Leave the gun, take the Cannoli (postre típico siciliano)

Por Redacción CIBASS, @CIBASS_Blog

Los Cannoli son un dulce típicamente siciliano que se comen especialmente durante las fechas de carnaval. Además son un postre muy cinematográfico ya que aparecen en películas como ‘El Padrino’ o series como ‘Los Soprano’. Allá donde tengan una fuerte presencia colectivos de italoamericanos podrás encontrar referencias a este dulce tan famoso.

CIBASS_Christopher Moltisanti comprando Cannoli

*Christopher Moltisanti frente a los Cannoli en la pastelería durante el episodio 1×08 de Los Soprano

Hoy en CIBASS vamos a proporcionarte los pasos para que puedas prepararte una buena ración de Cannolis a tu gusto y pese a que no es un proceso sencillo y requiere de ingredientes que tendrás que ir a buscar a tiendas de productos italianos, es todo un homenaje gastronómico si quieres compartir con amigos una sesión de cine y series de temática italiana.

Ingredientes

1-Para crear la masa de galleta

2-Para crear el relleno

3-Para montar y rellenar

Aunque existen diferentes variantes del dulce y pueden decorarse con varios elementos, vamos a hacer la receta completa y dejamos los detalles del cierre y decoración a tu gusto (chocolate rallado, trozos de pistacho, cerezas confitadas, etc).

CIBASS_Cannoli listos decorados con chocolate

Las cantidades que se anotaron anteriormente sirven para hacer una ración de 24 dulces y digamos que los cannoli se dividen en tres fases de trabajo:

Instrucciones

1-Preparar la masa de galleta (el contenedor)

Primero batiremos la mantequilla mezclándola con el azúcar hasta conseguir una textura cremosa. A continuación batimos el huevo y se lo añadimos a la crema.

A esta primera ‘versión’ le iremos añadiendo gradualmente harina, canela, sal, café y chocolate en polvo y mientras seguimos batiendo y mezclando iremos añadiendo un poco de vino blanco y otro poco de vino Marsala. El objetivo final es tener directamente un bollo que contenga toda la masa que usaremos para crear el ‘exterior’.

Pero este bollo hay que trabajarlo: hay que amasarlo, amasarlo y volverlo a amasar. Ahora la finalidad es conseguir una masa lo más plana, fina y homogénea posible de galleta para nuestros Cannolis. Lo ideal es conseguir un buen equilibrio en cuanto a esta masa: que sea suave, homogénea, un poco elástica y a la vez que sea firme.

A partir de ahí hay que dejarla reposar en la nevera. Para que la masa no adquiera ningún sabor del entorno, recomendamos cubrirla con papel plástico envolvente de cocina.

2-Preparar el relleno (el contenido)

De cara a conseguir la crema para el relleno, antes que nada nos encargaremos de drenar un poco la ricotta, ya que tenemos que intentar quitarle todo el agua posible para que nos estropee el resto del proceso. Una vez que esté bien tamizada, pasaremos a mezclarla con azucar, removiéndo la masa lentamente.
Para asegurarnos (one more time) de que la masa pierda todo el agua sobrante, dejamos reposar la masa y volvemos a tamizar la masa filtrándola de nuevo y obteniendo una relativa crema. A partir de ahí podemos incluir mientras removemos ingredientes como la esencia de vainilla o el chocolate.
De momento, devolveremos esta crema a la nevera en un recipiente cerrado.

3-El montaje y rellenado

Ahora viene una operación algo más ‘compleja’: consiste en cortar la masa estirada en 24 cuadrados. Hay gente que usa moldes para cortarlos, pero si eres más artesano o artesana puedes medir longitudes y anchos, hacerte tus propios cálculos y dedicarte con esmero a extraer 24 cuadrados de masa. No importa si sobra, estamos en la primera experiencia y más adelante seguro que afinaremos mejor.

A continuación tenemos que freir estos cuadraditos en aceite de girasol, pero con el envoltorio ya formado. Hay peña que usa unos cilindros de metal para enrollar los cuadraditos de forma diagonal y dar la futura forma al cannoli y así los echa directamente al aceite caliente. Otros usan pequeñas cañas de bambú. En cualquier caso, dado que irá directamente al aceite caliente, es fundamental que el objeto que usemos a modo de molde sea capaz de aguantar altas temperaturas y no desprenda ni sabores ni partículas propias (que sea apto para cocinar). Antes de echarlos al aceite caliente, sellaremos la envoltura de cada Cannoli con un poco de clara de huevo.

CIBASS_Cannoli huecos listos para rellenar

Al final tendremos un set de 24 cannolis fritos ya y que al enfriarse podremos retirar con mucho mimo de sus moldes. Nos quedarán huecos y listos para rellenar.

Solo nos queda pasar el relleno a una manga de reposteria y rellenar los envoltorios con generosidad, haciendo que el relleno sobresalga de los extremos.

Por último, espolvorearlos bien con azúcar glas y decorar con nuestros pistachos troceados.

Y a disfrutar. Así que no olvides,

‘Leave the gun, take the Cannoli’

 

 


Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies