Lejos, pero muy lejos con Ara Malikian

Por Alberto Pérez, @NoUso

Un día escuchando la radio, aunque no recuerdo qué ni en qué emisora, oí hablar de un tal Ara Malikian. Resultó ser un violinista Armenio, pero que vivía y hacía carrera en España, en Madrid, en concreto.

Empecé a rebuscar por internet y me encontré con un “señor con pintas”, pelo largo, pantalones de payaso, desaliñado, con el arco del violín que parecía roto. Más me llamó la atención, empecé a leer, que si reconocido mundialmente, que si toca con las mejores sinfónicas del mundo, en los mejores teatros y óperas, que si las mejores representaciones de los clásicos que se había visto nunca.

Después vi algo por ahí de un metro, un señor que tocaba el violín en el metro y que nadie le daba un euro, y que resultaba ser uno de los mejores del mundo. La curiosidad mató al gato, dicen, pero yo seguía buscando por ahí, y me encontré que había un disco, con José Luis Montón, un gran guitarrista flamenco, “De la felicidad”, una auténtica maravilla sonora y donde se encuentra este tema, “Contigo”, como ejemplo.

Pero claro, esto incrementó la curiosidad del que os escribe, y me encontré con que el bueno de Ara Malikian tenía un espectáculo para niños, PaGaGnini, un proyecto de música y comedia con la que demostrar que ni la música clásica ni los instrumentos clásicos tenían porque ser algo de otros tiempos. Os dejo la promoción del espectáculo, que es un resumen espectacular (aunque yo sólo he podido verlo en vídeo, no en directo).

Pero a lo que venía, y no era necesaria una introducción tan amplia, ni para hablar de que además participa en montones de proyectos de difusión de la música, para niños y adultos, ni que aún nadie se explica porqué en 2013 el gobierno le denegó la nacionalidad española dejándole con una inseguridad jurídica tremenda, después de llevar en España más años “que la potito”, si no para hablar de otra cosa.

Hace unos días estuve colaborando con el blog Cine en Serio cubriendo una parte del Filmin Music Festival, y viendo el documental sobre la Sala Clamores, aparecían Ara Malikian y Fernando Egozcue, y mientras los veía, un montón de sentimientos se me venían a la mente. Porque si hay un disco que me ha gustado por encima de la mayoría de los que he escuchado nunca, ese ha sido “Lejos”. Lejos es una barbaridad, una auténtica bestia musical. Lejos es una mezcla de violín, guitarra y piano, que pasan por el clásico, el jazz, el flamenco, el tango, músicas de arabia y centroeuropa, en un conjunto perfecto de armonías, y es que no por gusto Ara Malikian habla de Egozcue como un compositor que debería estar a la altura de Bethoveen.

Malikian-Fernando-Egozcue-Auditori-Siero_TINIMA20140106_0250_5

*Imagen promocional de Ara Malikian y Fernando Egozcue

Y Lejos, sobre todas las cosas y como su propio nombre indica, es un disco de melancolía. Por eso, a pesar de ser de mis LP’s favoritos, nunca lo tengo a mano. Lejos produce algo dentro de mi, y cerrar los ojos mientras escucho cualquiera de sus notas es tener el corazón en un puño, la barbilla semihundida y las lágrimas a punto de saltar. En realidad, a lo que venía yo era a confesaros esto, y no se me ocurría un sitio mejor que donde nunca se hablan de estas cosas tan bonitas ni personales para hacerlo.

También es una deuda pendiente con alguien tan desconocido para el gran público como es Ara Malikian, quien debería estar en la mente de todo el mundo cuando se habla de música en este país. Reivindicar su talento debería ser obligatorio para todo el mundo. Espero que lo disfruteis y lo conozcais, y que al menos signifique algo para ustedes.

Abajo os dejamos el disco “Lejos” en Spotify para que lo escuchéis.

 

 


Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies