Sesión triple: Superdetective en Hollywood

 

Por Scott Burton

 

cibass_superdetective_en_hollywood_portada

Mucha gente no sabe que “Superdetective en Hollywood”  (o Beverly Hills Cop para los yankis) fue una de las películas más taquilleras de la historia durante mucho, mucho tiempo. La  primera parte de la saga estuvo catorce fines de semana seguidos liderando la taquilla en Estados Unidos, que se dice pronto.
Axel Foley es un icono de los ochenta tan grande como los Gremlins, los Cazafantasmas o Marty McFly y ya sabéis que en Can it be all so simple no somos neutrales en ese aspecto. Nacimos y nos criamos en esa década y no sólo se nota, sino que lo exhibimos orgullosamente más allá de aquellos que se ponen una camiseta con la portada de Los Goonies sólo porque se imaginan que ese rastro analógico les hace interesantes.
Las noticias sobre la creación de una nueva película (la cuarta) de la saga protagonizada por Eddie Murphy se nos antojaba la excusa perfecta para revisar la trilogía original y ver si el tiempo ha hecho mella o, por el contrario, se han convertido en un clásico atemporal / placer culpable para melancólicos de un pasado cinematográfico mejor. Here we go.

Superdetective en Hollywood (1984)

cibass_superdetective_hollywood_1

Con un adecuado saxofón (para recordarnos que estamos en los ochenta) comienza la primera de esta trilogía y con un fragoroso inicio que incluye persecuciones entre camiones y coches rápidamente se relaja -en el buen sentido de la palabra- para explicarnos como Axel Foley intenta investigar la pista de un amigo suyo desde Detroit a las pretenciosas calles de Beverly Hills. Como debe ser, antes de que Foley se de cuenta estará inmerso en una peligrosa misión contra una red internacional de contrabando de droga.

Con sus Adidas sucias , los tejanos pesqueros y su sudadera con capucha (que luego pasó a ser chaqueta de baseball) la película aguanta el paso del tiempo con un ritmo acertado pero sin atropellos  y, como en tantas otras películas de aquellos años, no faltan sus correspondientes referencias a nuestro admirado Michael Jackson.
Una película meramente de investigación con los gags y chascarrillos verborréicos del Murphy de aquellos tiempos que raramente hubiera funcionado sin el carisma natural del actor protagonista. Hoy en día puede parecer funcional pero sigue siendo muy entretenida.

Superdetective en Hollywood 2 (1987)

cibass_superdetective_en_hollywood2

Viendo los resultados en taquilla de la primera entrega no suponía una sorpresa que tan sólo tres años después se estrenase la segunda parte. Producida ahora por Jerry Bruckheimer y dirigida por el hermanísimo Tony Scott (encargado de la gran “El último boy scout“) desde el comienzo notamos que ya estamos ante una súper producción y que la máquina de Hollywood ha puesto los dólares sobre la mesa.

La película da comienzo con el protagonista en su deportivo y ya notamos el olor a proyecto de franquicia y ataviado con un decepcionante traje pronto vemos a Foley con la ya legendaria chaqueta de baseball con seis chapas (benditos ochenta).
Podemos decir que el guión es un poco más enrevesado que en la primera parte, Tony Scott le da un giro más policíaco y de acción. Y no es que no siga siendo una comedia a grandes rasgos, sino que el director intenta darle un cariz un poco más serio tanto en historia como en el tono en que la desarrolla.

Unido nuevamente a Judge Reinhold y a John Ashton y ahora contra otro icono de los ochenta llamada Brigitte Nielsen la película sigue aguantando el tirón para cinéfilos nostálgicos sin demasiadas pretensiones. Puede que el filme pierda chispa a cambio de ruido y fuegos de artificio y eso hace que tengamos a una especie de Axel Foley descafeinado en algunos momentos pero sigue funcionando.

Superdetective en Hollywood 3 (1994)

cibass_superdetective_en_hollywood_3

Diez años después del estreno de la primera parte y siete de la segunda se estrenaba “Superdetective en Hollywood 3″, ahora dirigida por el anteriormente venerado John Landis que pasaba por horas bajas.
Conservando la chaqueta de los Detroit Lions y con un intento de darle más dinamismo (contextualizándola en un parque temático) que a la segunda entrega esta última parte de la saga intenta volver al espíritu de la anterior con el único problema de que ya estábamos en una década diferente.

Rodada casi íntegramente en un parque de atracciones podemos decir que la escena de la noria sigue siendo espectacular a día de hoy (y más aún si encima cuenta con un cameo de George Lucas) y aderezada con detalles de humor absurdo como el detalle del descacharrante “Aniquilador 2.000″.
A pesar de ser más colorida que las anteriores adolece de ciertos altibajos en el ritmo y en la historia pero aun así, me sigue pareciendo una película más que decente, y sí, a pesar de las críticas que históricamente ha recibido. Cerca de la autoparodia y aún siendo muy entretenida, la saga de Axel Foley cierra su trilogía clásica con una película decente pero menor. Divertida y poco más, la tercera de la saga no hace sino preguntarnos qué hubiera podido hacer el director de “Granujas a todo ritmo” con el gran detective Axel Foley de haber estado en su momento más inspirado. Seguimos amando a Foley.


One Response to “Sesión triple: Superdetective en Hollywood”

  1. Donald_Blake says:

    Una de las trilogía de nuestra infancia. Un poco denostada por el tiempo pero divertida aun

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies