Mallrats, humor geek bajo presión

Por JD Romero, @JD_Romero23

Corría el año 95 y un jovencísimo Kevin Smith (Nueva Jersey, 1970) tenía la ardua tarea de superar ‘Clerks’, su primer y celebrado trabajo, rodado con sólo 27.000 dólares y considerado hoy un clásico de culto nerd.
Con el respaldo -y la presión- de estar ahora bajo una productora multinacional, Smith tenía ahora dos grandes obligaciones; por un lado dar a los geeks (y a los que no lo eran) algo igual o superior a su anterior película y por otra parte que la misma recaudara lo suficiente para que los productores ejecutivos ganaran dinero.

fridayfive-mallrats-jay-silent-bob

La historia que Smith entregó al estudio iba sobre dos frikazos (no lo suficientemente frikies como para no tener pareja, pero si para muchas de las otras cosas, para que todos en cierto modo podamos identificarnos con ellos) que son abandonados a la vez por sus respectivas novias. Uno de ellos (Brodie, interpretado por Jason Lee) decide que lo mejor es pasar el día en el centro comercial (consumismo + seguridad privada y espacio cerrado).
Lo que iba a ser un tranquilo día de ‘mall’ comiendo galletas y ojeando cómics se convierte en una especie de aventura coloreada con variopintos personajes del mundo geek (y del normal) estadounidense; Jay y Bob el silencioso, el superficial guaperas de la tienda de ropa de caballero (interpretado por Ben Affleck), la ahora ex de Brodie (Shannon Doherty, de ‘Beverly Hills 90210′), el freak obeso al que le es imposible ver un dibujo tridimensional y lógicamente sin olvidar el mejor cameo de la película: Stan Lee.

stan-lee-mallrats

El estudio acogió el guión de Smith con entusiasmo, casi etiquetándolo de obra de Woody Allen para aficionados a los cómics, aunque por desgracia los resultados en taquilla no fueron los esperados.
En la cinta encontramos diálogos más simples -e incluso escatológicos- que en la anterior obra del de Nueva Jersey, pero sin embargo estamos ante una película de las más entretenidas (hablando en términos de ritmo narrativo) y muy dinámica, dirigida con discreción, es también más comercial que ‘Clerks‘, pero también más accesible.
Kevin Smith huye de la típica ‘teen comedy’ tan de moda en los 90 para ofrecernos un producto diferente formado por pequeños microuniversos de aquellos que encuentran la esperanza a la monotonía en los cómics, videojuegos o películas. Personas completamente inocentes que acaban haciendo daño a sus seres más cercanos debido a su incapacidad para adaptarse a aquello que es más sencillo para el resto de mortales: las relaciones sociales.

Mallrats-kevin-smith-pelicula

Diálogos sobre el Batman de Burton, sexo entre superhéroes, Nueva Jersey o videojuegos de hockey, la cultura popular de los noventa desde el punto de vista de aquellos a los que sí les importaba. El orondo realizador de Jersey en estado puro para bien o para mal, intentando crear unos personajes en situaciones que gusten a todos. Como alguien dijo “Es chabacana, es pueril, simplona y escatológica, pero me encanta”.
Smith estaba antes de ‘The Big Bang Theory‘: Pulp para el gran público, Coca Cola light (que no Zero) para los nerds.

Bola extra: tracklist con una recopilación de canciones de películas de Kevin Smith y mucho más en el perfil de CIBASS en Spotify (cibass_blog):


2 Responses to “Mallrats, humor geek bajo presión”

  1. Ziggler says:

    Clerks y Clerks 2 las mejores de KS

  2. JLo says:

     Lois no podría nunca tener un hijo de Superman, ¿crees que sus trompas de Falopio aguantarían su esperma? Seguro que cuando se corre es como un tiro atravesando su espalda.

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies