Paletos sureños, universitarios y mucha sangre: ‘Tucker & Dale contra el mal’

Por JD Romero, @JD_Romero23

Podríamos definir históricamente al cine de serie b como el cine de bajo presupuesto distribuido sin publicidad y que originalmente formaba parte de una doble sesión. El término ‘b’ viene de la connotación negativa que el público y la crítica tenía del mismo y consideraríamos a la explotación del género western (el de Almeria) el primer ejemplo del mismo, así como el terror de los años cincuenta y de ahí a toda la escena sci fi, gore e incluso mezcla de los diferentes géneros que hemos visto (algunas veces sufrido y otras disfrutado) en adelante.

El cuervo‘, ‘La noche de los muertos vivientes‘, ‘Posesión infernal‘ o ‘Paranormal activity‘ son algunos de los ejemplos de éxito que el cine de serie b raramente ofrece, películas realizadas con un presupuesto ínfimo cuyo potencial es visto por algún ávido distribuidor y que acaban teniendo éxito en todo el mundo sin un esfuerzo económico previo: talento individual y casero explotado por multinacionales. El dinero es dinero y puede llegar de muchas maneras, no hay una regla fija y menos en Hollywood y sus productoras y distribuidoras.

CIBASS Los protagonistas de Tucker and Dale contra el mal

Desde el spaghetti western o incluso desde Ed Wood (no se pierdan la obra maestra de Tim Burton en forma de biopic) los cinéfilos nos hemos dado cuenta de que la mayoría de obras de este género tienen una calidad mínima en la mayoría de niveles y por lo tanto en la mayoría de ocasiones acabamos pensando que hemos perdido unos maravillosos ochenta o noventa minutos de nuestra vida, la cosa es ¿por qué entonces seguimos volviendo a ella?
Supongo que el cine de serie b responde a nuestra necesidad de ver un cine completamente libre (ni el cine independiente puede decir eso, ya que incluye casi por regla una carga de profundidad adjunta) y que no tiene que dar explicaciones: sangre, ritmo narrativo trepidante, diálogos burros y, en definitiva, una rotura de esquemas del que el cine comercial se suele salir muy raramente. Podríamos decir que seguimos apostando por el cine de serie b porque aunque suponga un 90% de decepciones siempre queda la esperanza del 10% restante, descubrir esa joyita que un amigo nos ha recomendado o que hemos leído en algún foro de deliciosos obesos vírgenes de 32 años.

Tucker & Dale contra el mal‘ forma parte de ese fantástico 10%. Recién editada en español y con el lastre que supuso su filtración en inglés hace casi cuatro años y con los efectos especiales sin terminar, la película (dirigida por el casi desconocido Eli Craig) nos ofrece todo lo que buscamos: un ritmo genial, una buena atmósfera, diálogos frescos, cabañas en el bosque, paletos sureños contra Pocholos universitarios y mucha, mucha sangre.

weddings

La historia que el señor Craig nos ofrece es la siguiente: Dos campestres amigos (Tucker y Dale) deciden pasar las vacaciones en su recién adquirida cabaña de las montañas de Virginia, allí coinciden con un grupo de universitarios que los desprecian por ser estereotipos de paletos en su máxima expresión. Una plácida noche, nuestros rurales protagonistas divisan un fatídico accidente de una de las universitarias que es interpretado (por el grupo de estudiantes) como un asesinato perpretado por Tucker y Dale. Los dos amigos serán entonces perseguidos por el grupo de jóvenes de clase alta en una sucesión de escenas cómicas / sangrientas que harán de la película una maravillosa hora y media para pasar con amigos y unas buenas hamburguesas de bar de barrio, de los que llaman panceta al bacon y vienen con sobres de ketchup con diseño gráfico amateur.

Tucker and Dale vs. Evil, Sundance Film Festival 2010, Midnight

Tucker & Dale contra el mal‘ no es una obra maestra del cine, es una película que da lo que promete y lo da de veras, que tiene un presupuesto limitado pero cuenta con una dirección firme y más que respetable. Entra dentro de ese 10% de filmes de serie b que acabamos recomendando y que hacen que merezca la pena las horas perdidas en el restante porcentaje de ponzoña fílmica ingerido en la búsqueda del santo grial de cine barato. Si os apetece ir directos al grano y ahorraros esa búsqueda, desde CIBASS os recomendamos la sangrienta aventura de Tucker y Dale, los mugrientos antiheroes que nos dieron esperanzas en todo un género. Menos es más.

 

 

CIBASS Puntuación CIBASS Tres puntos


3 Responses to “Paletos sureños, universitarios y mucha sangre: ‘Tucker & Dale contra el mal’”

  1. Mi peli de género favorita del 2010

  2. JLo says:

    Sabrosa mierda.

  3. Wachowski says:

    Me encanta cuando un direct to DVD acaba siendo mejor que estrenos de cine

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies