico. Es divertida y dramática a ratos, hace que vayas amando y odiando a los personajes por tramos, al menos yo no soy capaz de ser fiel a ninguno, y eso es difícil.

Una serie bonita, entretenida, con contenido del que aprender, carne y sangre, ¿qué más quieres? A ver si empieza ya y la vamos comentando entre todos.


One Response to “Estos Vikingos lo tienen todo”

  1. Floki says:

    Hola, soy muy fan de la serie, y la verdad es que el artículo está bien, pero echo de menos que se hable más de Floki, uno de los personajes más fascinantes para mi.

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies