Sin perdón, la deconstrucción del super héroe del desierto

Por JD Romero, @JD_Romero23

-Es usted William Munny de Missouri, el asesino de niños y mujeres.
-Así es. He matado a mujer y niños, he disparado sobre cualquier cosa que tuviera vida y se moviera. Y hoy he venido a matarle a usted.

CIBASS_unforgiven-sin_perdon

Podríamos definir a Clint Eastwood (California, 1930) como uno de los primeros super héroes que vimos en el cine, sin capa pero con poncho, y con las mismas lineas de diálogo que tuvo Batman en 1989; casi ninguna. Veíamos aparecer su silueta con el polvo tras él, encumbrado bajo la apabullante música de Morricone y nos parecía ver a un super hombre, quizás no vivía en Metropolis o Gotham pero nuestra reacción al verlo era igual o tan fuerte como con los iconos de Marvel o DC.
A finales de 1963, el compañero de reparto en la serie ‘Rawhide’ rechazó la oferta para protagonizar un spaghetti western rodado en España llamado ‘Por un puñado de dólares’ y entonces llamaron a Eastwood. Clint firmó por 15.000 dólares y un Mercedes Benz y el resto es historia: había nacido el macho alfa del desierto de Almería, un héroe con una sombra tan alargada que llegó incluso a la animación (sí, con Lucky Luke).

Lo curioso de ‘Sin perdón’ es que significa la deconstrucción de los arquetipos que el propio Eastwood (acompañado de Leone y Morricone) habían establecido: de la seguridad y autoconfianza al miedo y las dudas, de la juventud y la habilidad a la madurez y el comienzo de la torpeza. Por si fuera poco, Morgan Freeman y Gene Hackman acompañaban al de California en la película, ahí es nada.
Rodada en el año de nuestras Olimpiadas y la Exposición Universal, la película cuenta la historia de William Munny, un bandido ahora retirado, viudo y padre de dos hijos que pasa por grandes dificultades para seguir adelante. De momento, pasa por sus narices la última oportunidad de hacer dinero; un último encargo. Acompañado de un viejo compañero de aventuras (un magnifico Freeman) y de un jóven y presuntuoso inexperto (Jaimz Woolvett), Munny tendrá que matar a dos tipos que cortaron la cara a una prostituta.

CIBASS_Unforgiven_Gene_Hackman

‘Sin perdón’ no idealiza al personaje como habíamos visto con anterioridad, más bien al contrario, a pesar de tener cierto tono crepuscular (lo siento, he tenido que utilizar esa expresión) Eastwood (como director también de la película) añade cierto tono pesimista en esta obra que significa la desmitificación del héroe, aun con la carga de violencia y romanticismo y venganza que la cinta incluye.
William Munny se aleja de la humanidad, intenta ocultarse en una granja y formar una familia en la madurez, en una zona donde no hay nadie a quien matar… ni negocio que resista. Pero no puede alejarse de si mismo y el héroe oxidado vuelve a la carga, para gozo de todos nosotros.’Unforgiven’ (título original) es una de esas películas que uno puede volver a ver cada tres meses, una obra perfectamente ejecutada, que no es hija de su tiempo y que madura como un habano en un humidor, cada vez que vuelves a ella es más apasionante, mas triste y más cruda. Si los super héroes tenían problemas y sufrían en ‘Watchmen’ (Alan Moore) en ‘Sin perdón’ asistimos a la humanización de los cowboys, los bandidos, las prostitutas y los sheriffs, hay un corazón detrás de cada pistola, y una historia debajo de cada sombrero.

CIBASS_Unforgiven


One Response to “Sin perdón, la deconstrucción del super héroe del desierto”

  1. JLo says:

    Sin Perdón y Gran Torino son el cierre del círculo de sus respectivos géneros, el ocaso del superhéroe hasta degenerarlo en un ser terrenal. Todo ello hecho de forma magistral.

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies