Fantasmas en Nueva York…¿A quién vas a llamar?

Por JD Romero, @JD_Romero23

No estamos aquí solo para hacernos con un par de yates, sino para hacer algo muy muy importante“. Con esas palabras recibía a la prensa Bill Murray, en 1984, durante el making of de “Los Cazafantasmas” (Columbia Pictures).

CIBASS Cazafantasmas

Dirigida por Ivan Reitman y escrita por unos jóvenes Dan Aykroid y Harold Ramis (salidos de ‘Saturday Night Live‘ y también protagonistas de la cinta) la película co-protagonizada por Sigourney Weaver (Alien), Ernie Hudson (originalmente su papel se escribió para Eddie Murphy) o Rick Moranis (Second City Troupe) se inspiraba en los viejos clásicos sobre cazar fantasmas, como los de Abbot y Costello.

Tres parapsicólogos de Nueva York (Murray, Aykroid y Ramis) son despedidos de la universidad donde trabajan y deciden montar un curioso negocio, que consiste en la eliminación de entes paranormales mediante un sistema nuclear en forma de mochila.
Al principio los cazafantasmas son recibidos con bastante escepticismo, pero cuando la ‘Gran Manzana’ se ve poseída por más y más espíritus, su contratación se convierte en una necesidad imperiosa para los neoyorquinos, hasta el punto de que el propio ayuntamiento acaba reclamándolos.

CIBASS Cazafantasmas en el ascensor

Construída bajo el impresionante diseño de producción de John DeCuir (que ya había ganado tres Óscar) y con los efectos especiales de Richard Edlund (que a su vez ya contaba con cuatro estatuillas) encargado también de maravillas como Star Wars y En busca del Arca Perdida, ‘los cazafantasmas’ pronto se postuló como un grandísimo placer culpable que el tiempo ha convertido en clásico.

Grandes actores, un ya reputado director, genial banda sonora, humor, espíritus, mitología, una canción principal convertida ya en himno ochentero (who yo gon’ call?), el ya legendario ecto-móvil, el fantasma Slimmer (inspirado en el fallecido John Belushi y su glotonería) uno de los logos más reconocidos en el primer mundo y cómo no, la ciudad de Nueva York, hacen que esta película -más allá del icono retro y pop que supone- siga siendo un perfecto disfrute de calidad al revisarla tras casi 30 años de su estreno en salas.

“Los cazafantasmas” comienza con la mítica escena de la biblioteca de Nueva York (“mi tío creía que era San Jerónimo”) y va desarrollando personajes de manera ejemplar (el intelectual sin vida social, el charlatán y ligón, el diplomático e idealista e incluso el afroamericano) hasta convertirse en el ejemplo perfecto de guión comercial con exquisita evolución dramática.

CIBASS cazafantasmas Rick Moranis

A punto de comenzar con el rodaje de la tercera parte y obviando la segunda (aunque tiene sus momentos, merece otra oportunidad) “Ghostbusters” sigue siendo para un servidor la perfecta cinta disfrutable (aunque ahora en Blu-ray) para -casi- todas las edades, y ahora que en el cine comercial apenas podemos dilucidar qué ocurre en pantalla con esos hiper nerviosos movimientos de cámara que todos (excepto los fans de MYHYV) odiamos, “Los cazafantasmas” sube aún más si cabe en nuestro escalafón de películas para ver durante toda la vida. ¿A quién vas a llamar?.

 

CIBASS Puntuación CIBASS Cinco puntos


One Response to “Fantasmas en Nueva York…¿A quién vas a llamar?”

  1. […] que no ha envejecido y que hoy es un icono cultural con una base de calidad real. Ya hicimos nuestra propia review en uno de los primeros artículos de Can it be all so simple, pero hoy en el treinta aniversario de nuestros científicos favoritos os dejamos con algunas de […]

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies